Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Conocemos KOMOBI, el dispositivo de seguridad motera referencia en España, de la mano de su fundador Jesús Carnerero

12 Feb. 24 | 08:35
Foto: Jesus Carnerero, fundador de KOMOBI

La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso para hacer nuestras vidas cada vez más fáciles y seguras. Lo vemos reflejado cada día en móviles, ordenadores e incluso en nuestros vehículos

Hemos tenido la oportunidad de visitar la empresa sevillana KOMOBI. La tecnológica se ha encargado de estar al frente de la revolución de los dispositivos inteligentes para motos, desarrollando un producto capaz de detectar si uno de sus usuarios ha sufrido un accidente. Cuando esto sucede, los agentes de KOMOBI contactan de inmediato con los servicios de emergencia para dar asistencia al motero en situación de peligro.

El suceso que lo cambió todo

Un producto así no nació de la noche a la mañana. Fue el resultado del esfuerzo, la dedicación y la ilusión de un grupo de jóvenes que quiso marcar la diferencia en el mundo tras sufrir un evento traumático. Hace 12 años, Jesús Carnerero, uno de los fundadores de KOMOBI, vivió una de las peores experiencias que le puede suceder a alguien: perder a un ser querido en un accidente de moto.

TE INTERESA VER:
ClassicMadrid 2024 abre sus puertas para la edición de este año

Uno de sus amigos sufrió un accidente en la ciudad de Sevilla. Nadie supo que estaba herido hasta que fue demasiado tarde. “Si alguien hubiera sabido que mi amigo necesitaba ayuda, podría haberse salvado y estaría hoy con nosotros”, lamenta Jesús, “ahí comprendí que las motos necesitan contar con un sistema capaz de salvar vidas en caso de accidente”.

Si los coches deben contar con un sistema eCall obligatorio, ¿por qué las motos no?

Desde 2018, todos los coches deben incorporar el sistema eCall, es decir, de llamada a emergencias en caso de accidente. Lo paradójico es que, las motos, siendo los vehículos más vulnerables y con peor tasa de mortalidad, no estén obligadas a contar con este sistema.

TE INTERESA VER:
Hyosung Bobber GV 125S EVO

“Los motoristas también necesitamos estar protegidos”, defiende Carnerero, “En KOMOBI, nuestro propósito es salvar las máximas vidas posibles, ofreciendo una localización exacta a los servicios sanitarios para reducir así el tiempo de respuesta tras haber ocurrido un accidente”. Se estima que los 60 minutos posteriores a un accidente pueden suponer la diferencia entre la vida y la muerte. A este intervalo de tiempo se le denomina como “la hora de oro”.

Con dispositivos inteligentes como KOMOBI, capaces de contactar con el usuario en los primeros 2 minutos tras haber sufrido un accidente, y poder avisar antes de 5 minutos al 112. De esta forma, las probabilidades de sufrir daños irreversibles se reducen drásticamente. En pocos años, KOMOBI ha conseguido posicionarse, para muchos, como una de las mejores empresas tecnológicas dedicadas al mundo de la moto. Cuando la prioridad es salvar vidas, es solo cuestión de tiempo que esto suceda.

TE INTERESA VER:
Castrol XR77: lo último en lubricantes de competición para motores 2T

Conectar motos para salvar vidas

“Queremos conectar el máximo número de motos posibles para garantizar que nadie vuelva a estar solo tras sufrir un accidente”, nos afirma Jesús, “y eso es lo que estamos consiguiendo”. En tan solo 4 años desde que surgió la idea, KOMOBI ha conseguido conectar a más de 20.000 usuarios, y estar presente en más de 150 puntos físicos repartidos por toda España. Incluso ha llegado a nuestros vecinos de Italia, donde ya está presente en más de 40 puntos físicos de renombre.

Los datos hablan por sí solos. En tan solo 2023, la empresa sevillana ha detectado más de 5.000 accidentes, de los cuales cientos de ellos han precisado asistencia sanitaria. ¿Cómo lo hacen? Gracias al software que ellos mismos han desarrollado, el dispositivo es capaz de detectar cambios abruptos en la velocidad e inclinación del vehículo.

TE INTERESA VER:
Hanway G15 125: una trail adventure capaz de llevarte donde te propongas

Cuando esto sucede, los agentes de KOMOBI reciben una alerta urgente, avisando de que uno de sus usuarios ha podido sufrir una caída. En menos de un minuto, los agentes llaman al accidentado por teléfono para comprobar la situación, y, si fuera necesario, movilizar a los servicios de emergencia al lugar exacto en el que se encuentre. Además, sus contactos de emergencia recibirán SMS automáticos actualizándole en tiempo real para estar al tanto de la situación.

“Nuestra misión como empresa es salvar vidas” nos asegura Jesús, “reduciendo al máximo el tiempo de alerta para incrementar las probabilidades de supervivencia o disminuir la gravedad de las secuelas que puedan sufrir los motoristas.”

Estamos seguros de que la tecnología seguirá revolucionando nuestras vidas, pero con historias como la de Jesús y el equipo de KOMOBI, comprobamos una vez más como las personas somos quienes tenemos el poder de ser el motor del cambio.

TE INTERESA VER:
Galfer continuará la aventura con MXGP

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!