Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Honda CBR 1000 RR-R 2020: Más “R” que nunca

11 Feb. 20 | 22:00
FOTO: HONDA
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Tu ambición ha superado a tu talento« CS27
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Ya está disponible una de las novedades más esperadas de este 2020. Se trata de la versión de calle de la moto que intentará devolver a Honda a lo más alto del Mundial de SBK.

La Honda CBR 1000 RR-R Fireblade se ha renovado por completo para convertirse en una de las superbikes más potentes y avanzadas del momento. Las Fireblade siempre se caracterizaron por ser motos potentes, pero a la vez amables con el piloto, donde la potencia bruta no era lo importante. De hecho, el modelo anterior era el menos potente de sus competidoras, aunque por el contrario su peso se encontraba entre los mas livianos de la categoría.  Todo esto ha cambiado y se ha diseñado una nueva moto desde cero, contando con la ayuda del departamento de competición HRC.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Vyrus Alyen. Un Vyrus con alma Ducati
Honda
FOTO: HONDA

Tetracilíndrico en línea

Para el motor se ha optado por un 4 cilindros en línea de carrera corta, cuyos cilindros cuentan con el mismo diámetro por carrera que la Honda RCV de MotoGP (81mm x 48.5mm) y que arroja una potencia de 215 CV a 14.500 rpm (22 CV más que su predecesora) y un par motor de 113 NM a 12.500 rpm.

Electrónica de MotoGP

Para gestionar toda esa potencia, se ha montado una IMU de seis ejes controlando un paquete electrónico de primer nivel. Incluye acelerador electrónico, 5 mapas de gestión del motor, control de retención del motor (ajustable en 3 posiciones), 2 posiciones de ABS, control de tracción (ajustable en 9 posiciones y desconectable) y que se complementa con un control de deslizamiento de la rueda trasera que permite realizar derrapes pero eliminando los deslizamientos bruscos, un anti-wheelie (ajustable en 3 posiciones y desconectable) así como un control de salidas también ajustable.

Todo gobernado a través de una pantalla TFT a color que ofrece 5 modos de visualización y 3 modos de conducción de la moto (Track, Sport y Rain) que ajustan los parámetros anteriormente señalados, así como la posibilidad de hacerlo individualmente según las preferencias de cada piloto.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Los fabricantes de motos solicitan que se atrase la entrada de la Euro 5
Honda
FOTO: HONDA

El chasis sigue siendo un doble viga en aluminio que ha sido convenientemente modificado para mejorar la rigidez en todos sus apartados. Cuenta con un basculante en aluminio más largo y una distancia entre ejes mayor para mejorar la estabilidad. El peso en orden de marcha (incluido los 16 litros de capacidad del depósito de combustible) se sitúa en 201 kg.

Dos versiones de la Honda

La parte ciclo es la que diferencia las dos versiones disponibles de este modelo, la versión SP cuenta con suspensiones electrónicas firmadas por Öhlins unido a unas pinzas de anclaje radial Brembo. En la versión “estándar”, las suspensiones vienen firmadas por Showa siendo Nissin la encargada del sistema de frenado. En ambos modelos, el amortiguador de dirección electrónico es de Showa.

ARTÍCULO RELACIONADO:  ¿Y si volviesen los motores de dos tiempos?
Honda
FOTO: HONDA

Precio

En definitiva, Honda ha puesto toda la carne en el asador para desarrollar esta moto, que ya probó el campeón del mundo Marc Márquez. Estará disponible en dos colores (negro mate perlado y rojo grand prix) y con un precio que arrancará en 24.500 euros para la versión “estándar” y en 29.000 euros para la versión SP.

Más MOTOS en Motosan.es… Suscríbete en la campanita, ¡es GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!