Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Líquido de frenos: todo lo que debes saber para un mantenimiento correcto

12 Dic. 23 | 08:40
Foto: Unsplash

El líquido de frenos es un importante componente en el sistema de frenos de nuestra moto. Y que esté siempre en buen estado, es vital para nuestra seguridad. Y sin embargo, no siempre se le presta la atención necesaria

Del líquido de frenos conviene saber unas pocas cosas. No muchas, pero es importante tenerlo claro. En muchas motos vemos como el líquido está muy oscuro, casi negro (o negro del todo)… igual han pasado 3 o 4 años y el líquido no se ha cambiado. Y en los hidráulicos de frenos traseros, peor. La sustitución periódica y relativamente frecuente del líquido de frenos es aún una asignatura pendiente, probablemente por ignorancia, porque la sustitución del líquido de frenos no es una operación cara, y nuestra seguridad depende en gran medida de ese cambio.

  1. El líquido de frenos es un producto que se degrada muy rápido si no se conserva en las condiciones adecuadas. Estos líquidos se degradan desde el momento en que se abre el bote nuevo que lo contiene y entra en contacto con el aire. Por esta razón, los líquidos de frenos se venden en envases pequeños, porque una vez abierto el envase ya se inicia el proceso de degradación. Salvo en los talleres, en donde estos botes se consumen rápido, no es aconsejable comprar botes grandes o medianos y tenerlos meses o incluso años en el garaje de casa.
  2. La degradación es un proceso por el cual el líquido de frenos coge humedad. La humedad se va absorviendo poco a poco (cuantas más burbujas de aire haya en el sistema hidráulico, mas humedad absorverá). De ahí la importancia de que el depósito de líquido esté siempre en el nivel máximo. La absorción de la humedad hace que se vaya oxidando y cogiendo un tono cada vez más oscuro.  Y las párticulas de suciedad ayudarán a esa muy mala coloración. Un líquido negro o marrón oscuro ya nos dice que el líquido está para ser cambiado porque ha perdido propiedades y que ya no garantiza una frenada óptima.
  3. El punto de ebullición de un liquido de frenos es fundamental. Estos líquidos se calientan, y mucho y tienden a entrar en ebullición. En ese momento, el líquido ya no funciona bien y la frenada se resiente, y mucho. Lo que hace la humedad es rebajar la temperatura de ebullición. Más aún, al entrar en ebullición, se generan burbujas de vapor que generan más humedad. Círculo vicioso: cuanto más degradado está, más rápido se degrada. Y peor vamos frenando. Al ser un proceso gradual, casi no lo notamos y por eso lo olvidamos.
TE INTERESA VER:
Galfer continuará la aventura con MXGP

Todo lo anterior se entiende bien: un liquido más o menos degradado perjudica, y bastante, la eficacia de la frenada de nuestra moto. Lo mejor es cambiarlo 1 vez al año, o una vez cada 2 años como máximo. Los que hagáis conducción deportiva y le déis caña a los frenos, ni lo dudéis: cambiarlo 1 vez al año. Y si hacéis circuito, 1 vez al año es una eternidad.

Otra cosa importante: los tipos de líquidos y su manipulado

El más común y el que llevan la inmensa mayoría de las motos de serie es el Dot4. Si castigas mucho los frenos o haces circuito, puedes usar el Dot5.1. Es una evolución del Dot4, con un punto de ebullición algo superior. Es algo más caro y sólo merece la pena si te metes en circuito o siempre vas muy cargado y a buen ritmo.  El mercado también nos ofrece el Dot3, pero es desaconsejable por su baja temperatura de ebullición. Puede valer para una emergencia, incluso mezclado con Dot4. Pero pasada la emergencia, sustituirlo.

Y ojo, no confundiros con el Dot5. Este último es totalmente desaconsejable. Mucho más caro y mucho más corrosivo. Es de origen militar, proviene de laona y sólo se usa en motos muy especiales de carreras. No se puede mezclar con el Dot4, no se puede montar en sistemas de freno con ABS y de hecho, algunas bombas de freno son incompatibles con el Dot5 por su exceso de corrosión. Olvidarlo. Todos los líquidos de frenos son muy corrosivos y hay que tener cuidado cuando se manipulan. Si caen en la pintura de la moto, la fastidian. Siempre que vayáis a rellenar líquido, poner un buen paño bajo el depósito para proteger la moto.

TE INTERESA VER:
Hyosung Bobber GV 125S EVO

Por último, un buen consejo: si no estais seguros de hacerlo bien, acudir a un taller para que os lo cambie. Si la moto tiene ABS, frenada integral o repatidor de frenada, no podréis sustituirlo sin el utillaje adecuado.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!