Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

¿Cómo sacarle el mayor partido a mi moto en 2021?

5 May. 21 | 21:00
Foto: Unsplah
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Never give up“ – Pol Espargaró #44
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Comprarse un bien de las características y del valor de una moto siempre supone una decisión importante, no solo por la inversión inicial que esto implica, sino por todo lo que viene asociado a su adquisición. Por todo ello es importante saber cómo sacarle el máximo partido a una moto, tarea bastante sencilla actualmente.

El primer paso si buscamos optimizar el rendimiento que le sacamos a nuestra querida moto por cada euro que invertimos en ella, lo más conveniente es rastrear el mercado para encontrar mejores precios en el seguro y así ahorrarnos algo de dinero en la póliza. De esta forma nos aseguraremos de no estar pagando de más de manera recurrente.

Es importante analizar una serie de aspectos en cuanto al seguro de moto, puesto que en ocasiones, como se suele decir, lo barato sale caro y por ahorrarnos unos euros al mes, no contamos con la cobertura necesaria para determinados problemas que puedan surgir. Para evitar que esto ocurra, se deben elegir las coberturas necesarias, sin escatimar pero sin pasarse, teniendo en cuenta también la cobertura general del seguro, el cual puede ser a terceros básico (seguro de responsabilidad civil obligatorio), póliza a terceros ampliada o bien un seguro a todo riesgo.

Pero el coste del seguro no solo depende de las coberturas que se le quieran añadir, también hay que tener en cuenta unos aspectos que se “escapan al control” del usuario en cuestión como su edad y la antigüedad del carnet de moto, y otros elementos que sí se pueden cuidar como las infracciones cometidas, que pueden hacer que la prima incremente o incluso ayudar a recibir una bonificación.

Procurar ahorrar en el seguro de la moto, ¿acierto o error?

En cuanto al tipo de pago, lo más aconsejable, en caso de ser posible, es elegir un pago único, para evitar los intereses que suman coste a las tasas mensuales. Ahora bien, una vez tengamos la moto en nuestro poder y todos los papeles arreglados, el primer paso para sacar el mayor partido a este vehículo es realizar un rodaje previo, sea el modelo de moto que sea, ya que con esto se conseguirán asentar los distintos elementos y encajar correctamente unos con otros.

Suele haber una cuantía fija de kilómetros recomendados para el rodaje en función del fabricante. Esto debería estar indicado en el manual de uso, aunque en ocasiones no se incluye. Si es así, lo más aconsejable es realizar un rodaje de unos 1.000 kilómetros, a modo de prueba de la moto.

Para ello, no se debe forzar la maquinaria, al contrario, se debe tratar el vehículo como si se estuviese haciendo vida normal, circulando por todo tipo de carreteras, aunque es aconsejable evitar aquellas que no están asfaltadas o que se encuentran en malas condiciones y procurar combinar las vías rápidas como autovías y autopistas con carreteras secundarias y de ciudad, puesto que si solo se conduce a una velocidad constante, sin grandes cambios, no se podrá medir correctamente la respuesta que ofrece el motor, por lo que el rodaje sería inservible.

Lo primero que se debe hacer, un buen rodaje

Las revoluciones tampoco deben ser constantes, se debe realizar dentro de los márgenes establecidos por el fabricante, pero subiendo la intensidad a medida que se va avanzando.

A pesar de lo que se suele pensar, el rodaje no se basa únicamente en la prueba del motor de la moto, sino que sirve también para asentar otras piezas, como las pastillas de freno, sumamente importantes en el óptimo funcionamiento de este elemento tan básico en la conducción. El rodaje de las pastillas suele tomar unos 300 kilómetros, hasta que consiguen adaptarse a la perfección con el disco de freno. Hasta entonces, lo más aconsejable es realizar frenadas cortas y suaves.

Otro elemento importante a poner a prueba durante el rodaje de la moto son las ruedas, ya que vienen recubiertas con una capa de parafina y silicona. Para eliminarla y conseguir que estas comiencen a agarrarse totalmente al asfalto debe conducirse de forma suave y cuidadosa durante los primeros 100 ó 200 kilómetros.

Una vez concluido el proceso de prueba, es importante cambiar el aceite de la moto, puesto que se habrá ensuciado durante el reajuste de las piezas y debe permanecer siempre en buen estado.

¿Qué hay que tener en cuenta para sacar el máximo partido al motor?

Una vez se haya concluido el período de rodaje, ya se puede comenzar a hacer vida normal con la moto, pero manteniéndola siempre en perfecto estado, para poder sacarle el máximo rendimiento posible.

Para ello, aunque este paso se debería haber hecho en la etapa de análisis, se deben conocer a la perfección todas las características de la moto y las necesidades de cada una de ellas. Se debe llevar a cabo un correcto mantenimiento y, para ello, es necesario pasar ciertas revisiones de forma periódica, para evitar determinadas averías.

Hay que saber aprovechar al máximo el torque y la potencia de la moto, así como el bloque compuesto por acelerador, embrague y caja de cambios. Este último se debe usar con suavidad, sabiendo en qué momento se debe utilizar cada uno y haciéndolo de la forma correcta, sin movimientos bruscos y de forma progresiva.

Una conducción suave es básica para aprovechar al máximo una moto y esta se puede conseguir encontrando el equilibrio entre las revoluciones y las marchas necesarias. Sacar el mejor partido a una moto en 2021 es sumamente sencillo, solo hay que prestar atención a una serie de aspectos básicos y, por supuesto, conducir siempre con cuidado y de forma responsable.

¿Ya te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? Pues ahora deja TU OPINIÓN debajo en los comentarios

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!