Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Motos para el A2 sin arruinarse

10 Sep. 19 | 16:10
¿Qué moto económica comprar para el A2?
Imagen: Mark Farías
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Kevin Schwantz y yo chocamos muchas veces, pero casi nunca sin querer« – WAYNE RAINEY
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Si tienes recién sacado el A2 y tu economía no te permite muchas alegrías, no te desesperes. En el mercado de segunda mano existen motos de todos los tipos y para casi todos los bolsillos. Eso sí, la regla de las “tres b” nunca se cumple a la hora de buscar moto usada: Si es buena y bonita, no es barata. Si es buena y barata, no es bonita. Y por último, si es bonita y barata, no es buena.


Imagen: Christian Wiediger

Techo económico

Vamos a ponernos como límite, para la compra de nuestra nueva moto usada, 2.000€. Podríamos ajustar un poco más, pero tampoco queremos estar más tiempo reparándola que usándola ¿no? Con esta cantidad de dinero intentaremos comprar la moto, realizar la transferencia de propietario y dejar un margen para una revisión o algún arreglo que necesitemos. Teniendo en cuenta los factores habituales a la hora de comprar una moto usada, el tiempo y el kilometraje no siempre van de la mano. Al contrario que ocurre con los coches, muchas motos son compradas con fines de ocio. De forma que, en no pocos casos, se pueden encontrar motos con cierta cantidad de años, pero con poco uso. No es una búsqueda fácil, pero existir, existen.

 

Imagen: Ananthu Ajayan

Limitación del A2

Respecto a las limitaciones del carné A2, por si aún quedan dudas, tendremos que tener en cuenta dos factores fundamentales. En primer lugar, una moto limitada a 48 c.v. nunca se comportará igual que una moto que de serie ya entregue esa potencia. A no ser que la limitación sea por muy poca potencia (motos de algo más de 50 c.v.), los desarrollos con los que fue diseñada, están pensados para aplicar la potencia real del motor. Las recuperaciones y aceleraciones de una moto limitada, serán inferiores a los de un modelo con esa potencia máxima de serie, por simple desmultiplicación de su cambio y transmisión.

Por otro lado debemos de tener en cuenta que las limitaciones antiguas (a 34c.v) son válidas para conducir con el A2, siempre y cuando la potencia deslimitada de la moto no supere el doble de lo que nos impone nuestra limitación (96 c.v.). Así pues, una Honda CBR 600 del año 2002, limitada a 34 c.v., no se podrá conducir con el A2 actual, ya que su potencia libre es de 110 c.v. Sin embargo, una Suzuki SV 650 (de 64 c.v.) sí que se podrá conducir con nuestro carnet, estando esta limitada a 34 c.v. Siempre podríamos llevar a un taller a quitar la limitación antigua y limitar a 48 c.v., pero recordemos que nuestra economía es ajustada y este trámite puede resultar costoso.

Fijar nuestro objetivo

Teniendo más acotado nuestro objetivo, tendremos que decidir qué uso vamos a darle a nuestro nuevo amor. Es difícil comprar una moto con la cabeza, en vez de con el corazón. Si no es nuestra primera moto, ya que hayamos tenido antes moto de 50 o de 125 c.c., nos resultará más fácil fijar nuestro objetivo. Sin embargo, si esta será nuestra primera moto, debemos tener en cuenta que buscamos algo con lo que aprender, de fácil manejo y que nos enseñe todo lo bonito que tiene este mundo. Por mucho que nos gustasen las motos deportivas, solía ser un error muy común adquirir una “R” como primera montura. En la práctica, esto se traducía en que se tardaba bastante en hacerte a la moto y a sacarle todo el partido que realmente ofrecía. Una naked, custom o incluso una trail, será una primera moto mucho más amigable a la hora de comenzar en este mundo.

 

Imagen: Ali Arif Soydas

Naked

Las sempiternas bicilíndricas de 500 c.c. han sido moto escuela de medio país. Las Suzuki GS 500, son un claro ejemplo de moto robusta, de fácil manejo, prestaciones aceptables y precio de adquisición moderado. También las Honda CB 500, estas limitadas, ya que dan algo más de 50 c.v., o las Kawasaki ER5. Si no queremos ir hasta los 48 c.v. de nuestra limitación, hay una gran oferta de motos de 250 monocilíndricas, como las Honda CBF 250 o las Yamaha YBR 250. Opciones, estas últimas, muy recomendables si es nuestra primera moto y la vamos a utilizar mayormente por ciudad. Sus prestaciones no nos asustarán y nos acostumbraremos a circular muy fácilmente con ellas. Por irnos a un punto un poco más exclusivo, dentro de nuestro limitado rango de precio, las primeras Ducati Monster 600 entrarían en nuestra franja económica, al igual que la Honda VTR 250, la cual imita a la Monster en gran parte de su diseño.

 

Imagen: Josh Marshall

Custom

Durante los 90, la gama de custom medias era bastante generosa. En la década de 2000, también podemos encontrar mucha variedad de custom, japonesas mayormente, que no se nos escapen de precio. Lo mejor de este tipo de motos es su reducida altura al suelo. Si la estatura es uno de tus hándicaps, pueden ser una opción muy válida. Las veteranas Yamaha Virago 535, o las coetáneas Honda Shadow 600, así como las Kawasaki Vulcan 500, fueron éxitos de ventas en su día. A pesar de su veteranía, son motos sumamente fáciles de conducir. Si nos decantamos por cilindradas más pequeñas, las Yamaha Dragstar 250, Suzuki Maruder 250 u Honda Rebel 250 también nos servirán. Y aunque las prestaciones no suele ser algo en lo que el usuario habitual de custom se fije, estas últimas 250 van algo justitas, para su uso fuera de la ciudad.

 

 

Imagen: Jesús Gutiérrez

Trail

Casi todas las trail monocilíndricas de 600 o 650 c.c. de finales de los 90 y principios de la década de 2000, son una opción más que versátil. Además de su facilidad de conducción, una trail ligera te permitirá realizar viajes con cierta comodidad, alguna excursión por pistas e incluso más que una alegría por puertos de montaña. Las Yamaha XT 600, Suzuki Freewind, Honda SLR o las eternas BMW F650, ofrecen un radio de uso mucho más amplio que el resto de tipo de motos. También, pero teniendo que limitar por pocos c.v., no podemos dejar de mencionar las Kawasaki KLE. Estas están un punto por encima de prestaciones, respecto sus rivales monocilíndricas. Una trail ligera te permitirá buscar rincones que con otras no podrías. Además, su mantenimiento suele ser muy bajo

 

Imagen: Jesús Gutiérrez

Sport

Si tu destreza y ganas por tener una deportiva, no ven limitación alguna en tu tipo de carnet, he de decir que no son muchas las opciones que barajamos. No son muchas, siempre que tengamos el maldito parné, como hándicap. Por el precio que nos hemos marcado, tendríamos que buscar veteranas 125 de dos tiempos, las cuales, con sus treinta y pico c.v. e impecable parte ciclo, nos harán pasar muy buenos ratos. Pero para centrarnos en auténticas deportivas de cuatro tiempos, tendríamos que buscar las muy codiciadas y cotizadas 400 c.c. pluricilíndricas de mediados de los 90. A su elevado precio, deberíamos sumar el de limitarlas, ya que casi todas rondan los 60 c.v., con lo que debemos descartar esa opción. Sin embargo, Yamaha tiene un modelo puramente deportivo, pero de muy escasa aceptación. La Yamaha SZR660, rinde 48 c.v. justos y su parte ciclo es digna de la mejor “R” del mercado de la época. Lo malo es que su estética, muy de los 90, no es del agrado de todos.

Aunque seas joven, no temas en darle una oportunidad a una dama con cierta edad. Si su cuidado ha sido bueno, sus mantenimientos periódicos y no tienen demasiados kilómetros, tendrás una buena opción con la que hacer tus primeras andanzas motociclistas, sin gastar demasiado dinero.

Más motos en Motosan.es… 🔔 Suscríbete en la campana, ¡Es gratis!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!