Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

La Fiscalía no ve delito en los bloques de hormigón de Barcelona

14 Dic. 20 | 16:00
Foto de un bloque de hormigón en Barcelona
Foto: Motoristes BCN
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Si hubiera tenido que enfrentarme en la pista a los mismos obstáculos que tú en la carretera, probablemente estaría muerto.» MICK DOOHAN.
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Se archiva la investigación al estimar que en su instalación no hay indicio de delito, a pesar de que puedan resultar peligrosos para los usuarios vulnerables.

La Fiscalía de Barcelona ha dado carpetazo a las quejas sobre los bloques de hormigón colocados en la calzada en la zona de l’Eixample, con objeto de ampliar la zona reservada a los peatones. No hay delito. La medida fue y es muy criticada por diversas asociaciones de motoristas, que desde el primer día advirtieron de la peligrosidad de un posible impacto con estos rígidos bloques, que presentan forma rectangular y con aristas vivas.

Las quejas sobre estos elementos, que además de hacer la función de barrera, pueden ser utilizados como bancos, surgieron también desde dentro del ayuntamiento, y consiguieron poner de acuerdo a grupos políticos municipales tan dispares como JxCat o PP. Sin embargo, el pasado mes de julio, el abogado Daniel Vosseler presentó una denuncia contra el Ayuntamiento de Barcelona, argumentando que «los hechos podrían ser constitutivos de un delito de prevaricación y/o contra la seguridad vial».

No hay delito, pero…

La Fiscalía Provincial de Barcelona, tras haber tenido acceso a informes de la Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra, ha archivado la investigación al considerar que no hay «indicios de delito» en la instalación de estos obstáculos. Sin embargo, en dichos informes se advierte de que «la colocación de elementos robustos no es buena solución», pues «los impactos pueden ser muy lesivos» en caso de salida de vía de los vehículos, a pesar de que la Guardia Urbana haya asegurado no haber intervenido aún en ningún accidente relacionado con estos dispositivos.

Lo que es evidente, ni tampoco debe pillar por sorpresa a cualquier motorista con cierta experiencia, es que no es lo mismo la inexistencia de delito y la falta de seguridad. De hecho, no puede obviarse el optimismo de la denuncia que abrió la investigación. Aunque la peligrosidad es evidente, era mucho esperar un fallo en sentido contrario. Sin ir más lejos, tenemos otros obstáculos en el exterior de la vía, instalados en todas nuestras carreteras y que han provocado miles de muertes, mutilaciones y todo tipo de lesiones graves desde el siglo pasado, sin que hayan merecido tal consideración. Si a día de hoy sigue siendo legal instalar guardarraíles sin SPM, no se podía esperar otra cosa con estos bloques.

«Compra caro, que somos pobres»

Mi abuela solía recordar esta frase, en boca de una Madre Superiora cuando mandaba a hacer la compra a alguna de las monjas. Y es que lo barato suele salir caro. La decisión de muchos ayuntamientos de otorgar más espacio a los peatones, respetable e incluso acertada, se está volviendo contra sus valedores cuando se realiza mediante actuaciones baratas y chapuceras.

Dos imágenes de bloques de hormigón en las calles de Barcelona
Fotos: Motoristes BCN

Dar más espacio a los peatones, y que además sea espacio seguro, debe realizarse ampliando las aceras, no pintarrajeando el asfalto y llenándolo de obstáculos lesivos, y trasladando el riesgo a otros vulnerables como motoristas y ciclistas. Poco importa que se pulan las aristas de un bloque de hormigón de varios cientos de kilos si te das con la cabeza en él. Hay muchas circunstancias del tráfico que pueden hacer que te quedes seco en un elemento rígido, y es bastante evidente, no es necesario esperar a la primera víctima. Y hay otra cuestión a considerar: no habrá tenido que ser culpa suya obligatoriamente. Lo que nos lleva a un concepto que será recurrente en los próximos años, pero que aún cuesta verlo en el mundo real: la «Visión Cero».

Delito versus Visión Cero

Que algo no sea delito no significa que sea seguro. Tras el fuerte descenso de la siniestralidad en las últimas décadas, gracias sobre todo a la intensiva vigilancia sobre los conductores, el carnet por puntos y la tecnología aplicada a los vehículos de cuatro ruedas, el reto es proteger a los usuarios vulnerables. Y esto pasa, entre otras cosas, por unas vías que cumplan un requisito específico de la Visión Cero: que perdonen errores. Unas carreteras y calles diseñadas para proteger a humanos que se equivocan, y no que les castiguen y condenen cuando algo no va como debería.

En las ciudades, las estadísticas han hablado. El 82% de los fallecidos urbanos son vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas). Las soluciones pasan por un calmado del tráfico efectivo, por cambios en el diseño de las calles, con alteraciones en el «escenario vial» que además de entregar más espacio al peatón, parezca que lo hacen. Ciudades seguras para todos. Y esto no se va a conseguir con pintura y obstáculos amenazantes, ni tampoco lo hará ninguna fiscalía.

SUSCRÍBETE GRATIS a Motosan.es en la en la campanita, y DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios.

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!