Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Viajar a Marruecos en moto

26 Sep. 19 | 16:04
marruecos
Imagen: Sergey Pesterev
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Kevin Schwantz y yo chocamos muchas veces, pero casi nunca sin querer« – WAYNE RAINEY
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Viajar a Marruecos en moto es una experiencia única. Vamos a tener en cuenta algunos aspectos que necesitas si quieres embarcarte en la aventura de conocer nuestro país vecino. Sin duda, te sorprenderá.


marruecos, motos
Imagen: Jesús Gutiérrez

¿Qué moto llevar?

El primer aspecto a comentar es, sin duda, la moto. Pero no por ser un país en vías de desarrollo significa que debas viajar a el con una moto trail o de campo. Ni mucho menos. Marruecos tiene una extensa red de carreteras y si bien no está al nivel de las europeas, se puede viajar con cualquier tipo de moto en el país. Lógicamente, si quieres aprovechar la gran cantidad de rutas off-road, o adentrarte en el desierto, necesitarás algo que no se rompa al pasar por los infinitos caminos que puedes encontrar. Pero si tu intención es conocer el país, tu moto, sea la que sea, te vale. Lo importante es tener ganas de hacer el viaje.


marruecos
Imagen: Jesús Gutiérrez

La hospitalidad

El turismo en las grandes ciudades está bien, pero creo que no refleja lo que el país realmente es. Para lo bueno y para lo malo, las grandes ciudades atraen a todo tipo de gente. Pero según te alejas más de ellas, la hospitalidad marroquí se hace mucho más palpable. No te de reparo el parar a preguntar o pedir ayuda. Siempre se mostrarán serviciales y amables con el motorista. También hay que tener en cuenta que muchos se acercarán a ti ofreciendo ayuda, pero esperando algo de beneficio a cambio. Sin embargo, lo que para nosotros no tiene apenas valor, para ellos les puede servir de gran ayuda.

Siempre que pares en algún sitio, por remoto que parezca, al poco rato aparecerá alguien preguntando si necesitas algo. También niños, pero estos representan un arma de doble filo. Con su inocencia, es fácil que el viajero les regale lo que ellos suelen pedir: Dirhams (dinero), bombón (algún dulce o chocolate) y stylo (bolígrafos). Pero el dar a los niños de forma sistemática estos regalos o limosnas, les puede hacer un flaco favor. Con el tiempo, terminarán asumiendo que el turista es el blanco fácil para obtener dinero, dejando de lado otras formas más costosas de ganarse la vida. Es una decisión difícil de tomar, cuando los niños rodean tu moto cuando te paras.

Seguridad

Respecto la seguridad y siguiendo la línea de alejarse de las ciudades, Marruecos es un país bastante seguro. El robo está muy penado allí y más aun a los turistas, ya que somos un medio de entrada de ganancias en el país. En el primer viaje que realicé, por pura desconfianza española, todas las noches atábamos las motos con antirrobos. Con el paso del tiempo, nos ahorramos ese peso y espacio en el equipaje y no cargamos con la cadena o cepo habitual. Tanto si se pernocta en alojamientos hosteleros, así como si se hace en acampada, no os de miedo que os intenten robar. Siempre puede producirse la excepción, pero no es ni de lejos lo habitual.

Tráfico caótico

El tráfico rodado es una de las características menos positivas del país. En general, en todo África se conduce de una forma bastante caótica. En las ciudades rápidamente se coge el pulso y conduces más a la defensiva de lo habitual. En carretera abierta, hay que tener en cuenta que no siempre se respetan las líneas continuas para no adelantar. Hay que ser precavidos. También la distancia de seguridad es algo que no mesuran del mismo modo que nosotros, con lo que os recomiendo paciencia en este sentido. Por último, si circuláis por alguna de las autopistas de peaje que puedas encontrar, no bajes la guardia. En plena autopista puedes encontrar peatones cruzándola a pie, pastores con ganado, gente en bicicleta por el arcén, pero en sentido contrario, o cualquier cosa que jamás encontrarías en una autopista europea.


marruecos, moto
Imagen: Jesús Gutiérrez

Talleres

En caso de tener algún problema mecánico, es fácil encontrar taller para reparaciones de emergencia. Para tener un taller allí, no son necesarias unas pulcras instalaciones. Casi cualquier local sirve para realizar su trabajo, sea moto o coche. Sea lo que sea lo que tengas que reparar, siempre acuerda un precio antes de comenzar el trabajo. El regateo es algo habitual entre ellos, con lo que no dudes en rebajar el precio inicial ofertado, a algo más lógico. También has de tener en cuenta que no encontrarás repuesto específico de moto, con lo que intentarán siempre reparar la pieza dañada.

Son muy mañosos, por norma general y suelen aceptar cualquier tipo de trabajo. Pero solo deberíamos tenerlos en cuenta para realizar reparaciones de emergencia, que nos impidan continuar nuestro viaje. También debes tener una buena asistencia en carretera con tu seguro, que te asegure la repatriación de la moto en caso de avería grave o accidente.

Documentación

Respecto la documentación de la moto, además de lo habitual y obligatorio que debes llevar en España, necesitarás la carta verde del seguro. Si ya la tienes, mira con detenimiento que no esté caducada, ya que suele tener validez de solo algunos meses. Tu seguro te la mandará gustosamente sin coste alguno. Hasta el 1 de enero de este año, ya no es necesario cumplimentar el formulario D16TER, que nos permitía la importación temporal de la moto, obligatorio para poder circular por Marruecos. Ahora, la declaración verbal al hacer el trámite del paso de aduana, es suficiente, siempre presentando la documentación en vigor de la moto. Por descontado, necesitarás tu pasaporte en vigor y con más de noventa días antes de su fecha de caducidad. Cualquier duda o consulta, se puede aclarar en su web de aduanas: http://www.douane.gov.ma/reclamations


Encontraras paisajes sobrecogedores
Imagen: Rubén Bagües

Paisajes

Marruecos es un país de contrastes. Sus paisajes son impresionantes, pasando de zonas verdes y boscosas, que nos harían pensar en el norte de España, hasta el más puro y seco desierto. Llama mucho la atención los vergeles en las cuencas de los ríos, a veces convertidos bosques de palmeras, o en confluencia de cultivos. No defrauda nunca, desde las alturas del Atlas, hasta la meseta de Rekkam, o toda su costa atlántica. Vayas donde vayas encontrarás regalos para tus ojos en forma de cielos sumamente claros, u horizontes infinitos en los que la nada es protagonista. Normalmente, quien viaja en moto a Marruecos, repite.

Presupuesto

El precio de los alojamientos es mucho más barato que en España. Pero no podemos perder de vista la perspectiva marroquí, respecto el mantenimiento de los edificios. Lo que en su día fue un hotel estupendo, al cabo de veinte años muestra serios signos de desgaste. Lo bueno es que hay mucha variedad de alojamientos, todos de precio contenido. Con una media de entre 20 y 30€, podrás encontrar Riad, Kasbah, o casas y apartamentos particulares. La comida también es muy barata. Comerás bien por 5€ de media. Además, la cocina marroquí es variada y llena de verduras y carnes. Sin embargo, el precio de la gasolina es solo un poco más bajo que en España. Un viaje, de unos nueve días y dos mil kilómetros recorridos en el país, saldría sobre 600€, ferrys incluidos, aunque todo dependerá de lo gastón que seas.

¡No lo pienses más y salta del sofá! Marruecos está aquí al lado y viajar en moto allí, nunca defrauda. Si, además, el tiempo acompaña, la ruta te dejará recuerdos inolvidables y cambiara tu percepción del país vecino.

Más motos en Motosan.es… ? Suscríbete en la campana, ¡Es gratis!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!