Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

A Joan Mir ya se le está poniendo cara de segundo piloto del Repsol Honda

30 Abr. 23 | 12:40
Foto Repsol Media

Otro campeón del mundo, en este caso de Moto3 y de MotoGP, que está sufriendo lo indecible con la segunda moto oficial del equipo Repsol Honda.

Por algo pocos se atreven a escocer este lugar y es que después de años de desdicha para los pilotos que han atrevido a montarse en ella, la segunda moto del Repsol Honda parece maldita. Todos llegan con gran ilusión, porque llegan al equipo más laureado y a la moto que más títulos ha ganado en MotoGP, pero en pocas carreras algo cambia en su gesto y en sus palabras, se les nota en la cara que algo no va bien.

Desgraciadamente a todo un campeón de MotoGP como Joan Mir le está pasando lo mismo. Tras cuatro Grandes Premios, a falta de la carrera de hoy en Jerez, ya ha sufrido una lesión en Argentina y tras múltiples caídas va detrás en puntos de su compañero Marc Márquez, que sólo puntuó en la Sprint Race de Portimao, siendo baja para todo lo demás que llevamos.

Ayer comentaba totalmente desanimado: Este año estamos usando muchos monos – Empezaba con sentido del humor, como nos hace llegar Manuel Pecino desde el Circuito de Jerez. “La verdad es que estamos en una situación difícil como dije ayer, no ha mejorado ni creo que mejore para mañana. Es una situación difícil donde no acaba de funcionar, en condiciones de calor se sufre aún más y es complicado tener alguna ventaja”

Y es que Honda no tiene puntos fuertes respecto a su competencia. Es la moto que menos velocidad punta media muestra tras estos primeros Grandes Premios del año, además de que su chasis tampoco gira al nivel que debería. ¿Dónde pueden recuperar tiempo? Sólo les queda la frenada, el punto más diferencial para el piloto y a su vez el más peligroso, donde es más fácil que lleguen los errores. No es casualidad que los pilotos de Honda sean los que más se caen de la parrilla.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Bagnaia quiere competir contra Marc Márquez al 100%: "Espero que recupere sus sensaciones"

“Tienes que arriesgar bastante en frenada” – Confirmaba Joan. “Entrada en curva y si te pasas te vas al suelo. Es un poco lo que me ha pasado hoy. Así que bueno, es complicado seguir teniendo confianza después de tantas caídas y tantos sustos, yendo así como estamos, pero es lo que toca. Mañana vamos a intentar mejorar pequeños detalles y no creo que le demos la vuelta mañana, ni mucho menos, pero luego tenemos un test para ver si hay cosas positivas que nos ayuden a mejorar una o dos décimas por vueltas, que ya nos ayudarían.”

Y es que esa moto está maldita. Partimos de que la presión es máxima para un piloto que ficha por el Repsol Honda Team, su objetivo no es otro que pelear por el título y victorias, pero cuando encima la moto no está al nivel para poder hacerlo, todo se complica aún más. También compartir box con Marc Márquez no es fácil, capaz de ir al límite como nadie, logrando títulos con una moto que sólo los más excelsos de la historia podrían lograrlo.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Dovizioso y el Panel de Comisarios: "Me darían cinco herpes por fin de semana"

Desde que Dani Pedrosa ganase en Valencia 2017 con la segunda moto del Repsol Honda, sí, en aquella carrera en la que Marc Márquez hizo la increíble salvada para hacerse con el título, nadie ha vuelto a ganar con ella y lo peor de todo es que ni siquiera ha optado a la victoria, ni incluso al podio en la mayoría de las carreras.

En 2018 retiró a Dani Pedrosa, en un año que sufrió mucho y en la que HRC tampoco le dio mucha confianza, como os contamos hace unos días en un gran error. Le mostraron la salida para traer a otra leyenda, Jorge Lorenzo, que se encontró una moto salvaje al extremo. Su punto fuerte, el paso por curva era totalmente imposible de explotar con aquella criatura. Una grave lesión en Assen fue el golpe final que le llevó a la retirada.

Luego llegó Álex Márquez, campeón de Moto3 y Moto2, que consiguió dos podios en aquel fatídico año de la pandemia, donde su hermano se lesionó del húmero y HRC perdió definitivamente el rumbo. Un “rookie” que trabajó sin referencia y que le pagaron degradándole al segundo equipo de Honda, el LCR, algo que como luego ha reconocido con el tiempo, no le hizo ni una pizca de gracia.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Próxima carrera de MotoGP: Horarios y dónde ver gratis el GP de Italia

Los sustituyó Pol Espargaró, campeón de Moto2, que apenas consiguió dos podios en dos temporadas. A todos estos grandes pilotos españoles, les cambió la cara tal y como ahora está sufriendo Joan Mir. Están en un entorno de máxima presión y exigencia, donde no tienen moto para optar al podio, sólo les queda buscar constantemente la “machada” a base de jugarse el físico, como ha hecho Marc Márquez durante años o como logró un inspiradísimo Álex Rins en Texas. Y eso acaba pasando factura, incluso hasta para “la primera moto del Repsol Honda”, sólo hay que ver estos últimos años del #93, lesión tras lesión.

Donde además se sienten solos, no se sienten escuchados y que sus palabras no llegan a Japón, donde deben corregir esta moto. El mensaje verbal y gestual en cada declaración que hacen en la prensa, es de tristeza, de frustración, de impotencia, de estar atrapados en un sitio del que están deseando salir y no pueden. Esa segunda Repsol Honda sigue maldita y lamentablemente ya se le está notando a un gran campeón como Joan Mir.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana ?? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!