Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Danilo Petrucci: ¿un simple escudero o el tapado de MotoGP?

10 Feb. 19 | 17:00
Foto: MotoGP.com

Tras irse de Sepang como el hombre más rápido, la confianza de Danilo Petrucci, piloto oficial de Ducati, está por las nubes. Este año se la juega: tiene sólo un año de contrato con la marca italiana y debe conseguir resultados.

Es muy habitual escuchar eso de que en MotoGP vales lo que dice tu última carrera. Y más aún en los tiempos que corren, con contratos que se firman en el mes de abril y con la parrilla cerrada, como muy tarde, a principios del verano. Esta inmediatez en la silly season a punto estuvo de llevarse por delante a todo un tricampeón del mundo de MotoGP como Jorge Lorenzo, finalmente ‘rescatado’ por Alberto Puig en Honda, y dejó a Danilo Petrucci con un caramelo envenenado en Ducati.

El caso de Petrucci es totalmente singular. Con el único piloto con el que podríamos establecer una comparación -en términos de trayectoria en el Mundial- sería con Aleix Espargaró. Como el de Granollers, Petrucci llegó con rapidez a MotoGP y sin haber logrado grandes resultados en otras categorías. De hecho, Petrux no pasó ni por Moto3 ni por Moto2 antes de su aterrizaje en MotoGP en 2012. Su aval era haber sido campeón de Italia de Superstock en 2011, lo que le valió una plaza como probador de Ducati en SBK y, a la postre, un manillar permanente en MotoGP, con la poco competitiva Ioda.

TE INTERESA VER:
Donde ver online la temporada MotoGP 2024 sin DAZN, opciones gratuitas y de pago

Tras tres años sufriendo con una moto salvaje y poco dócil, Ducati le dio la oportunidad de pilotar su moto satélite, la del Pramac Racing. Allí ha permanecido los últimos cuatro años, consiguiendo extraordinarios resultados: seis podios -le faltó la victoria, que rozó en Assen 2017-, top 10 en la clasificación final en todos los años excepto en 2016 -cuando se perdió cuatro carreras por lesión- y muy por delante de los tres diferentes compañeros que ha tenido en el garaje del Pramac: Yonny Hernández en 2015, Scott Redding en 2016 y 2017 y Jack Miller en 2018. Todos fueron superados con claridad por Petrucci.

Petrucci celebra su primer podio en MotoGP, en Silverstone 2015. Foto: MotoGP.com

Este gran bagaje le dio la gran oportunidad de su vida, la de pilotar la moto oficial de Ducati como compañero de Andrea Dovizioso. Pero lo que parece un sueño hecho realidad puede hacerse algo más complicado. Petrucci llega al equipo tras la polémica salida de Jorge Lorenzo de la escudería, precipitada por sus discretos resultados al inicio de 2018 y con la criticada decisión de Claudio Domenicali, CEO de Ducati, de prescindir del tricampeón de MotoGP. De hecho, los azares del destino quisieron que, desde que Ducati anunció que no contaba con Lorenzo y sí con Petrucci, el español ganó tres carreras y el italiano no volvió a subir al podio.

TE INTERESA VER:
Augusto Fernández: "Quiero ser el primero del grupo, tanto en mi equipo como en el Red Bull KTM Factory Racing"

Tantas dudas generó esta decisión en Ducati que hubo una anomalía en el contrato de Petrucci: si bien todos los pilotos suelen firmar por dos años con sus marcas, el italiano lo hizo sólo por una, hallándose aquí el veneno del caramelo que le ha puesto Ducati a su piloto, de 28 años. Y es que muchas voces ya sugieren que, en caso de que Petrucci no brille en 2019, la marca de Borgo Panigale ya tiene listo su plan a largo plazo: Francesco Bagnaia, campeón de Moto2 el pasado año y con contrato de fábrica con Ducati. Una perla que se ha adaptado a las mil maravillas a la categoría reina, pues sólo hay que ver la tabla de tiempos del test de Sepang, donde el rookie estaba segundo.

TE INTERESA VER:
Esta es la última actualización del brazo lesionado de Marc Márquez y sus expectativas para el Mundial 2024

Los elementos apuntan a que le espera un año difícil y lleno de presión a Petrucci, pero muchos olvidan su talento y, sobre todo, su ADN Ducati. Es un piloto que cumple al milímetro los requisitos para llevar la Desmocedici. Es alto y corpulento, lo que le ayuda a sacar gran rendimiento a los neumáticos desde la primera vuelta. Tiene una gran habilidad para pilotar sobre mojado, donde también brilla su moto, y conoce la casa. Es italiano y eso es un valor extra en Ducati. Lleva cuatro años en la marca y, por tanto, sabe perfectamente dónde se ha metido.

Puede ser el outsider del año, avisaba Michele Pirro, probador de Ducati, antes del test de Sepang. Unos entrenamientos de los que ha salido con el mejor crono de la semana y con un ritmo de carrera superior al de su compañero Andrea Dovizioso, su teórico jefe de filas. De hecho, sólo Maverick Viñales y Marc Márquez se mostraron más fuertes que Petrux en las tandas largas.

TE INTERESA VER:
Stoner se moja sobre una marca en MotoGP: "Todo el mundo piensa que es una mierda"
Petrucci, durante el pasado test de Sepang. Foto: MotoGP.com

El fichaje de Petrucci es, en teoría, una manera de fortalecer la figura de Dovizioso en Ducati. Viene de ser dos veces subcampeón y, tras dos años coexistiendo con la figura mediática de Lorenzo, hora toda la atención debe ir hacia él. Pero por otro lado, Dovizioso sólo ha sido capaz de ser un piloto ganador cuando la tenido como compañero a un campeón. Y con esto puede jugar Petrucci: adoptar el rol que tenía Dovizioso en la pretemporada de 2017, cuando nadie contaba con él, para acabar pasando por encima de Lorenzo meses después.

Como siempre en MotoGP, la pista dictará sentencia. Sólo a partir de Qatar veremos si Petrucci cumple a la perfección la figura de perfecto escudero para ayudar a Dovizioso a ser campeón o si puede ser algo más: ¿la sorpresa de la temporada? Es pronto para hacer predicciones arriesgadas, pero, ¿por qué no?