Sigue viviendo del recuerdo,y callate,ya no vales ni para pegar un sello

Responder