Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Honda Collection Hall, el edén del motor

19 Mar. 19 | 20:00
Fuente: motogp.com

Hablando de motos existen paraísos terrenales que bien pueden llevarte al mismísimo cielo o, cuanto menos, viajar en el tiempo. Es lo que ocurre con el Honda Collection Hall, un edén del motor donde el lema de la casa cobra vida. El poder de los sueños retumba en cada una de sus salas reuniendo toda la gloria de la marca.

Pasear por el Honda Collection Hall es recorrer la historia del motociclismo. La memoria se personifica en las motos que convirtieron a sus pilotos en leyendas. Un lugar así no podía más que encontrarse en el Twing Ring Motegi, inaugurado en 1998 para celebrar a lo grande los 50 años de Honda que cumplieron en su día. La muestra hoy es una delicia, como recoge la revista Sport-Bikes, reuniendo más de 300 motos y automóviles que testifican la evolución de la fábrica.

TE INTERESA VER:
Crutchlow: "Lo que le falta a Yamaha son motos en la pista"

El sueño de Soichiro

El sueño de Soichiro Honda revive y cobra sentido en toda la exposición, en cada una de las máquinas que la protagonizan y que rebosan vida. Los amantes del motociclismo subirán ensimismados a la segunda planta, amparo de todas las motos de competición que representan el éxito del ala dorada. Es esto, la competición, lo que va a alimentar el espíritu de Honda, el aliento ganador que da origen a la misma y que le acompaña hasta nuestros días.

El  mítico Tourist Trophy (TT) de la Isla de Man fue un banco de pruebas que hacía de escenario perfecto para este principio incondicional. Conocida como la carrera más dura del mundo, Soichiro vio en ella la mejor herramienta para medir el nivel que debían alcanzar y darse cuenta de todo lo que debían trabajar para llegar a ser lo que hoy es Honda. Ahí nació la primera Honda de carreras, la R125, aunque no es hasta 1959 cuando una Honda y un equipo japonés participa por primera vez en el TT. Ya entonces comenzaron a posicionarse.

Fuente: motogp.com

Leyendas en exposición

Lo que vino a continuación es una sucesión de mitos. Desde Kuninitsu Takahashi, el primer japonés en ganar un Gran Premio, el de 250cc con la RC 143, hasta la leyenda de Mike Hailwood y su rebelde RC 181, la indomable de 500cc. Su regreso a los GP’s, el ascenso a la gloria con Freddie Spencer con la NSR500 y su consagración a manos de Wayne Gardner, Eddie Laswon, Mick Doohan, Alex Crivillé y Valentino Rossi son episodios dorados en la memoria de la fábrica. Fue una moto que marcó una era, logrando la escalofrinte cifra de 130 victorias, 10 mundiales y 11 de constructores.

TE INTERESA VER:
Fonsi Nieto: "Marc Márquez lo pondrá difícil; pero hay que ganar de tú a tú a los mejores"

La mística acompañó a Honda también en el salto a los 4 tiempos que exigía MotoGP. Era la última demostración de poder que necesitaban: la RC211V ganó tres títulos con Valentino y Nicky Hayden (2002-2003/2006), la RC212V hizo lo propio con Casey Stoner (2011) y, ahora, Marc Márquez está reescribiendo la historia a base de récords y dominando la categoría reina con cinco títulos mundiales (2013, 2014, 2016, 2017 y 2018).

“Los productos no mienten. Si un producto es realmente bueno, tendrá éxito. Nuestros productos cuentan la verdad de Honda”, son palabras de Soichiro y se ve en la inspiración del símbolo de la marca: las alas no son algo casual, representan a la Victoria de Samotracia, personificación de la diosa griega Niké, encarnación de la victoria. Y esa es la única verdad que quiere  seguir contando Honda.

TE INTERESA VER:
Michele Pirro, crítico con las concesiones: "Lo veo como un ataque a Ducati"

Sigue toda la actualidad e información del motociclismo en Motosan, ¡no te pierdas nada y suscríbete!