Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Rossi y Viñales se plantan: Yamaha tiene que despertar

8 May. 18 | 18:50
Foto: Movistar Yamaha MotoGP
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«When nobody believes in you, believe in yourself«. AE41
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

En Yamaha siguen con problemas para encontrar el camino correcto. Los pilotos continúan pidiendo a la fábrica japonesa que dé un paso adelante para acercarse a sus rivales, pero desde Iwata no parecen estar cumpliendo las peticiones de Valentino Rossi y Maverick Viñales.

“Estoy diciendo lo que tenemos que hacer desde septiembre del año pasado, pero no me gusta porque no veo la reacción”. Son las duras palabras que Valentino Rossi le dedicó a su escudería tras la carrera de Jerez. Yamaha es la única fábrica que se ha quedado atrás en cuanto a electrónica. Tras dos años con la centralita única de Magneti Marelli, Honda y Ducati han contratado técnicos expertos en la materia. KTM, por su parte, manda a sus propios ingenieros a Italia para que estudien el software empleado. En Yamaha, ni una cosa ni otra.

La revista sudafricana Superbike Magazine publicaba hace semanas que en Magneti Marelli «no entienden» el problema de Yamaha. Además, la publicación aseguraba que el proveedor de sistemas electrónicos para Dorna había comentado que la marca japonesa rechazó su ayuda. No obstante, desde Magneti Marelli aseguran que dichas afirmaciones no son ciertas, y que ellos no hacen declaraciones por sí mismos. Todos los comentarios que se realizan desde Italia son a través de Dorna, no por su cuenta. A pesar de todo, aseguran tener «buena relación» con Yamaha.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Viñales: "Estoy contento por Pol Espargaró, ojalá vaya fuerte y esté ahí luchando con nosotros"
Valentino Rossi durante el test de Jerez. Foto: Movistar Yamaha MotoGP

Rossi: «Si Yamaha se comprometiera, tardaríamos la mitad»

A pesar de la aparente confianza en sus capacidades, Yamaha está fallando. Está dando golpes al aire. Los resultados no llegan, los pilotos están descontentos, y la imagen del equipo es la de un barco a la deriva. “Lo peor es que no reaccionamos, pasamos semanas, meses, carreras… No digo que después de un año tenga los mismos problemas, pero otros han dado un gran paso adelante. Mejorar lleva tiempo, pero si Yamaha se comprometiera al 100%, llevaría la mitad”. Son las duras palabras que Valentino Rossi le dedicó a su equipo tras la carrera de Jerez. El italiano es consciente de su poder mediático, y esta vez lo emplea para presionar a la gente que está detrás de una posible mejora.

Entre ellos se encuentra Matteo Flamini, telemétrico del piloto italiano. Él ha explicado recientemente en la Gazzeta dello Sport cómo se trabaja en el box de Il Dottore. “La mayor parte del trabajo se realiza en el departamento de carreras en Japón. Yo les transfiero las indicaciones de Valentino. Nos estamos centrando en cómo explotar la goma en todo su potencial en aceleración, evitando el deslizamiento excesivo”, explica. En cuanto a la electrónica, asegura que a pesar de que el software tiene dos años de vida, “por su simplicidad se presta a varias interpretaciones”. A pesar de todo, el técnico es optimista: “estoy convencido de que pronto resolveremos este problema que arrastramos desde 2016”, afirma.

ARTÍCULO RELACIONADO:  VÍDEO. Valentino Rossi enseña su rancho en Tavullia

Tras los test de Jerez, celebrados el lunes después del Gran Premio, Rossi ha asegurado que sus sensaciones son “buenas”, ya que “los nuevos neumáticos de Michelin son muy buenos, dan mucho más agarre y permiten ir más rápido”. No obstante, las preguntas están lejos de tener respuesta.

Maverick Viñales durante el GP de Jerez. Foto: Movistar Yamaha MotoGP

Las «buenas sensaciones» no son suficiente

Al otro lado del box la situación no varía mucho. “Creo que el problema está en la electrónica”, dijo Maverick Viñales después de la carrera de Jerez, en la que él habría sido undécimo de no ser por la caída de tres pilotos en la parte delantera. Valentino Rossi habría sido octavo. La falta de buenos resultados se está transformando en frustración. Y es que, según Viñales, “los problemas existen desde hace ya 10 meses”, y ni si quiera la insistencia de los pilotos para buscar caminos alternativos hace que el rumbo del barco de Yamaha cambie.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Dovizioso: "Hasta que no me suba a la moto no sabré mis condiciones reales"

Un pequeño rayo de luz iluminó al español tras las pruebas realizadas en el Circuito Ángel Nieto. «Me lo he vuelto a pasar bien pilotando la moto, pero todavía tenemos trabajo por delante», aseguró. Sin embargo, reconoce que «los tests de los lunes siempre son positivos», y lo realmente importante es «ser fuertes los domingos».

En Iwata siguen intentando entender cómo aplicar un software que está haciendo del inicio de temporada un auténtico naufragio. Mientras tanto, los pilotos, marineros experimentados, tratan de hacerse con el timón de la situación. Pero los patrones japoneses parecen no escuchar sus peticiones. No hay consenso, pero el tiempo pasa y ya llevamos cuatro carreras. ¿Será que donde hay patrón no manda marinero? Por ahora, ni uno ni otro. El barco se hunde y veremos si acaba en el fondo o sale a flote.

Sigue la actualidad del mundial de MotoGP

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!