Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Piden licencia de ciclomotor para conducir algunos patinetes eléctricos

17 Feb. 20 | 16:00
Un patinete eléctrico circula por un carril bici
Foto: I.A.
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Ibon Arbaiza Autor
«Si hubiera tenido que enfrentarme en la pista a los mismos obstáculos que tú en la carretera, probablemente estaría muerto.» MICK DOOHAN.
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Una sentencia judicial ha determinado que los patinetes eléctricos con asiento o capaces de circular a más de 25 km/h necesitan una licencia de ciclomotor

La semana pasada saltó la noticia. La Audiencia de Cáceres falló que el conductor de un patinete eléctrico debía estar en posesión de la licencia de ciclomotor, al estimar que este, de 1.500 watios de potencia, 45 km/h de velocidad máxima y equipado con asiento, no es un Vehículo de Movilidad Personal o VMP y debe considerarse un ciclomotor.

En diciembre del año pasado, la Dirección General de Tráfico publicó una instrucción con las líneas que se plasmarán finalmente en la regulación definitiva de este tipo de vehículos que están proliferando a marchas forzadas en nuestras ciudades. La situación es bastante compleja, pues el mercado se está moviendo mucho más rápidamente que las instituciones encargadas de regular las características técnicas que deben cumplir para circular legalmente por la vía pública. Por eso no es de extrañar que ocurran estas situaciones. Y las que vendrán.

¿Qué es un VMP y qué no?

Según la DGT un patinete no es un VMP si puede circular a más de 25 km/h, tiene asiento, o va equipado con un motor que no sea eléctrico, por ejemplo. Sin embargo, en mi opinión, que no cumpla estos requisitos, no lo convierte en ciclomotor. Y es aquí donde está el problema. No entran de ninguna forma en la categoría L1e correspondiente a los ciclomotores, definida en la homologación según Reglamento 168/2013 de la UE. Sencillamente, se quedan fuera. Son otra cosa.

La abuela no es una bicicleta por ponerle ruedas, ni un patinete es un ciclomotor por darle más potencia. Un ciclomotor debe tener un asiento, luces de cruce y de posición trasera. También frenos en las dos ruedas y que una luz se active al utilizarlos. Por supuesto, matrícula, iluminada, bocina (no un timbre), incluso intermitentes, espejo retrovisor, permiso de circulación, una póliza de seguro y un montón de cosas más según la homologación antes mencionada. Y desde luego, su conductor debe tener la licencia o permiso AM, A1 o B y superar la ITV cada 3 años.

Sin embargo, y desde el respeto a la sentencia, creo que no se le puede exigir la licencia AM al conductor de un artefacto que no es un ciclomotor. No será un VMP, pero tampoco un ciclomotor. De la misma manera que un ciclomotor trucado o subido de cilindrada no se convierte en una motocicleta y puede conducirse con el carnet A1. Hablamos de dos cosas totalmente diferentes. Por mucho que tengas el carnet de moto gorda, si llevas un ciclomotor trucado tienes un problema.

El ciclomotor no debe ser el comodín para los artilugios inclasificables

Bastante limbo normativo tiene el ciclomotor (ya lo tratamos hace varias semanas en un artículo que puedes recuperar en este enlace) como para convertirlo en el saco en el que meter todos aquellos inventos que no sabemos dónde encajar. Dentro de la categoría que hace años era una bici con pedales y un pequeño motor auxiliar, hoy día cuatriciclos, micro-coches y hasta vehículos de carga. ¿Y ahora patinetes musculados? No, hombre, no…

Recordarás que en 2015 Bultaco resurgió de sus cenizas reeditando la Brinco, en forma de moto-bici eléctrica. La Brinco se comercializó en tres versiones: la homologada como bici con asistencia al pedaleo hasta 25 km/h (L1e-A), como ciclomotor (L1e-B) y su matrícula, luz de carretera y espejo, y la full-power, que se lanzaba hasta los 60 km/h y se reconocía como alegal. Exactamente lo mismo ocurre con los patinetes eléctricos. Si superan ciertas prestaciones, no serán ni una cosa ni la otra.

Si los Vehículos de Movilidad Personal pueden circular por los carriles-bici, perfecto. Si pueden hacerlo por la calzada, perfecto. Pero si un patinete eléctrico no cumple las condiciones para ser VMP, no por ello debe ser automáticamente un ciclomotor. Podrá ser utilizado en una finca particular, o para moverse por las dependencias de un puerto o una fábrica, pero no en la vía pública. De otro modo, deberá salir de fábrica con todo lo que requiere un ciclomotor y ser tratado como tal a todos los efectos.

Conozco a varios compañeros motoristas que se han hecho con un patinete eléctrico para sustituir a la moto en sus desplazamientos urbanos. A mí me parece un sacrilegio, la moto es mi fármaco favorito, disfruto incluso en los atascos, pero según ellos es una alternativa económica y cómoda. Aún así, cuidado con deslimitarlos o comprar alguno que no sea oficialmente un VMP, porque te podrías estar metiendo en un lío.

Más motos todos los días en Motosan.es… Suscríbete en la campana, ¡es gratis!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!