Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Sito Pons: recordando el 6 de mayo de 1984

6 Jun. 20 | 22:00
Foto: Facebook Sito Pons
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
“Es un placer correr con un equipo que prepara las motos a conciencia“ Víctor Palomo
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

En mayo de 1984 y en el circuito del Jarama se produce la primera victoria mundialista de Sito Pons. Y además, también la de la Kobas. Con esta victoria se abre una nueva era en el motociclismo español.

Cuando llegó Sito Pons, Nieto finalizaba su dominio de las cilindradas pequeñas. Y en las cilindradas medias ya había transcurrrido mucho tiempo desde las victorias de Herrero y la Ossa monocasco. Hasta entonces, sólo el voluntarioso, corajudo (y también desafortunado) Victor Palomo evitó una sequía total de resultados y participaciones “más allá” de los 125cc.

El año anterior: 1983

La temporada 1983 no había sido buena para Sito, ya que una fuerte caída en el Gran Premio de Austria le dejó fuera de combate y había ciertas dudas sobre su estado físico para el año siguiente. La rotura de fémur siempre tiene sus complicaciones. Estuvo los últimos seis Grandes Premios de la temporada 1983 sin correr el mundial, aunque a final de temporada corrió alguna carrera del campeonato de España para probarse.

Sin embargo, a su equipo, el recién creado JJ Cobas, la temporada 1983 no le fue del todo mal, ya que Carlos Cardús se proclamó campeón de Europa con la Kobas 250 cc de motor Rotax. En cuanto a la Kobas, era el segundo intento de hacer una moto que pudiese ganar en el mundial de 250cc. El primero fué la Siroko, que pilotaron Nieto, Gilleux y Pons en 1981. Nieto la hizo campeona de España, pero en el mundial aún no estuvo a la altura. La gran diferencia entre la Siroko y la Kobas estaba en el chasis.

La primera moto de Antonio Cobas de 1981 montaba chasis tubular, pero la Kobas MR1 de 1982 con las que correría las temporadas 1983 y 1984 ya montó el chasis que encumbrará a Antonio Cobas: el doble viga de aluminio que luego Yamaha bautizó como Deltabox. Otro día le dedicamos un artículo al genio Antonio Cobas.

Temporada 1984

sito pons
Foto: Facebook Carlos Cardús. Cobas TR1 de 1984… con la que Cardús tuvo poca fortuna, incluída su carrera en el Jarama

Para la temporada 1984, Tecomsa, el equipo de Burillo y Pons  llega a un acuerdo con Yamaha España (entonces Semsa Yamaha) para que Sito Pons corriese con la Yamaha YZR “pata negra” igual a la que llevaba LavadoEn cuanto a Cardus, en el equipo JJ Cobas, correría con la ligera y sorprendente  JJ Cobas Rotax 250cc de chasis tubular de nuevo (que Cobas recupera de la Siroko de 1981) y con suspensión de progresividad variable. Era la apuesta de Jacinto Moriana y Antonio Cobas para crear una moto carreras cliente que pudiese venderse bien para los privados del mundial.

Pero las Yamaha del equipo Tecomsa se retrasaron debido a las largas conversaciones para  cerrar el acuerdo y Sito tuvo que correr la primera carrera del mundial 1984 (Sudáfrica) con su Kobas MR1 del año anterior, que le pidieron a Cobas. Con la moto “vieja“, llega tercero en la carrera inaugural del mundial y consigue su segundo podio mundialista (tras Imatra 1982). La MR1 de chasis doble viga y motor Rotax seguía en forma.

Para la segunda cita mundialista de Misano, ya llegaron las Yamaha carreras cliente, pero fue todo el fin de semana un auténtico desastre: varios gripajes en entrenamientos, última fila en parrilla de salida y último y doblado en carrera debido a una moto sin “chicha” para evitar los gripajes. “Fue un Gran Premio horrible. Gripaba varias veces en cada entrenamiento. Era imposible hacer una serie de vueltas seguidas, no podía hacer reglajes de suspensión y no me clasificaba ni a tiros. En última instancia conseguí clasificarme por los pelos“.

Sito hizo una muy mala carrera y la terminó muy cabreado: “Cuando llegué a meta, devuelvo la moto y les digo que yo no corro más con la Yamaha. La próxima carrera, si he correr, correré con la Kobas. Si no, no corro. Sin los kits que nos habían prometido en Yamaha, no tenía ningún sentido para ninguna de las dos partes continuar con aquella moto de serie y deshicimos el contrato de mutuo acuerdo.

Sito Pons decide romper su vinculación con Yamaha y no correr más con la YZR. Promesa que cumplió.

sito pons
Foto: retrotrials.com. La Kobas 250cc MR1 de 1984 con el chasis de doble viga.

Domingo 6 de mayo de 1984: Kobas contra Cobas.

Y llega la tercera manga del mundial, la del Jarama en donde Sito Pons ante la posibilidad de no correr, decide inscribirse de nuevo con la MR1 que ya le había dado podium en la carrera inaugural.  entonces preparamos las Kobas para ir al Jarama”.

En esta carrera, Cardús, que seguía con la JJ Cobas TR1, venía de un inicio de temporada muy frustrante. No acudió a la prueba inaugural de Sudáfrica y se retiró en el GP de Italia. Sin embargo, en el Jarama, Cardús se luce y consigue  la pole (la primera de su vida mundialista). Sito por su parte, se clasifica el decimotercero con su Kobas Rotax MR1 en medio de una parrilla absolutamente repleta de Yamahas YZR.

¡Salida! Cardús se pone líder y se empieza a ir. Detrás, un nutrido grupo con Lavado, Palazzese, Cornu, Balde, Carter, Sarron, Mang. Sito no estaba entre los los diez primeros y Cardús se va destacando hacia su primera victoria… truncada por un cable de bobina que se le soltó y le obliga a retirarse cuando estaba cerca de lograr su primera victoria mundialistaMe ha fallado el cable de masa de la bobina. He visto que estaba suelto, el motor ha empezado a fallar y he visto que me cogían”.

Sito Pons empieza a remontar, alcanza al grupo de cabeza y cuando ya estaba a punto de alcanzar a Cardús, llega la maldita rotura de la TR1. Sito acaba primero destacado consiguiendo su primera victoria mundialista (la primera de un español en la categoría tras Santi Herrero en 1970), y la primera y única de la Kobas MR1.

sito pons
Foto: facebook Sito Pons. Podium del Jarama. Sito (ganador), entre Sarron (segundo) y Lavado (tercero)

“El cambio había sido radical; de ir último y ser doblado pasé a ganar el Gran Premio de casa en sólo tres semanas.  Aquella carrera fue muy emocionante: estaba en segunda fila y Cardús se escapó de salida, yo me quedé con el grupo: Sarron, Mang, Baldé, Carter, Cornu…etc. y empecé a pasarlos y a tirar. Nos fuimos acercando a Cardús y cuando ya lo teníamos a diez metros, se paró. Me concentré en lo mío, les cogí unos siete segundos y en las últimas cinco vueltas bajé el ritmo para asegurar y gané mi primer Gran Premio. Aquel fue un día muy importante. El Jarama estaba hasta la bandera con récord histórico de público“.

Sin embargo, aunque para el motociclismo español fué un día redondo, tuvo un cierto sabor amargo para Kobas: la victoria de Pons con la MR1 del año anterior tuvo el contrastre de la derrota de la TR1 de Cardús. En el box de JJ Cobas se respiraba tristeza y malestar. Al fin y al cabo, era el equipo “oficial” Cobas el que había perdido la carrera. En todo caso, fue la última vistoria de una moto Kobas en el mundial de 250cc… hasta que volvieron a ganar en 1989 con Crivillé con la TB5 de 125cc.

¿ Y después?

Sito acabó la temporada corriendo con la Kobas, hizo algún podio más y finalmente acabó cuarto el mundial. Aquel año, el campeón del mundo en 250cc fue Christian Sarron con una Yamaha “pata negra“. Como la que tenía que haber tenido Sito y que le prometió Semsa Yamaha.

La temporada 1984 fue la consagración mundial de Sito Pons. Roberto Gallina le llama para subirlo a una de las Suzuki oficiales de 500cc en 1985. Ese fue un annus horribilus para Pons debido a la escasa competitividad que la Suzuki mostró, ya en sus años finales…. Al final de la temporada 1985, Sito vuelve a los 250cc con su equipo propio Honda Campsa… y se consagró definitivamente.

En cuanto a Cardús, siguió abonado a la mala suerte toda la temporada con la Kobas TR1. Sólo consiguió terminar dos carreras y abandonar en el resto. Un pobre bagaje de cuatro puntos gracias a la séptima posición del Gran Premio de Francia. En 1985 siguió con Kobas, pero sería su último año con el equipo de Barcelona.

En cuanto a Kobas, siguió corriendo el mundial con la TR1 en 1985 con Cardús. También con Garriga que montó equipo propio comprando una Kobas. 1985 fue el último año de las Kobas 250cc en el mundial. Pero el 6 de mayo queda en la memoria como la primera victoria mundialista de una marca mítica como Kobas, el despegue de uno de los mejores pilotos españoles en el mundial y el inicio de una racha de mala suerte para un piloto que mereció algo más en el mundial: Carlos Cardús.

Más noticias de MotoGP y SBK en Motosan.es… Suscríbete en la campanita, ¡es GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!