Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

ENTREVISTA. Izaskun Ruiz (DAZN): “Siempre me he sentido muy bien acogida y respetada”

4 Jun. 20 | 16:00
Izaskun Ruiz DAZN MotoGP
Foto facilitada por Izaskun Ruiz
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Ana Puerto Editor
“Si crees que eres el mejor, ya no puedes mejorar. Si quieres ser el mejor, siempre debes hacerlo“. VR46
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Todo el que esté metido en el mundo del motor ya sea como trabajador en distintos roles o aficionado, conoce a Izaskun Ruiz. Ella es una periodista que no se dedicó en principio al periodismo deportivo, sino que fue descubriendo su pasión con el paso del tiempo. Ya son muchos años trabajando en este ámbito, y ha llegado a cubrir muchos eventos de alto nivel: Juegos Olímpicos, Paralímpicos, mundiales de atletismo y natación, todo esto junto al Mundial de MotoGP y el Rally Dakar.

Actualmente es jefa de redacción en DAZN, una plataforma que retransmite distintos deportes en Europa, y que aterrizó en España para cubrir MotoGP en los inicios del año 2019. En el circuito, Izaskun Ruiz se encarga de recorrer el pit lane en busca de entrevistas con pilotos o miembros de los equipos, a la vez que recoger las declaraciones después de las clasificaciones y las carreras. En Barcelona se encuentran las oficinas, donde ella se encarga de coordinar todo el contenido del Mundial de MotoGP que sale en la plataforma.

Izaskun Ruiz DAZN MotoGP
Foto facilitada por Izaskun Ruiz
P. ¿Cómo se interesó en entrar en el mundo del motociclismo?

R. Para mí entrar en el mundo del motociclismo fue más algo que fue surgiendo conforme fui avanzando profesionalmente. No estudié la carrera porque quería ser periodista deportiva, yo tenía clarísimo que quería estudiar periodismo. Para mí ha sido algo por vocación, pero más que nada por la esencia del periodismo; me gustaba la parte de comunicar. Me cuentan que cuando era muy pequeña me sentaba enfrente de la televisión a ver el telediario y me quedaba embobada, y decía que quería ser como Rosa María Calaf, yo quería ser corresponsal de guerra. Por eso estudié periodismo.

Luego ya conforme fui trabajando en distintos medios, tanto de prácticas como con mis primeros contratos, poco a poco me fui acercando al mundo del deporte que era un mundo que siempre me había gustado. De hecho, yo hice deporte de competición hasta que llegué a la universidad, entonces siempre había estado unida al mundo del deporte de esa manera. Fue como que los dos mundos se fueron unificando conforme yo iba creciendo profesionalmente. Así fue como acabé dedicándome al periodismo deportivo y también en concreto a las motos. Sí que es verdad que en el caso concreto del motociclismo, cuando me enganché del todo (porque lo veía como espectadora, como un deporte más) fue la primera vez que pisé un circuito. La primera vez que tuve la experiencia de ver motos en directo me enganchó muchísimo, fue en Estoril.

P. ¿Puede contarnos un poco sobre su trabajo dentro y fuera del paddock?

R. El grueso de nuestro trabajo se desarrolla en los circuitos, es la parte más intensa tanto por horas como por intensidad del trabajo. Pero luego se acompaña de otro trabajo fuera de los circuitos, trabajo de oficina en la redacción que tenemos en Barcelona, donde básicamente cada vez que acaba un gran premio volvemos ahí y nos ponemos manos a la obra para preparar el contenido del siguiente gran premio. En mi caso, además tengo la responsabilidad de que soy jefa de redacción, entonces coordino el trabajo de todos los redactores que trabajan ahora en DAZN. Coordino todo su trabajo, los contenidos, los vídeos que vamos haciendo, y en mi caso gestiono directamente todos los contactos de prensa para cerrar las entrevistas en los grandes premios y demás.

P. ¿Cómo influye en lo personal este trabajo en el que hay que dedicar tantas horas viajando y en el circuito? ¿Cómo lo vivió al principio?

R. Al final esto, más que un trabajo, es una forma de vida y te condiciona todo lo demás, especialmente por los viajes. Yo creo que los viajes te aportan muchas cosas, te abren la mente, es divertido… Lo que pasa es que al mismo tiempo es sacrificado, sobre todo con el paso de los años. Hay que ponerlo todo en una balanza, mientras que te compense te tienes que seguir sintiendo afortunada por tener el trabajo que tienes, y seguir disfrutándolo, seguir aprendiendo y seguir divirtiéndote. En mi caso, a mí esto me sigue pasando. Eso hace que el sacrificio que conlleva este trabajo merezca la pena.

P. ¿Cómo fue adaptarse a un deporte que antes era considerado “un deporte de hombres” y que cada vez está teniendo más visibilidad femenina? ¿Ha notado cambios respecto a esto en los últimos años?

R. Sí, yo he notado cambios. Es evidente que cada vez somos más mujeres en el paddock, pero para mí lo más importante no es que seamos más, sino que cada vez hay más mujeres en puestos diferentes y en puestos con más relevancia dentro de los boxes. Se nota la evolución, aunque no hay que negar la realidad y todavía queda mucho trabajo por delante y barreras por derribar. También digo que a mí, desde el primer momento que entré en este mundo, siempre me he sentido muy bien acogida y respetada profesionalmente, tanto por mis compañeros como por todo el paddock. En ese sentido creo que el motociclismo es acogedor y da a todo el mundo la oportunidad de, si tú quieres, mostrar tu valía profesional. Luego ya cada uno se lo tiene que ganar, independientemente de si eres hombre o mujer. La responsabilidad de cada uno está en marcar cuál es tu camino y cuáles son tus pautas y tus niveles profesionales, y al final eso hace que consigas el respeto seas hombre o mujer.

P. ¿Cuál ha sido su mejor experiencia trabajando en el paddock? ¿Y la peor?

R. Para mí las peores, sin duda, han sido los momentos en los que ha fallecido algún piloto. En mi caso, la primera muerte a la que me tuve que enfrentar fue la de Shoya Tomizawa en Misano, y fue horrible. Además, es algo a lo que no te acostumbras, es imposible. Luego, pues también estuve en la muerte de Simoncelli, la de Luis Salom… Sin lugar a dudas, los peores momentos tienen que ver con la muerte de pilotos. Ahí es muy difícil mantener el tipo y tener que informar sobre algo tan dramático.

Izaskun Ruiz DAZN MotoGP
Foto facilitada por Izaskun Ruiz

Buenos momentos, afortunadamente, he tenido muchísimos. Te diría que buenos momentos son cada una de las entrevistas que hago en directo, sobre todo las que hago en el backdrop después del podio o después de las qualys. Son momentos que sigo disfrutando muchísimo. Para mí en 2010 cuando hubo tres campeones españoles, especialmente en Malasia el día del título de Lorenzo y de Elías el mismo día, siendo tu primer año en el Mundial pues fue espectacular. Luego he disfrutado muchísimo cada título de los pilotos españoles.

P. Uno de los momentos más emocionantes fue cuando Albert Arenas ganó en el GP de Tailandia de 2019, cuando comenzó a llorar.

R. Ese momento fue precioso, intenso. Al final, probablemente esos son los momentos que me regala mi trabajo y son de los que más disfruto. Cuando haces entrevistas en directo, y más cuando son entrevistas ‘a pie de pista’, son momentos quizás de los que más puedes sacar, pero también se pueden volver en tu contra. Con lo cual, también tienes que aprender a gestionar muy bien la situación y sobre todo tienes que aprender a leer a la persona que tienes enfrente. Porque no se puede entrevistar ni preguntar a todo el mundo por igual. Entonces, hace falta un poco de conocimiento para saber cómo sacar o al menos intentar sacar lo mejor de cada entrevistado. Cuando sale, es inigualable porque ahí está la emoción del momento, hace nada que se han bajado de la moto, todavía está por ahí la adrenalina, y no hay tantos filtros.

P. Tengas el trabajo que tengas dentro del paddock siempre hay un circuito donde te gusta trabajar. ¿Qué cita del calendario diría que es más amena para su trabajo? Ya sea por instalaciones, clima…

R. Hay varios, pero en mi caso para mi trabajo lo que nos viene mejor es que los circuitos sean compactos, que todo esté más o menos cerca. Porque yo que me dedico a estar todo el rato recorriéndome el paddock una y otra vez, al final eso facilita mucho las cosas. Me gusta mucho Mugello, Phillip Island, Jerez. Un circuito muy bonito y cómodo para trabajar también es Austria, Aragón… En cuanto a infraestructuras, la mayoría de los circuitos actualmente son muy cómodos para trabajar para la prensa. Alemania es el menos ‘amigo’ logísticamente, porque como hay varios paddock complica un poco más el trabajo de todo el mundo. Pero salvo Alemania, el resto son bastante cómodos.

P. Por último, ¿qué consejos le daría a una chica que quiere trabajar en este mundo, ya sea como piloto, periodista, mecánica, etc?

R. Mi consejo es que lo haga y que no dude. Que nunca se ponga ella misma ninguna traba, porque no las hay en el sentido de que, si te quieres dedicar a esto, trabaja y dedícate a esto. Eso sí, prepárate para ser la más profesional en esto. Pero que jamás dude de que puede dedicarse a esto. Si es lo que le gusta, que tire para delante. Lo que no puede ser es que las trabas nos las pongamos nosotras mismas, eso no está permitido.

Lee la última entrevista de MotoFEM aquí

Más noticias de MotoGP y SBK en Motosan.es… Suscríbete en la campanita, ¡ES GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!