Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Las lesiones ponen en jaque el desarrollo de Honda

1 Feb. 19 | 20:00
Foto: www.motogp.com

La armada de HRC llegará a los primeros test del 2019 con muchas dudas respecto al estado físico de sus pilotos. Solo Nakagami estará en plenitud de condiciones, mientras que otros como Jorge Lorenzo directamente no podrán participar en dichas pruebas.

La primera fecha marcada en rojo en el Mundial de MotoGP está a la vuelta de la esquina. La semana que viene, los pilotos del Mundial arrancarán los preparativos para la nueva temporada con motivo de los test de Sepang. Para las marcas, estos entrenamientos son clave para elegir una buena línea de desarrollo para toda la temporada, de ahí que es importante que los pilotos puedan pilotar en condiciones. Honda, durante el invierno, ha visto como sus tres pilotos “Factory” –Marc Márquez, Jorge Lorenzo y Cal Crutchlow– han tenido que, o bien pasar por el quirófano o bien vivir un proceso de recuperación de lesiones pasadas. Todos ellos no llegarán al 100% de facultades para el test, lo cual pone en entredicho las posibles decisiones que se puedan tomar.

Y es que en Sepang, históricamente las marcas suelen elegir las líneas maestras de sus desarrollos para todo el año, como por ejemplo la elección del motor para la temporada. Este elemento, como ya es bien sabido, no se puede cambiar durante la temporada. Solo las marcas con concesiones –Aprilia y KTM– pueden hacerlo, mientras que los equipos que no las tienen tienen los propulsores congelados. En el caso de Honda ya saben lo que sucede cuando la elección del motor es errónea. En 2015, una mala decisión les mandó al traste una temporada entera. Desde entonces, los ingenieros japoneses y los pilotos han dedicado mucho esfuerzo en perfeccionar el propulsor y elegir la opción más flexible para adaptarse a todos los escenarios que plantea cada temporada.

Una especificación de motor por decidir

La armada de Honda HRC tendrá una árdua tarea en los test colectivos de Sepang. Su jefe de filas, Marc Márquez, sigue convaleciente de la lesión en el hombro que arrastró durante gran parte de la temporada pasada. Durante la presentación del equipo en Madrid, el propio Márquez reconoció que, cuando le operaron, vieron que había más partes afectadas de las que parecía en un principio, lo cual ha alargado los plazos de recuperación, hasta el punto que él mismo reconoció que no llegará al 100% a Sepang. Esto limitará sus esfuerzos en pista, con lo cual, la eficiencia en el trabajo será la clave para tomar decisiones adecuadas pensando en el futuro.

Foto: Repsol Media

En el otro lado del garaje del Repsol Honda, Jorge Lorenzo se enfrenta a una papeleta aún más difícil. Tras romperse el escafoides de su mano izquierda, el piloto mallorquín se perderá los test de Sepang. Después de mostrar buenas sensaciones en los test de Jerez, Lorenzo verá truncado su periodo de adaptación a la Honda. Aunque parezcan casos distintos, cuando recaló en Ducati en 2017, el hecho de perderse unos test –los de Jerez, en este caso– limitó su adaptación a la moto italiana, según reconoció en varias ocasiones durante esa temporada. En su caso, el problema es aún mayor, pues no podrá probar en pista las mejoras que Honda lleve a Sepang, entre las cuales, previsiblemente, estarán las especificaciones de motor que llevará durante toda la temporada, lo cual, sobre el papel, le hará partir en desventaja ya no solo respecto a la competencia, sino a sus propios compañeros de marca.

TE INTERESA VER:
¿Le quitará el asiento Acosta a Miller en breve? KTM responde

Luces y sombras en el LCR Honda

En el garaje del otro equipo Honda en liza, el panorama es algo mejor que en el de la escuadra oficial. Takaaki Nakagami, una de las revelaciones de los test de Jerez, en los que terminó tercero en la clasificación combinada, sí que llegará al 100% de condiciones, aunque en su caso, él hereda la especificación 2018 de la RC213V. El problema recae en Cal Crutchlow, que durante el invierno ha vivido un infierno, hasta el punto de llegar a pensar que nunca volvería a pilotar. La lesión que sufrió durante los entrenamientos libres del GP de Australia del pasado año, según relata el propio piloto, no fue una mera fractura de tobillo. Durante gran parte del invierno a duras penas ha podido mover la articulación magullada, lo cual, por motivos obvios, ha alargado los plazos de recuperación. Es por eso que, en su caso, su aportación en el desarrollo de la Honda aparentemente será limitada.

Foto: www.motogp.com

El halo de esperanza al que se aferra Honda para estos primeros entrenamientos oficiales del 2019 es su piloto de pruebas, Stefan Bradl. El alemán, que sustituyó a Crutchlow en el tramo final de la temporada pasada, se ha erigido como un piloto clave para la fábrica del ala dorada, hasta el punto que el propio Marc Márquez ha alabado su aportación en el desarrollo de la moto. Bradl, que la semana pasada estuvo en Jerez prosiguiendo con la evolución de la Honda, y en Sepang será el piloto encargado de sustituir a Jorge Lorenzo en el Repsol Honda.

Más allá de nombres, lesiones y especulaciones, lo que sí parece claro es que Honda llegará a Sepang en inferioridad de condiciones respecto a sus competidores. Ducati y Yamaha e incluso Suzuki aterrizan en Malasia con las pilas cargadas y con un único objetivo: empezar el camino para destronar a Marc Márquez y a Honda. Con el inicio entre algodones de la fábrica japonesa, los competidores aprovecharán para apretarle las clavijas a los dominadores de los últimos años y, así, cambiar las tornas y aspirar a todo durante el 2019.

TE INTERESA VER:
Aleix Espargaró: "Tengo la sensación de que en Italia no se valora lo suficiente a Bagnaia"

Sigue la actualidad del Mundial de MotoGP en www.motosan.es