Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

María Horrach, madre de Luis Salom: «Lo cambiaría todo para que mi hijo estuviera aquí»

3 Jun. 20 | 21:00
"Cambiaria todo por tener a Luis Salom"
Foto: motogp.com
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Life is better at 300km/h« AE41
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

María Horrach recuerda a su hijo Luis Salom en el cuarto aniversario de su fallecimiento. Dando a conocer a Salom desde sus ojos. 

Esta tarde ha tenido lugar un encuentro virtual entre Mela Chércoles y María Horrach. La madre de Luis Salom, para recordar al “Mexicano”. Un encuentro que fue idea de María para homenajear a su hijo en el cuarto aniversario del fallecimiento de Luis Salom. El 3 de junio de 2016, Luis Salom tenía un accidente en la curva numero trece el Circuit de Barcelona-Cataluña y perdía la vida. Sin embargo, sigue muy presente en el recuerdo de los aficionados al motociclismo. Cada mes y cada año son muchas las personas que le rinden homenaje. Unas muestras de cariño que desde la familia Salom- Horrach agradecen. 

Miercoles 3 de junio de 2020. Se cumplen cuatro años de la pérdida del piloto de Moto2. Un día duro para la familia, que se ha visto reconfortado de alguna manera con las palabras de cariño que reciben a través de redes sociales. María Horrach: «Estamos bien. Hemos recibido durante todo el día muestras de cariño. Hoy es un día que estás luchando continuamente para no retroceder a ese día. Hoy las redes sociales no han parado. Cuando quieren a tu hijo te quieren a ti. No tengo más que palabras de agradecimiento para los aficionados. Tras cuatro años siguen recordando. Eso es maravilloso. Solo darles las gracias de corazón de parte de la familia y de sus amigos. Es maravilloso ver esto un día tan triste como hoy».

Su madre, cuatro años después, María se emociona al recordar la despedida de toda la afición a Luis en Mallorca, el día de su funeral. María Horrach: «La respuesta de gente fue impresionante. No tengo palabras para agradecer que estuvieran allí rindiéndole homenaje en el funeral. Se respiraba mucho respeto. Aquel desfile de las motos por el paseo en silencio. Fue espectacular. Yo solo decía “Luis la que has liado”, fue impresionante».

"Lo cambiaría todo para que mi hijo estuviera aquí"
Foto: motogp.com

Volver al paddock

María no ha vuelto al paddock de MotoGP desde el accidente. Volver allí sin su hijo para ella no tiene sentido, explicaba en el Live. María Horrach: «Para mi es muy complicado volver a entrar a un paddock sin mi hijo. Es prácticamente imposible. Entrar sin él no tiene sentido. La gente que ha querido verme me ha visto. Como Cortese que vino a casa con un ramo de flores. Yo siempre he sentido un gran respeto por todos los pilotos. Mi hijo era un de ellos y se lo duro que es. Pero siempre tienes más afinidad con unos y esos han venido. Por ejemplo Alex Rins, su padre es el primero que me ha mandado un mensaje esta mañana. Por aquí ha venido más de un piloto. Aquí ha pasado muchas gente del paddock. Pero volver a un paddock sin ir de la mano de mi hijo es muy complicado».

Si al volver a los circuitos le hiciera recuperar a su hijo, «egositamente» lo haría. Sin embargo, el consuelo que le queda a su madre es poder recordar los buenos momentos con su hijo en ese escenario. María Horrach: «Egoístamente lo cambiaría todo para que Luis estuviera aquí. La gente me dice que si no se hubiera dedicado a ello, no hubiera sido feliz. ¿Por qué no? Quien me lo puede demostrar. Ahora también te digo, si lo hubiera podido cambiar quien me dice que el resultado no es el mismo, pero en otro lugar a la misma hora. Si cambiando lo puedo recuperar lo cambiaría, pero no tengo esa posibilidad. No me la da la vida. Así que me quedo con lo que he disfrutado y aprendido de mi hijo. Además, estoy convencidísima que hoy por hoy Luis estaría en MotoGP. Creo que en 2017 ya hubiera subido a MotoGP».

A través de los ojos de su madre

La figura de Luis Salom como deportista se caracteriza por la perseverancia, y según su madre como persona era igual. María: «Luis como persona era igual que como piloto. Era muy perseverante, muy perfeccionista en todo. Nos respetabamos mucho. Teníamos una buena conexión. No hay muchas madres que hagan el mundial, siempre es la figura paterna. Y quizá por eso yo llamaba la atención. Luis tenía mucho carisma. Luis hacía gala de ello. Eso le hacía ser tan cercano y humano. Creo que me llevaba bien con todo el mundo, pero gracias a Luis. Por donde pasaba tenía una sonrisa para todo el mundo».

Otras de las características más fisicas de Luis Salom eran sus tatuajes. Hasta 15 tatuajes recuerda su madre que tenía. María:  «El primer tatuaje de Luis se lo hace en el brazo con 14 años y se puso “Luis Salom”. Fue pesadísimo con hacerse el tatuaje. Me reflexiono y me dijo “era su cuerpo y que solo se vive una vez”. Con la broma, como fue tan pesado, le decía que al menos si le perdíamos le reconoceríamos por el brazo tatuado con su nombre. Ese fue el primero. Así hasta 15 tatuajes con muchos símbolos religiosos, yo le decía que llevaba más imágenes que una iglesia».

"Lo cambiaría todo para que mi hijo estuviera aquí"
Foto: motogp.com

Los consejos

María Horrach y su familia lo han dado todo por el motociclismo, un deporte que les arrebató a lo que más querían. Por eso, no se ve capacitada para aconsejar a las familias que empiezan en este mundo. María Horrach: «No soy muy amiga de dar consejos. Creo que cada caso es particular. Esa familia que está dispuesta a hipotecarse, eso es respetable. Hay padres que pagan una carrera universitaria carísima y luego no ejercen. Es una apuesta todo. En nuestro caso, la consecuencia fue trágica, así que no me veo capacitada para aconsejar a nadie. Nuestros resultados fueron siempre buenos. Los años maravillosos desde los triunfos a las victorias, de la energía que desprendía y que acabó en tragedia. Así que yo no puedo aconsejar a una madre, tampoco para desilusionar a alguien porque a mi me haya pasado esto, no sería justo».

Las victorias una sonrisa

La sonrisa siempre estaba presente en la cara de Luis Salom fuera la circunstancia que fuera. Quizá una de las más especiales fue la Indianapolis 2012, así lo recuerda su madre en el Live. María Horrach: «Recordar la carrera deportiva de Luis nos llena. Aquel día lo recuerdo con un cariño inmenso, el de Indianapolis 2012. Luis estaba tan feliz. Marco, manager, llorando como una magdalena. Era una emoción tan inmensa ver la emoción de tu hijo. Ver qué grande se siente. A mi que Luis hiciera un podio no me cambiaba la vida, pero me daba una emoción inmensa. No vivíamos de eso, disfrutamos con eso. Esa fue su victoria especial». 

E incluso en los momentos menos buenos, permanecía esa sonrisa. Como cuando formó parte del equipo de Sito Pons en Moto2. María Horrach: «En el equipo de Sito hay gente maravillosa, pero había un ambiente muy raro allí». Por ello, en 2016 se cambia al equipo de Stop And Go de Edu Perales. María Horrach: «Cuando Luis salió del equipo Pons al equipo de Edu Perales, se vio que las personas funcionamos mejor con cariño. Hizo un segundo puesto. Ese fue el último abrazo que nos dimos llegando al podio y tengo la foto. En mitad del pitlane».

Más MOTOS cada día en MOTOSAN.ES, ¿Te SUSCRIBISTE ya en la CAMPANITA? ¡Es GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
ARTÍCULO RELACIONADO:  CRÓNICA | Márquez y Viñales dominan el test de MotoGP y Quartararo es sancionado