Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Rossi, Viñales, Quartararo y la supremacía como número 1 en Yamaha MotoGP

14 Ago. 19 | 22:17
Rossi Quartararo Yamaha
Foto Michelin
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Jesús Sánchez Santos Administrator
«Cuando veo a Dios, llega el momento de frenar«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Una fábrica campeona como Yamaha lleva sin ganar el título de pilotos desde 2015 cuando se lo llevara Jorge Lorenzo, por apenas cuatro puntos sobre su compañero Valentino Rossi. Mientras que otras fábricas abogan por tener un claro número 1, Yamaha no lo hace.

¿Cuál es la filosofía de Yamaha con sus pilotos? Estaba perdida en 2003 cuando a final de temporada consiguieron fichar a Valentino Rossi… ¡Nadie podía creerlo! Confiaron claramente en un piloto número 1 que les devolviera el éxito y juntos llegaron los triunfos, consiguiendo 4 títulos de MotoGP en dos rachas, 2004-2005 y 2008-2009, bien diferenciadas.

En la primera racha todo el universo Yamaha giraba alrededor de Valentino y pese a no tener la mejor moto, cayeron los campeonatos de 2004 y 2005. Tras perder el título de 2006 (principalmente por una moto que no estuvo a su altura) y repetir derrota en 2007 contra Ducati, Bridgestone y Stoner, la marca de los diapasones (Lin Jarvis) pensó que lo mejor sería contratar al campeón del futuro y ponerlo a su lado. Así es como llegó Jorge Lorenzo en 2008. En esos dos últimos campeonatos (2008 y 2009) se dieron otras circunstancias a los dos primeros entorchados con Yamaha. Para empezar la M1 ya era la mejor moto de la parrilla y ambos pilotos empezaban la guerra interna por la supremacía.

Esa filosofía de pilotos que tiene Yamaha desde 2008, la de contar con dos pilotos rápidos con ambición de ganar, hizo que mediante batallas internas todo fluctuase entre lo positivo y lo negativo. Por un lado ganaron los títulos desde 2008 hasta 2010, dos Rossi y uno Lorenzo, pero el italiano no se sintió suficientemente valorado por Yamaha, tras lo que había logrado por/con ellos, y decidió emigrar a Ducati.

Rossi Lorenzo Yamaha
Foto Yamaha

«Para irse a Ducati hacen falta huevos, o sea que Lorenzo seguirá en Yamaha»

Cuando Rossi regresó en 2013 a Yamaha al lado de Lorenzo, lo hizo con total humildad y en el papel de «segundo piloto«, cosa que duró una temporada ya que desde 2014 hasta 2016 rivalizaron por podios, victorias, posiciones finales del campeonato y por supuesto, aquel inolvidable título de 2015. Los dos únicos pilotos que han conseguido acabar delante de Marc Márquez en la tabla de puntos final desde que llegase en 2013.

Entonces en 2016 ocurrió lo mismo que en 2010 pero a la inversa, la guerra interna era tan intensa que Lorenzo decidió salir y buscar nuevos retos. Hasta el propio Rossi le dio su «empujoncito» cuando él ya había renovado y Lorenzo aún tenía que decidir si quedarse o no en Yamaha, con aquella frase: «Para irse a Ducati hacen falta huevos, o sea que Lorenzo seguirá en Yamaha».

Dos años después, podemos decir que tanto Yamaha como Lorenzo perdieron en esa ruptura, como seguramente también con Rossi en 2010 al que sustituyeron por Ben Spies. ¿Es mejor tener un claro número 1 de la marca en la que focalizar el desarrollo y los esfuerzos? Yamaha está muy lejos de ser así y de hecho ahora mismo, Rossi vuelve a defender la situación de dos jóvenes que quieren llevar el mando, Viñales y Quartararo.

Rossi 103, Viñales 102, Quartararo 92

Yamaha de nuevo no está luchando por el título de pilotos, cosa que recae en Marc Márquez con el único rival de Andrea Dovizioso, tampoco está en la pugna por el de equipos ni de constructores, por lo que podemos decir que vive de nuevo una muy mala temporada para una fábrica tan potente. De hecho ahora mismo vive de bocanadas de aire como la victoria de Viñales en Assen y de la ilusión de estar reconduciendo la situación de su moto de cara a 2020.

La clasificación provisional del campeonato es casi una metáfora de la situación de Yamaha. Rossi es quinto en el campeonato con 103 puntos, uno por delante de su compañero Viñales y once del «rookie» recién llegado, Fabio Quartararo, que en el Red Bull Ring consiguió llegar al podio y acabar delante de las dos Yamaha de fábrica por primera vez. La cuarta Yamaha es la de Morbidelli, que marcha 12º con 58 puntos, ensombrecido por su compañero de equipo. El rendimiento de Quartararo está enterrando el que era un prometedor futuro de Morbidelli, en la marca de los diapasones antes de empezar el año.

Igualdad mecánica en MotoGP

¿Es la Yamaha una mala moto? La respuesta es que no, es una gran moto con dos problemas muy localizados e interrelacionados: el motor y su configuración electrónica. Se trata de la MotoGP más fácil de llevar, como han demostrado los «rookies» estos últimos años y la menos radical: hay más probabilidades de caerse llevando otra moto que una Yamaha, algo muy importante en un campeonato de regularidad con el actual sistema de puntuación.

Los datos así lo atestiguan. Personalmente me gusta analizar que moto es la mejor en base a los podios conseguidos. De esa forma amortiguar el sesgo de las victorias, en el que un piloto descomunal puede encubrir una moto no tan buena, como Rossi en Yamaha aquel mítico 2004, Ducati con Stoner o actualmente Marc Márquez en Honda.

Honda Yamaha Suzuki Ducati

Honda lleva 12 podios, un 37% de la «tarta», mientras que Ducati con 11 se reparte el 33%. 2 fábricas actualmente suman el 70%, pero ¿Dónde está Yamaha? No tan lejos, con 8 podios se reparte un 24%. Suzuki sólo un 6%, mientras que KTM y Aprilia, las dos únicas motos de MotoGP con las que aún no se puede optar a podios y victorias con regularidad, no aparecen en esta ecuación.

El resto de marcas punteras tiene un número 1

Aquí entramos en un tema peliagudo, un debate nunca cerrado: ¿Es mejor tener un piloto número 1 o tener a «dos gallos en un gallinero»? Lo cierto es que acertará el que gane. Históricamente se han ganado más títulos con un número 1 diferenciado, pero claro, si apuestas por 2 buenos pilotos es más fácil que uno de ellos sea campeón y se convierta en un número 1 de la marca. Personalmente, soy partidario de tener a un número 1 bien definido, pese a tener más pilotos rápidos que puedan aportar desarrollo y resultados a la marca. Tal vez esa es una de las claves de por qué en Honda todo es una balsa de aceite con Marc Márquez desde 2013.

Analizando el % de podios de las cuatro marcas que han conseguido llegar «al cajón» en este 2019 comprobamos en un vistazo como Suzuki tiene un claro número 1 (Rins con el 100% de podios), Honda también con Marc Márquez (83,33% de podios de la marca) e incluso Ducati puede considerarse tenerlo tras las últimas citas (sabemos que sobre el papel ya estaba hablado internamente), con Dovizioso y un 54,55% de podios de la marca.

Pero, ¿Qué ocurre en Yamaha? Viñales 3 podios, Rossi 2 podios… y Quartararo, desde un equipo independiente sin moto oficial, 3 podios. Sólo falta que Morbidelli se una «a la fiesta». La marca de los diapasones tiene que atender el desarrollo de su moto en base a estilos de pilotaje totalmente distintos. Rossi y Viñales tienen necesidades diferentes para optimizar al máximo su pilotaje y 2017 fue un ejemplo. El de Roses ganó 3 de las 5 primeras carreras pero entonces su compañero, Valentino, abogó por un cambio en la carcasa del neumático y un chasis diferente. Desde entonces sólo 3 victorias para Yamaha: la de Assen 2017 (Rossi) y las de Phillip Island 2018 y Assen 2019 (Viñales).

Márquez Espargaró Rins Rossi Dovizioso

Otro análisis que complementa y refrenda los anteriores datos, es ver que % de veces ha acabado como mejor piloto en carrera el líder de cada marca. Marc Márquez ha sido siempre el mejor piloto Honda en todas las carreras que ha acabado, tan sólo su caída mientras iba escapado en el Circuito de las Américas, impide un resultado inmaculado. El mismo caso de Pol Espargaró en KTM, con su abandono por problema mecánico en el Red Bull Ring, normal que en la marca austriaca estén tan encantados con él como tan desorientados con Zarco.

Rins también lleva el mando en Suzuki y sólo sus caídas han mermado su % al frente de su compañero de equipo, Joan Mir. Así llegamos a territorio más discutido. Dovizioso ha sido el mejor piloto Ducati en el 63,64% de las carreras, viéndose superado por Petrucci en 3 ocasiones y por Miller en 1. En una parte del campeonato incluso estuvo en entredicho tras no vencer en Mugello. Aprilia anda muy perdida y aunque Aleix Espargaró está siendo más rápido, no está siendo regular en resultados.

Maverick Viñales Rossi Yamaha
Foto Yamaha

Y así llegamos a Yamaha y su batalla interna. Rossi es el piloto de la marca de los diapasones que más veces ha acabado delante en carrera, curioso cuando Quartararo y Viñales le ganan en podios, pero hay que recordar que el italiano marcha también en la clasificación general como el mejor piloto de la marca. Valentino ha sido 5 veces la mejor M1, por las 4 veces de Viñales y las 2 de Quartararo. Sin duda, en estas 8 carreras que quedan por delante está en juego el mando de 2020 o incluso de 2021. El talento de Quartararo les puede estallar en las manos, si no consiguen atar a este talento con material de primera y en un equipo oficial, se lo van a birlar a Yamaha en un abrir y cerrar de ojos.

Curiosamente a día de hoy, Ducati y Yamaha son las dos marcas más criticadas en como gestionan sus pilotos y se da el hecho de que en ambas, han sufrido recientemente (o sufren) una guerra interna por ser el número 1. Con la salida de Lorenzo, Ducati estableció a Dovizioso como líder y a Petrucci lo relegó a un papel secundario. Algo que tenía tan asumido por el bueno de «Petrux» que incluso pidió perdón por ganar su primera carrera de MotoGP en Mugello, uno de los días más felices de si vida.

No me imagino a HRC, pese a los esfuerzos por hacer que la RC213V se adapte a Lorenzo y sea más fácil de llevar para todos los pilotos de la marca, cambiándole los esquemas a Marc Márquez. Algo que sí sufrió Maverick Viñales tras haber ganado 3 de las 5 primeras carreras de 2017 y era líder de MotoGP. El «93» es el número 1 de Honda, merecido a todo esto y puede que en aquel 2017 Maverick, ya fuera el piloto más rápido de Yamaha, pero el número 1 allí seguía siendo Valentino Rossi.

Más MOTOS cada día en MOTOSAN.ES ?, ¿Te SUSCRIBISTE ya en la CAMPANITA ?? ¡Es GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!