Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

A Marc Márquez no le gana nadie en MotoGP con su misma moto

24 Jun. 20 | 11:30
Márquez
Foto Repsol Media
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Jesús Sánchez Santos Administrator
«Cuando veo a Dios, llega el momento de frenar«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

La moto es un factor clave en MotoGP, un elemento que modula el rendimiento del piloto y sus aspiraciones a conseguir títulos y victorias. Es por eso, que en ocasiones aunque no se gane o incluso no se pise el podio, para ganarse el respeto se debe ser el primero de la marca. Desde que llegase al Mundial en 2008, nadie con su misma moto ha podido acabar delante de Marc Márquez.

Pese a que llegó en 2008 a la categoría de 125cc, Marc Márquez no empezó a ganar carreras y sumar títulos hasta 2010. En su primera temporada ya subió al podio en Donington Park, convirtiéndose en el español más joven en lograrlo con apenas 15 años y 126 días. «La fuerza era poderosa en el joven padawan», su talento innato sobresalía, pero aterrizó el el Mundial sobre la moto equivocada entonces, la KTM.

Las dos primeras temporadas (2008/2009) con KTM fueron un duro aprendizaje sin apenas resultados, algo que le sentó bien cuando a partir de 2010 recaló en Derbi y al fin contó con una moto competitiva. Ha habido más casos en la historia, de pilotos en crecimiento que han sufrido una moto que no estaba a su nivel pero han mantenido el esfuerzo, para dar dos o incluso tres pasos adelante, al llegar al sitio adecuado.

Márquez Rabat Repsol KTM
Foto Repsol Media

Cuando se decidieron por la marca austriaca para que Marc Márquez llegase al campeonato, no parecía mala opción. No era la mejor, Aprilia en ese caso, pero con KTM el piloto japonés Koyama había sido tercero en 2007. La realidad que se encontraron en 2008 fue una moto sin proyecto de futuro, que estaba siendo abandonada.

KTM presentó en sus filas de nuevo a Koyama, junto a otros nombres como Krummenacher, Pablo Nieto o De Rosa, aparte del equipo Repsol formado por Tito Rabat y Marc Márquez. En este equipo Marc debía aprender mientras que Tito era el que debía encargarse de hacer resultados, no en vano era su tercera campaña en la categoría.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Nieto sobre el fichaje de Marini en MotoGP: "Es mentira que esté cerrado"

Al final Marc Márquez acabó siendo la mejor KTM pese a que finalizó 13º en la clasificación general con un podio y 63 puntos. Rabat fue 14º con 49, mientras que Koyama, que el año anterior había sido 3º con una KTM apoyada por la fábrica, finalizó 17º con 41 puntos. A la temporada siguiente, en 2009, sólo hubo dos KTM en pista, la de Marc Márquez y la de Cameron Beaubier, su compañero. Un estadounidense que debutaba en el mundial. Mientras que Marc acabó 8º con 94 puntos, un podio y dos poles, Beaubier sólo acumuló 3 puntos antes de dejar para siempre el certamen. La KTM y el nivel de su compañero le habían hundido.

En 2010, finalmente ya con la Derbi de 125cc, el piloto de Cervera se encontró con la mejor moto de la parrilla. La misma que llevaban sus rivales, Pol Espargaró, Vázquez o su compañero Cortese y los chicos de Aprilia como Terol, Smith o Rabat, idéntica arma aunque con otra marca dentro del Grupo Piaggio. Marc Márquez empezó su década de éxitos con el primer título Mundial.

Desembarco en Moto2

Márquez
Foto Repsol Media

El debut de Marc Márquez en Moto2 en 2011 fue muy sonado, combinando una velocidad endiablada con tres ceros consecutivos en Losail, Jerez y Estoril. El piloto de Suter recondujo la situación con la victoria en Le Mans y a partir de entonces, como si de un «Comecocos» se tratase, empezar a recortar puntos a Stefan Bradl que había empezado fuerte con Kalex.

A falta de tres carreras para el final, el 93 había adelantado al alemán en la clasificación por un punto, pero entonces llegó la lesión ocular en aquel maldito fin de semana de Sepang 2011, que estuvo cerca de acabar con su carrera deportiva. Los comisarios no señalizaron la lluvia, que llegó de forma repentina a una parte del circuito y Marc voló por los aires para golpear duramente contra el asfalto. Por aquella lesión perdió el título pero fue la mejor Suter, delante de Iannone que acabó 3º a 74 puntos del español.

En 2012, con más experiencia, tuvo su gran rival en Pol Espargaró con Kalex, la moto campeona del año anterior. Marc se llevó la corona de Moto2 sacando 137 puntos a la segunda Suter, la de Luthi, que fue 4º en la tabla final. Ya estaba preparado para dar el salto a MotoGP en el mejor equipo de la historia en la categoría reina, el Repsol Honda.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Rossi: "Tengo que ser más rápido si quiero luchar por el Mundial"

MotoGP, debutar a lo grande

Márquez Pedrosa
Foto Repsol Media

Mientras que en 125cc y en Moto2 no pudo lograrlo, en MotoGP se hizo con el título en su primera temporada, la de 2013. Ocupó el sitio de Casey Stoner, que había decidido colgar el mono a finales de 2012. La moto que se encontró era la mejor de la parrilla y como compañero tenía a Dani Pedrosa, siempre aspirante a la corona.

En su primera carrera en Losail, ya fue la primera Honda. Marc hizo podio mientras que Dani fue cuarto tras él. Ese primer año fue el momento del enfrentamiento interno para discernir el número 1 del equipo dentro de HRC. Shuhei Nakamoto, director entonces de Honda, dijo la famosa frase: “Si Dani (Pedrosa) no gana este año probablemente nunca lo haga, pero si lo hace, será campeón varias veces”. Lo cierto es que lo tuvo más cerca que nunca antes de llegar a Sachsenring.

Márquez
Foto motogp.com

Pedrosa era líder del certamen antes de la cita alemana y su más directo perseguidor, Lorenzo, lesionado se había tenido que ir a casa tras su caída el viernes. Marc Márquez era 3º entonces con 113 puntos por los 136 de Dani Pedrosa. Aquel fin de semana el 26 caería en la curva 1, fracturándose la clavícula, mientras el 93 ganaba y se aupaba al liderato de MotoGP, un sitio que no abandonaría ya.

La última tensión entre ellos surgió en la cita de Aragón, donde Marc Márquez rozaría a Pedrosa, produciéndole un corte en el cable del control de tracción de su RC213V. El de Castellar del Vallés acabaría por los suelos y el de Cervera en lo más alto. Fue un duro día de cumpleaños para Pedrosa perseguido por la mala suerte, que desde entonces sería el piloto nº2 de Honda hasta la salida del equipo. Comparemos los números de ambos en las 6 temporadas que han compartido box, donde Marc Márquez siempre ha acabado delante de una auténtica leyenda como Dani Pedrosa.

ARTÍCULO RELACIONADO:  GP de Misano de MotoGP: Horarios de las carreras y dónde ver en directo

Pedrosa

El reto mayúsculo de Jorge Lorenzo

Viendo que nadie había conseguido acabar delante de Marc Márquez con la misma moto, es más fácil entender la dificultad extrema de lo que intentó Jorge Lorenzo en 2019. Más aún cuando llegaba a HRC, la casa del 93 donde es el piloto número 1 de forma indiscutible, para intentar ganarle con sus armas. Este es el motivo de por qué Marc Márquez no vetase a Jorge, confía plenamente en su talento para hacer lo que no hace nadie sobre una moto.

Márquez Lorenzo
Foto Repsol Media

Se vio claro en los primeros años con Dani Pedrosa en el box, que Marc sabía aprovechar y aprender de las virtudes técnicas de su compañero, para luego ponerlas en práctica en pista como sólo él sabe hacer. Ahora a sus 27 años y en plena madurez deportiva, nos encontramos con un piloto inabordable… ¿Alguien sabría decir su punto débil?

Mientras que no falle, y cada vez lo hace menos, no se le puede ganar en la clasificación de puntos tras 19 carreras. Desde que está en MotoGP sólo ha perdido un título, el de 2015, donde Lorenzo y Rossi acabaron delante de él pero con una marca distinta, Yamaha. Este 2020 va a ser diferente, veremos qué ocurre con menos carreras en el calendario y todo mucho más concentrado.

Nadie ha podido ganarle con su misma moto y cuando eso ocurre tras 13 temporadas de carrera deportiva, deja patente que el nivel de «sus manos» como piloto están fuera de toda duda, justo ahora que la igualdad mecánica es la mayor de la historia del Mundial de Grandes Premios.

No hay la menor duda de que Álex Márquez, su hermano y compañero para 2020, no será rival para Marc. Álex es de aprendizaje «lento pero seguro» y eso unido a una Honda RC213V cada vez más difícil y crítica, no apta para debutantes, asegura que Marc sea inalcanzable incluso para compañeros de marca más experimentados como Cal Crutchlow. De todas formas, no tendrán como objetivo derrotarse mutuamente, saben que los rivales están fuera de casa.

¿Te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? ¡DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!