Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Rossi contra Lorenzo y sus resultados en Ducati

2 Dic. 18 | 19:00
Jorge Lorenzo (SPA) Ducati Team Ducati MotoGP GP Italy 2018 (Circuit Mugello) 01-03.06.2018 photo: Michelin

La historia de estos dos grandes campeones parecen entrelazadas desde que desde 2008 comenzaran a compartir box en Yamaha. Cómo no es fácil mantener juntos en un equipo puntero a dos “gallos” con tanto carácter, ambos encontraron desahogo fuera de casa en Ducati.

Primero fue Valentino el que salió en 2011, justo cuando Jorge había conseguido su primer título de MotoGP, para regresar dos temporadas después. Tras cuatro años más juntos, fue Lorenzo el que decidió para 2017 aceptar el reto en la casa de Ducati en Borgo Panigale. Con estas dos temporadas acabadas y con el balear ya en las filas de Honda, es hora de analizar quien salió mejor parado de sus respectivos “affaire”… ¡Para alejarse el uno del otro!

Sus números de rojo, análisis cuantitativo

Resultados MotoGP Lorenzo Ducati
Fuente www.motogp.com

El primer dato que nos llama la atención es que pese a que el calendario es ahora más amplio, Valentino Rossi disputó más Grandes Premios con Ducati. Las desafortunadas lesiones sufridas por Lorenzo en Aragón y justo después en Tailandia por un fallo mecánico, han marcado el final de su era de rojo y en gran medida sus estadísticas, ya que en las última siete carreras sólo ha sumado los 4 puntos de la cita final en Valencia.

Lorenzo ha conseguido 7 podios por los 3 de Valentino. En 2011 el italiano sólo consiguió llegar al cajón en Le Mans, donde ocurrió el incidente entre Pedrosa y Simoncelli. Al año siguiente en el mismo circuito con la pista mojada, hizo una gran remontada para adelantar a Stoner ante el gozo del público local. Su último podio llegó en Misano 2012 donde Stoner no corrió y Pedrosa vivió uno de sus capítulos más inauditos con el calentador de su rueda delantera. En condiciones de seco nunca vivos al verdadero campeón. Por su parte Lorenzo consiguió su primer cajón en su cuarta cita con Ducati, en Jerez y al final de su andadura ha alcanzado el 21,88% de podios por carrera, es decir, ha logrado un gran resultado en 1 de cada 5 carreras.

Foto Michelin

En victorias no hay color. Mientras que con Ducati en ningún momento vimos al auténtico Valentino Rossi, sí disfrutamos de Jorge Lorenzo en estado puro en algunos momentos. En su segunda temporada, justo el fin de semana que Ducati confirmaba a Petrucci como piloto oficial en su lugar para el año siguiente, vencía en Mugello dominando la carrera de principio a fin como en sus mejores tiempos de Yamaha. Por si había alguna duda de que podía ser un espejismo, repitió en Cataluña dos semanas después. Recuperó el pulso en Brno, luchando contra Dovizioso y Márquez hasta el final, para en la siguiente carrera vencer un apoteósico duelo al actual campeón de MotoGP en el Red Bull Ring. Sin duda esta temporada hemos llegado a ver al auténtico campeón y con casi toda seguridad sin lesiones de por medio, hubiese sido TOP 3 a final de año.

TE INTERESA VER:
Jordi Torres, en la presentación del Aspar Team de MotoE: "Hay que hacer uso de la tenacidad y no fallar"

En otros datos como poles, Jorge se destaca 4 a 0 contra Rossi. En vueltas rápidas están igualados aunque con la curiosidad de que el #46 consiguió las dos en carreras sobre mojado (Jerez 2011/Le Mans 2012), dejando claro que nunca fue competitivo a su verdadero nivel con la Ducati en condiciones de seco. En puntos totales conseguidos, Rossi acaba delante con 302 por los 271 de Lorenzo, aunque con una media parecida, 8,63 por 8,47 puntos por carrera.

No es la misma Ducati

Uno de los argumentos que se esboza cada vez que salen a relucir estas comparaciones es que la Ducati que se encontró Valentino a finales de 2010 fue peor que la que Jorge se encontró en 2017. Sin duda fueron motos diferentes pero a la hora del nivel respecto a sus rivales, puede que haya parte de verdad y parte de mentira, analicemos los datos de nuevo. En 2010, antes de llegar el #46, Stoner venció 3 carreras e hizo 9 podios con Ducati. Hayden, su compañero, llegó una vez al cajón y acabó 7º el campeonato. Al año siguiente con la llegada del Rossi, Ducati se hundió, pero seguramente en parte por la falta de comunicación entre él, su equipo y la fabrica. Las sensaciones del multicampeón italiano fueron malas desde la primera vez que la probó en Valencia y por mil vueltas que le dieron a la moto, nunca la sintió suya. No fueron capaces, ni él, ni Burgess, ni Ducati de hacer el “Milagro Yamaha” que el propio Valentino y su equipo habían logrado en 2004 tras dejar Honda. También ahora ya tenía otra edad y sobre todo se enfrentaba a otra generación de pilotos más talentosa que la batida anteriormente, con Stoner, Lorenzo o Pedrosa a la cabeza.

TE INTERESA VER:
Marc Márquez entre los favoritos de Mick Doohan: "Tampoco puedes descartarle"
Foto www.motogp.com

Cuando Lorenzo llegó a Ducati, la temporada anterior Dovizioso había conseguido una victoria y cinco podios con esa moto, números peores que Stoner en 2010. Su compañero Iannone, que acabó 9º el campeonato, también había ganado en Austria y hecho 3 podios más. Con los números por delante no podía asegurarse 100% que la moto que se encontró Jorge fuese mucho mejor que la que dejó Stoner en su momento a Rossi. Aunque sí podemos afirmar que en estas dos temporadas, el duo Lorenzo/Dovizioso junto con Dall’igna y Ducati, han trabajado en la dirección correcta haciendo una moto muy competitiva, tal vez la mejor actualmente en MotoGP. A favor de Rossi, decir que fue el mejor piloto de Ducati en aquellas malas temporadas, mientras que en el apartado de resultados Lorenzo se ha visto superado por su compañero, Dovizioso. Es cierto que los resultados del balear no han llegado y que las lesiones han impedido el duelo final contra su compañero este 2018, pero la sensación que da es que su llegada ha hecho que Ducati diera un paso definitivo para tener una máquina muy competitiva con la que pueden ir bien muchos pilotos.

TE INTERESA VER:
KTM pide "limitar la aerodinámica de MotoGP muy pronto"

La expectación es alta por ver qué ocurre en Honda con Lorenzo dentro por varias razones. Por un lado está el vivir de nuevo la relación de dos grandes campeones de MotoGP compartiendo box, algo que no ocurre en Honda desde (dejadme pensar…) principios de los años ’90 con Doohan y Gardner. Por otro lado en confirmar la capacidad técnica que tiene Lorenzo para desarrollar una moto, ya que en Yamaha tuvo un peso muy importante compartido con Rossi y en Ducati ha sido clave para que la marca italiana alcance este nivel. El hueco de Pedrosa es grande, pero si alguien puede hacer su función de desarrollo con igual brillantez, ese es Lorenzo.

TE INTERESA VER:
Resultado Test de Jerez Moto2 y Moto3 día 2: Déjà vu con Canet y Alonso en lo más alto

Análisis Cualitativo, las sensaciones

Los datos objetivos demuestran que al fin y al cabo ambos estuvieron lejos de alcanzar lo que Ducati esperaba de ellos cuando realizaron sus fichajes. Jeremy Burgess, uno de los más prestigiosos ingenieros de pista de la historia que llevó a Valentino durante tantos años, reconoció su decepción diciendo “Me llevaré a la tumba el fracaso de Rossi con Ducati”. Y es que todo el mundo, no sólo él, esperaban algo especial del paso del #46 por la mejor marca italiana. Era el sueño italiano hecho realidad, que se tornó en pesadilla. Durante dos temporadas nunca vimos al verdadero campeón italiano y lo peor de todo fue verle vagar sin ilusión, carrera tras carrera lejos del podio. Muchos ya daban por acabada su carrera deportiva a los 32 años. Menos mal que pudo regresar a Yamaha donde se siente como en casa y es feliz, por eso cuando surgió la posibilidad de que Jorge saliese de su equipo para recalar en Ducati, no dudó en hacer su juego psicológico con unas potentes declaraciones: “Hacen falta huevos para ir a Ducati, Lorenzo se quedará en Yamaha”… pero no se quedó.

TE INTERESA VER:
Las velocidades punta de MotoGP 2024: A Ducati le sale competencia
Lorenzo Rossi Yamaha Ducati Sachsenring frenada
Foto www.motogp.com

Dentro de que ambos no cumplieron los objetivos que se marcaron, el paso de Lorenzo por Ducati ha sido más brillante. Empezó lejos de su nivel, pero a final de 2017 ya empezaba a mostrar avances en su adaptación. Demasiado lenta para alguien de su talento y experiencia. Curiosamente con una pieza llegada en Mugello 2018, un depósito “mágico” que Jorge esperaba desde hacía tiempo, vimos a ese gran campeón inalcanzable. Hizo que Claudio Domenicali (CEO de Ducati) se tragase sus propias palabras sobre él en las que decía: “Es un gran piloto que no ha sabido encontrar la forma de extraer lo mejor de nuestra moto” respondiéndole tanto en rueda de prensa como en pista. El final de Jorge con Ducati fue agridulce porque justo en el momento en el que ya tenía la moto de la mano y ganaba carreras, llegaron las lesiones, impidiéndole dar ese remate a la temporada y cayendo hasta la 9ª posición final en la general. Pese a todo, se fue habiendo ganado.

TE INTERESA VER:
Jorge Martín: "Si aún no he mostrado mi potencial para estar en Lenovo Ducati, nunca estaré de rojo"

No es fácil comparar a dos de los más grandes pilotos de la historia de MotoGP, pero sí podemos afirmar que ambos vivieron sus peores años deportivos en Ducati, ahí sí que no hay punto de comparación. Afortunadamente podremos disfrutar aún más de ellos la temporada que viene, Rossi a por el sueño del 10º título en las filas de Yamaha, 10 años después de su última corona. Lorenzo, al fin con Honda, donde puede sorprendernos con cualquier cosa. El plato fuerte está servido y de por medio otros ingredientes del más alto nivel “gourmet” como Marc Márquez, Dovizioso o Viñales. Sólo puedo salivar al imaginarme como quedará la combinación de sabores, ¿Y tú?

Jesús Sánchez Santos @JesSanSan