Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Bajo el sol que más calienta #WorldSBK

17 Mar. 19 | 22:00
Foto: WSBK
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Esther Girando Contributor
«Cuando dedicas tu vida a algo y el sueño se hace realidad, sienta realmente bien« NH69
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

La segunda cita de la temporada ha llegado a su fin, y se podría decir que los chicos de WSBK han estado bajo el sol que más calienta, al igual que en la clasificación del mundial, que en tan solo 6 carreras ya está que arde.

¡Así no! Así no quiero que sea un Mundial que me enamora cada carrera, así no me gusta que sea una carrera tras otra, así no merecemos que se nos trate a los que llevamos amando este campeonato durante años, y así no me gusta despertar para ver una carrera, sin ganas, sin motivación, sin ilusión… ¡Así no!

Si este artículo lo hubiera escrito ayer tras la primera carrera hubiese sido completamente diferente, pues a pesar de la aplastante victoria de Álvaro Bautista, vimos que los demás rivales pudieron hacerle cara en alguna u otra medida, sin embargo en la Race2 me ha dado toda la sensación de que estábamos aun en los test de pretemporada, en esos en los que vemos como las MotoGP y las SBK están en una misma pista, y ya no es porque sea uno u otro piloto el que gane, si no porque es realmente superior el potencial de la Ducati frente al resto, como el talento de Bautista frente a sus compañeros ( aunque esto último es positivo para el Mundial) siempre y cuando “se juegue” en igualdad de condiciones.

Y lo digo porque llevamos años viendo cómo se ha estado lastrando a Kawasaki para poder parar a Jonathan Rea, y eso que parecía que a quien peor le iban esas modificaciones era al entonces compañero de equipo, Tom Sykes. Sin embargo y como siempre, alguien mueve los hilos para que esto tenga una emoción añadida. Una emoción que sin darse cuenta no están logrando, por lo contrario, pues a los que realmente nos gusta ver carreras sin distinción de banderas, nos gusta un tú a tú, un cuerpo a cuerpo, un pique, una batalla, algo que hasta el día de hoy ha sido nulo.

Pero no me enredo más, que quería que en esta ocasión mi opinión no fuera tan extensa como la pasada.

Una vez más comenzaré por el flamante campeón de las carreras de este fin de semana, Álvaro Bautista. Sin duda alguna es bonito ver cómo se ha acomodado a esta nueva etapa, cómo sabe sacarle partido a la Ducati haciéndola lucir en lo más alto del podio, pero si algo le tengo que agradecer y después de comentar que me gustaría verlo con una moto similar al resto de la parrilla (cosa que no es culpa suya) es el corto pero intenso tú a tú que tuvo con Rea en la Race1. Quizás fui hasta demasiado ilusa al pensar que el final de la carrera podría ser emocionante, o que veríamos más de un adelantamiento entre ellos, pero nada. ¡Jo, Álvaro, que no se nos puede dar ese susto para despertarnos para después volver a quedarnos dormidos con una carrera tan aburrida!

Sobre su compañero de equipo, Chaz Davies… ¡Uff! Me duele demasiado las palabras que voy a decir, pero es lo que me lleva rondando todo el fin de semana: lo que estoy viendo con Davies es una historia que se repite una y otra vez, ya hace unos años pasó algo similar. Sin embargo, era él el piloto que brillaba en el box, siendo su entonces compañero de equipo, Davide Giugliano, al que tras un par de temporadas llenas de lesiones y falta de resultados no dudaron en “largar”. Es pronto para decirlo, pero, ¿correrá Davies la misma suerte? En mi opinión, y a día de hoy, después de ver las carreras hasta ahora disputadas, tiene una moto que no merece, pues estamos viendo cómo va y él no es capaz de llevarla a un lugar decente en la clasificación.

Pasemos a hablar de los chicos de Kawasaki. Mucho han hablado de las malas caras de Jonathan Rea, la poca educación de este tras finalizar las carreras, que vaya mal carácter y que antes cuando era al revés ni se quejaba, pero… ¿Acaso no se dan cuenta la de años que llevan intentado acabar con su superioridad y que lo único que hacia él era batir una y otra vez los récords? ¿Quizá a alguien le gusta perder? Es muy normal tener mala cara, saber que estás dando el 200% de ti y que solo puedes aspirar a quedar 2º. Siempre he sido muy crítica con él, incluso acusándolo de abusón frente a sus rivales, pero últimamente solo veo una batalla de acoso y derribo frente a un tipo que tiene 4 Campeonatos de WSBK consecutivos a sus espaldas y que nos ha hecho disfrutar como enanos cada vez que salía a pista.

Sin embargo, cuando me toca hablar de Leon Haslam no sé qué decir, salvo una vez más agradecer la chispita que le dio a la carrera con el toque entre él y Melandri. Sinceramente, y pese a que no ha terminado en malas posiciones, ni me he acordado de él en esta cita. Es más, me ha recordado al año pasado cuando veíamos que Rea llevaba a su Kawasaki a lo más alto y se criticaba a Tom Sykes por acabar las carreras como las acababa. Son el 91 ha sido lo mismo. Quizás es cosa del trazado, las condiciones meteorológicas o sin más un mal fin de semana, pero lo dicho, no tengo más que añadir al respecto.

Foto: WSBK

A la hora de pasar al Team Yamaha lo tengo mucho más claro, Alex Lowes es el que se está afianzando como líder supremo. Me gusta ver cómo poco a poco se está convirtiendo en un piloto constante, cómo se está haciendo habitual verlo subir al podio o cómo en cierto modo está madurando. Ha sabido encauzar su camino hacia lo que puede ser una gran temporada.

Por otro lado hemos tenido a Michael Van der Mark, Marco Melandri y Sandro Cortese, que a pesar de que en Buriram no hayan llamado tanto la atención como en Phillip Island, los chicos de Yamaha han sido los que nos han añadido un poco de pimienta a las carreras con sus emocionantes adelantamientos y su “rivalidad” para ver cual quedaba por delante. Y eso que ver como Marco “bailaba” sobre su Yamaha en más de una ocasión lo que nos ha hecho ha sido entrar casi en taquicardia.

Una vez más, y espero que esto no sea algo que coja como costumbre en las próximas citas, me cuesta decir algo positivo sobre Tom Sykes y Markus Reiterberger. No es normal que tras una salida como la que Sykes realizó en la Race1, fuera descendiendo casi para quedarse en tierra de nadie, si es verdad que nos tiene acostumbrados a ello, sabemos que va excesivamente mal cuando hace calor, pero… ¿Dónde está su motivación? Y a la hora de hablar de Reiterberger, más de lo mismo, es una moto nueva, pero a pesar de lo “poco bien” que lo hace su compañero de equipo, él lo hace un poquito menos bien. Sigo opinando que está ocupando un lugar que le vendría muy bien a otros pilotos.

Si tras la cita anterior dije que no había visto lucir el talento de Michael Rinaldi, en esta ocasión tengo que decir que ha sido todo lo contrario. El joven piloto ha sabido sobreponerse de una mala posición en la parrilla de salida y realizar unas carreras dignas de lo que esperábamos (aunque en ocasiones esperamos algo más de él). Es algo que esta vez no ha llegado a pasar con Toprak Razgatlioglu, el cual no ha estado nada acertado durante estos días. Pese a ello, no se puede decir nada en contra de él en carrera, está claro que no nos ha deleitado con el potencial al que nos tiene acostumbrados, pero podríamos decir que ha salido de Buriram con un “ni fu, ni fa”.

A Jordi Torres y Tati Mercado los metería en esta ocasión en el mismo saco, y eso que no me gusta nada hacerlo. Pero como dije al principio, no quiero que esto se haga largo y sin darme cuenta lo está siendo.

Ambos pilotos han estado en las posiciones que se esperaba, realizando unas carreras decentes, salvo Mercado, que en la Race2 no ha podido ni si quiera tomar la salida. Pero conociendo las ganas y el hambre de ambos, en la siguiente cita los veremos con las garras fueras para dar más de un manotazo y emoción para poder entrar en el Top10.

Foto: WSBK

La mala suerte una vez más se ha cebado con Eugene Laverty y Leon Camier, pilotos a los que el asfalto pone a prueba una vez tras otra. Sin embargo, ellos saben pelear mirándole a los ojos al miedo y cabalgando sobre sus motos sin mirar atrás. De ellos solo puedo decir que admiro su tremenda valentía y espero verlos en Motorland.

Si sigo por este camino toca el turno de R. Kiyonari. Este fin de semana ha cogido algunos puntos, pero eso sí, sin pena ni gloria. Está claro que podría no haber terminado las carreras como ha ocurrido con otros pilotos y que no hay que menos preciar el trabajo realizado por él, pero… el “poco a poco” se me está haciendo algo largo.

Al igual que me pasa con Alessandro Delbianco, pues me he tirado todo el fin de semana diciendo una y otra vez lo mismo: “¡Qué necesidad tenemos de aguantar un piloto así en la parrilla! ¿De verdad no hay nadie que pueda llevar ese manillar mejor? ¿Hasta cuándo se le dará la oportunidad de estar ahí? ¿Soy la única que lo ve absurdo?”.

Así llega esto a su fin. Quizás he estado algo más critica que en el anterior artículo, lo mismo es porque está escrito en caliente, por el madrugón o vaya usted a saber porqué. Tened siempre en cuenta que lo que comento es mi opinión tras la carrera disputada, por lo que se ha visto en estos dos últimos días y siempre, siempre, recordad que es mi simple opinión, nada más.

¡Nos leemos tras la cita de Motorland!

Sigue la actualidad del mundial de SBK en Motosan. Suscríbete en la campanita.

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!