Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

¿Quién es el mejor piloto de MotoGP de la historia?

20 Jun. 20 | 22:00
Foto MotoGP.com
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Es un placer correr con un equipo que prepara las motos a conciencia« Víctor Palomo
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

El nombrar al mejor piloto de la historia es algo que genera debate permanente. Tan evidente es que los números son indiscutibles, como el hecho de que es complicado comparar pilotos de diferentes épocas.

Si el criterio numérico es el que vale, no hay lugar a debate: el podio del mejor piloto de la historia es el siguiente:

  • Nº1: Giacomo Agostini (15 títulos)
  • Nº2: Angel Nieto (13 títulos)
  • Nº3: empate técnico entre Carlo Ubbiali, Valentino Rossi y Mike Hailwood (nueve títulos cada uno).

Y acechando este podio de mejor piloto esta Marc Márquez (ocho títulos) que previsiblemente y si no surge ninguna desgracia llegará al tercer peldaño de este podio en breve y muy posiblemente lo supere, ocupando el tercer escalón del podio, ya en solitario, con diez o más mundiales: dependerá de sus próximos años.

Pero claro, a los números luego los queremos complementar o matizar con  contextos y circunstancias. Y también el subjetivismo que a todos nos influye (poco o mucho). Cuestiones ya no tan fáciles de valorar y mucho más difíciles de cuantificar. Nos dejamos llevar por el corazón y nuestras preferencias y esto ya es una cuestión muy complicada para que todos nos pongamos de acuerdo.

Pero la brecha generacional es grande. ¿Cómo comparar a un piloto de los años 60- 70 con uno del siglo siguiente?. Los separan 40 años o más. Y las cosas han cambiado tanto que es complicado valorar las diferencias: las motos, los circuitos, la seguridad, las organizaciones, los patrocinadores, la prensa, la tecnología, el profesionalismo, el marketing… todo ha cambiado, y mucho.  Así que, siendo injusto y difícil, hay que tratar de mirar a lo que no ha cambiado, o ha cambiado poco: los pilotos, su carácter, su talento, su forma de enfocar las carreras, su ambición o su desafío a los riesgos.

Empecemos a filtrar

A Nieto le apeamos del segundo lugar del podio porque sus 13 títulos son de «clase levemente inferior» (categorías pequeñas). Lo mismo con Ubbiali. Dos magníficos pilotos que dominaron a sus rivales, pero que si aplicamos los filtros subjetivos, empiezan a perder peso para ser considerados como «mejor piloto de la historia«. Así que la primera criba nos deja a Agostini, Hailwood y Rossi en el podio. Es decir, dos pilotos de las décadas de los 60-70 frente a uno de la época actual.

Entre estos tres pilotos, junto a Márquez, se juegan el honor de ser el mejor piloto de la historia. Pero a Márquez habrá que dejarle terminar su carrera para ver cómo le colocan los números y como le juzga la historia. De momento lo dejaremos fuera de este comentario.

También hay otros pilotos que tienen menos mundiales, pero que sin embargo podrían estar considerados para compartir podio con los mejores del mundo: Doohan (cinco mundiales) Lawson (cuatro mundiales) y Rainey (tres mundiales). Estos pilotos compitieron entre sí durante una más o menos una década (años 83-95), junto a otros «monstruos» como Spencer y Roberts (tres mundiales cada uno) y Schwantz o Gardner (un mundial cada uno).

Hay otros pilotos, y muy buenos, con varios títulos en su haber: John Surtees, Jim Redman, Phil Read, Geoff Duke, y nuestro Jorge Lorenzo. No cuentan para el mejor piloto de la historia, pero se han «ganado a pulso» estar en el olimpo de los mejores.

¿Alguien ganó sin oposición?

Entre los años 65 y 73, Ago, Hailwood y Read (siete mundiales para el inglés)  se enfrentaron entre sí y realmente también hubo competencia por ganar mundiales. Ago se quedó sólo en 500cc del 68 al 71, cuando Honda y Hailwood abandonan y también sólo en 350cc entre el 68 y el 70.  Esos cuatro años fueron un paseo para Ago donde consiguió siete títulos con relativa facilidad. Pero el resto de sus títulos fueron duramente peleados y competidos: primero contra Hailwood, luego contra Read…y finalmente también contra Saarinen, Lansivuori, Sheene o Braun.

En cuanto a la época de los 80-90, la que llamamos la «época dorada de los 500cc» los americanos tuvieron encarnizadas luchas siempre entre, al menos, tres o cuatro pilotos. Eso hizo que obtener un mundial en aquellos  años fuera algo muy caro ya que había más pilotos luchando por la victoria. Porque además había otros pilotos que no ganaron mundial, pero que sí ganaron muchas carreras: Sarron, Kocinski, Cadalora o Mamola, entre otros. Da que pensar que pilotos «estratosféricos» como Schwantz o Gardner al final sólo ganáran un mundial.

Finalmente, y ya hablamos de la era Rossi, las motos se han ido igualando. Ahora, con la reglamentación de Dorna se han acortado mucho las diferencias. Pero cuando llegaron las MotoGP, Honda tomó mucha ventaja y ahí estuvo Rossi para aprovecharlas y encadenar títulos. Con su paso a Yamaha, Rossi siguió ganando, pero sus rivales  de MotoGP, aunque buenos pilotos, no fueron campeones del mundo: Gibernau, Biaggi, Melandri o Capirossi. Rossi empezó a tener rivales en 2006 y dejó de ganar. En 2008 y 2009 recupera la senda de la victoria y aparece Lorenzo. Entonces Rossi ganó, esta vez con mejores rivales en pista…

El precio del riesgo

Una de las características de los años 60-70 era que la seguridad, a todos los niveles, brillaba por su ausencia. Quizás hubiese menos rivales, pero sin embargo el riesgo que corrían los pilotos entonces eran proporcionalmente mayores a los que se corren hoy en día. Circuitos como el antiguo Nurburgring, o los urbanos como Imatra, Opatija, Montjuich o Isla de Man entre otros, eran circuitos en los que caerse no era nada bueno.  Es decir; Agostini, Hailwood y Read tenían, literalmente, que jugarse la vida para ir rápido y ganar, cosa que en los 80-90 no era tan evidente, ni mucho menos en la era actual.

mejor piloto
Foto roadracingnews.co.uk. Así se corría en los años 60 y 70.

¿Esto quiere decir que los pilotos de ahora no arriesgan?. Evidentemente que arriesgan y van a límite, pero si caen, las medidas de seguridad que tienen los circuitos, así como su equipamiento técnico están a años luz de lo que había en los años 60-70. Es decir, el factor riesgo para un piloto es el mismo (siempre al límite), pero las consecuencias de una caída ahora son infinitamente menores. Por lo tanto, ahora es más fácil, barato y sencillo arriesgar, porque las consecuencias físicas de una caída se han minimizado al extremo.

Evidentemente, el factor riesgo existe, pero ahora es menor, muchísimo menor: las estadísticas fatales en el mundial de motos no dejan lugar a dudas:

  • 27 pilotos fallecidos en los 60,
  • 25 fallecidos en los años 70,
  • 14 fallecidos en los años 80,
  • 2 fallecidos en los años 90
  • 4 fallecidos en los últimos 20 años. El último, Luis Salom en 2016.

Es decir, evidentemente que aunque los pilotos de todas la épocas arriesgan, el precio de arrriesgar era mucho más alto en los años 60-70. Esto debería ayudarnos a no despreciar el valor de los mundiales de Agostini, Hailwood y Read, que aunque con poca competencia en algún caso, sin embargo «se jugaban el bigote» mucho más que los campeones de los años 90 en adelante.

El caso Rossi

En cuanto a Rossi, ídolo de masas, muy especialmente entre los millenials y generación Z, todos nacidos con posterioridad a 1981 sin duda es un fenómeno aparte: Rossi es el primer campeón de las RRSS y por esta razón su trascendencia social se ha disparado. Es un fenómeno mundial, más allá de su valor como deportista. Gente que no amaba las motos se han acercado a nuestro deporte gracias a Rossi.

mejor piloto
Foto motogp.com. Los años tristes de Rossi con Ducati

Pero si nos limitamos a su palmares deportivo, no hay tantas diferencias en relación a sus rivales Hailwood y Agostini para ser considerado el mejor piloto, o uno de los mejores. Lo que es incuestionable, es que Márquez al márgen, Rossi es el mejor piloto del siglo XXI, el mejor de su generación. El mejor de estos nuevos tiempos en donde todo es tan diferente a cómo era antes.

Rossi ganó mundiales en tres categorías, lo mismo que Hailwood. Agostini sólo en dos. Rossi, en categoría reina, ha ganado con dos marcas (Yamaha y Honda), lo mismo que Agostini (MV y Yamaha) Hailwood sólo ganó en 500cc con MV. Con Honda ganó también en 250 y 350cc. En cuanto a mundiales de categoría reina, Agostini tiene ocho, Rossi tiene siete y Hailwood tiene cuatro.

Y veamos ahora la competencia que tuvo Rossi en sus mundiales: su primer mundial se lo gana a Biaggi  en 2001, aún con la 500cc de 2T. En las temporadas 2002 y 2003, arrasa sin oposición con la nueva RCV211, que se mostró muy superior a las Yamaha, Suzuki y Ducati. Esta vez, de nuevo ante Biaggi (Yamaha) y Sete con la Honda carreras clientes.

En 2004, Rossi se cambia a Yamaha y su mayor oposición serán Sete (2004) y Melandri (2005) ambos de nuevo con la Honda carreras cliente de Gresini. Los años 2006 y 2007, Rossi cae ante Hayden y Stoner respectivamente. Las temporadas 2008 y 2009 son las mejores de Rossi. Gana ambos mundiales, aunque en el de 2009, su nuevo compañero Lorenzo ya le empieza a «mojar la oreja«. Y por vez primera, gana a otros campeones mundiales de la categoría (Stoner, Hayden y Lorenzo). Su posterior y desafortunado paso por Ducati tampoco le deja en buen lugar.

En resumen, Rossi ganó sus primeros cinco mundiales ante pilotos «normales» que no llegaron a ser campeones del mundo. Ganó por evidente superioridad técnica con la Honda y por falta de nivel en sus competidores con la Yamaha entre 2004 y 2005. El buen nivel sólo lo mostró en los años 2008 y 2009, que por cierto son sus dos últimos mundiales. Es decir; Rossi sólo ganó a otros campeones del mundo en dos ocasiones. Agostini ganó a otros campeones del mundo en cuatro ocasiones  y Hailwood en seis ocasiones.

¿Hablamos de épica?

Es verdad que más allá de los números para determinar el mejor piloto, hay otras cuestiones que debemos de valorar. Hablemos de épica:

Mike Hailwood la cultivó en profundidad. Hailwood se retira en 1967 cuando Honda decide abandonar el mundial en pleno dominio. De no mediar la retirada forzosa, es seguro que Hailwood hubiera acabado con algún mundial más y entonces no habría debate. Se retiró con 27 años y en plena forma. Tras unos escarceos en la Fórmula 1, abandona toda actividad deportiva.

Pero en 1978, tras más de diez años de retiro y con 38 años, vuelve a subirse a una moto de competición en el TT de la Isla de Man y vence con la Ducati 900 SS en la Fórmula TT, batiendo al mítico Phil Read, que seguía en activo. Al año siguiente, volvió al TT. No tuvo suerte con la Ducati (avería mecánica) y aún así quedo en quinta posición, pero ganó con una Suzuki RG la categoría del senior TT.  Aquel debut y sus victorias de 1978 y 1979 hicieron correr ríos de tinta y ensalzaron el valor y el talento de Mike The Bike hasta límites muy altos.

mejor piloto
Foto bonnieandclydemotorbikes.blogspot.com. 1979. Hailwood ganando el Senior TT con una RG ex Barry Sheene.

Giacomo Agostini tiene tras sí uno de los cambios de marca más espectaculares de la historia. Yamaha lo ficha a golpe de talonario en 1974 como única posibilidad de ganar el mundial monopolizado por MV Augusta y por él mismo. Y Agostini empieza con Yamaha a lo grande: pasa de las lígeras MV Agusta tricilíndricas de 4T a las potentes y difíciles tetracilíndricas de 2T (que nunca había pilotado) y después de unos inicios algo decepcionantes en el campeonato italiano, Yamaha se lo lleva a competir a las 200 millas de Daytona.

Con la potente y salvaje Yamaha de 750 cc gana la carrera batiendo a los especialistas americanos oficiales Yamaha: Roberts, Romero y Castro, todos con la misma moto. Pero Roberts no encajó bien la derrota y se fue a competir, poco después, a las 200 millas de Imola, con la clara inteción de batir a Ago y devolverle la moneda… pero de nuevo Agostini le ganó a Roberts en las dos mangas de 100 millas.

Tres enfrentamiento con Roberts y tres victorias inapelables de Agostini, con la misma moto. ¿Quién dijo que Agostini ganaba por la MV?. Ago se bajó de la MV ganadora, se subió a la Yamaha y siguió ganando: en el mundial de 1974, gana en 350cc a la primera, pero en 500cc una muy fallona Yamaha no le permite brillar. Pero al año siguiente, en 1975, gana el mundial de 500cc por delante de la MV de Read.

mejor piloto
Foto Global Yamaha. Agostini en 1975, camino de su mundial número 15 con la Yamaha.

¿Y Rossi? ¿Dónde está la épica de Rossi? Desde el 2009 ya no gana mundiales. Diez años compitiendo sin ganar el mundial acaban mermando prestigio y palmares. A partir de su primer mundial de 250cc con Honda, Hailwood estuvo cuatro años sin ganar. Agostini estuvo sin ganar tan sólo dos. Pero los diez años sin ganar de Rossi…. El cambio de Honda a Yamaha es poco más que una anécdota, dada la escasa entidad de sus rivales de entonces.

Lo único épico en la trayectoria de Rossi es ver cómo a sus 40 años cumplidos sigue siendo competitivo, no para ganar pero sí para estar en el Top 6. Ver la ilusión y las ganas que le pone a su ya acabada carrera deportiva.

Eso es, desde luego, digno de admiración. Pero poco que ver con el retorno de Hailwood a la isla de Man (donde ganan los hombres más valientes) o el paso de MV a Yamaha de Agostini. En realidad y fuera del palmarés deportivo, Rossi no tiene nada que lo engrandezca, al margen de su poder mediático, aspecto, eso sí, en el que barre a la competencia.

mejor piloto
Foto MotoGP.com. Año 2003. Rossi con la Honda RCV211 por delante de Sete con RCV211 carreras cliente de Gresini

Así que, mientras esperamos a ver donde colocamos a Marc Márquez, nos parece que el mejor piloto debería estar entre Agostini y Hailwood. Y Rossi por detrás. Los tres pilotos tienen un talento enorme para ir en moto. Agostini y Hailwood corrieron muchos riesgos a lo largo de su exitosa carrera (muchos más que Rossi, desde luego), se enfrentaron entre sí, cambiaron de motos y siguieron ganando y fueron referente y admirados como ahora lo es Rossi.

Además, Agostini fue uno de los pilotos más activos y luchadores por los temas de seguridad de los pilotos. Quizás Agostini lo tuvo algo más fácil para llegar a los 15 mundiales por los años en que estuvo realmente sólo, así que si alguien nos pregunta quien es el mejor piloto de la historia, nuestra opinión es que este lugar, tan honorífico como subjetivo, es para Mike the Bike, sir Stanley Michael Bailey Hailwood.

hailwood
Foto MotoGP.com. El rey… Mike the Bike.

Epílogo

Giacomo Agostini se unió a MV en 1965 ya que al Conde Agusta le atraía la idea de que un piloto italiano ganara con una moto italiana. Y para conseguirlo, el conde Agusta, que no se llevaba muy bien con el joven y brillante británico Hailwood y que sin embargo le acaba de ganar cuatro mundiales consecutivos de 500cc, empezó darle a Mike una moto y un equipo inferior. Al año siguiente, Mike se fue a Honda, donde casi gana a la MV de Ago en 500cc, con una Honda más potente, pero también con un chasis mucho peor y una fiabilidad más deficiente

Lo cuenta Giacomo Agostini: Si la moto es buena o no tan buena, para Hailwood es casi lo mismo. Recuerdo que el año 65, cuando ambos pilotábamos las MV de 500cc. Probé su moto y  era una «mierda». Luego Hailwood probó la mía y dijo: «Ago, es fantástica». Las motos eran las mismas, solo que mis reglajes eran mejores.  Pero el tiempo que hizo por vuelta,  fue exactamente el mismo con las dos. Pilotaba sin necesidad de una gran puesta a punto. Yo probaba su moto y era dos segundos más lento. Él probaba mi moto, que iba perfecta, y era tan rápido como con la suya, que era un trozo de hierro«.

No se quejaba de la goma, de las suspensiones. Era tipo Marc Márquez hoy, que tiene problemas y está siempre delante», zanja Agostini.

SUSCRIBETE GRATIS a Motosan.es en la campanita y DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!