Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

¿Quieres ser organizador de rodadas de motos en circuito?

4 Abr. 19 | 22:00
Compartir noticia
  • 116
    Shares

Ismael Bonilla Contributor
Campeón de España de motociclismo, piloto del Mundial de 250cc
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Es posible que seas un usuario ocasional o habitual de moto deportiva en circuito, y si no lo eres, lleves tiempo pensando en meterte en circuito.

Si ya lo has hecho y has probado ese delicioso veneno, estás enganchado ¿verdad? Y si aún no, pero sigues pensándolo, deja de darle vueltas; hazlo, no te vas a arrepentir. Aunque te recomiendo empezar con calma y con uno de los cursos que la mayoría de organizadores imparten para que no se te atraganten las marchas. Pero hoy no quiero hablar desde el lado del cliente; quiero hablar desde el lado del organizador. Sí, ese en el que recaen siempre casi todas las culpas y «que se está forrando con mi dinero».

La primera vez que asistí como monitor a una rodada, fue en el año 1997. Fue en el Jarama de la mano del RMCE. El término rodada no estaba tan aceptado como hoy en día, eran más tipo cursos la mayor parte del día, y al final un par de tandas libres. Pero la idea era muy similar a la de ahora. En aquellos años apenas había organizadores de rodadas; no estaban tan de moda, pero lo que era común en las que había es que se llenaban semanas antes de la fecha. Además, a unos precios que no dejaban de resultar  un caro capricho. Los cursos del Motociclismo Action Team eran de los más populares (casi siempre llenos), y también tuve ocasión de participar en algunos de ellos.

El boom siguió en aumento, alcanzando su cenit a mediados o finales de los 2000. Por aquel entonces ya habían muchos más organizadores que se apuntaban a la subida de carro. Normalmente, gente relacionada con el mundo de las carreras que montaban una empresita (o algunos no…) llamaban a un circuito a reservar una fecha, y si la conseguían, ya estaba. Daba un poco igual quién fueras, o qué experiencia tuvieras organizando estos eventos. Si conseguías una fecha, y como en aquellos años había dinero, las plazas se completaban semanas antes, “fuera cual fuera el precio”. Era muy común que organizar una rodada por ejemplo en Albacete (que es uno de los circuitos de mejor relación calidad/precio) dejara limpios para el organizador más de 6.000€ en un día. El secreto era que había mucha más demanda de pilotos amateur de circuito, que oferta de plazas. Lo que se viene llamando, dinero fácil… Tanto, que a muchos se les iluminó la bombilla y casi de la noche al día empezaron a aparecer organizadores como setas. Pero en 2008 llegó la crisis…

¿Qué ocurrió entonces?

La inercia era tan grande, que en los comienzos de la crisis 2008-2009, no se notó demasiado el bajón. Las rodadas seguían siendo una máquina de hacer “dinero fácil” para experimentados organizadores, o para “intrusos”; daba igual. Pero a partir de 2011, la cosa empezó a cambiar… Los circuitos como norma general no bajaban sus precios, y las plazas que antes volaban, ahora costaba horrores llenar una fecha. ¿Y por qué se yo todo esto? Pues porque después de un montón de años haciendo de monitor para diferentes organizadores, yo, gran visionario emprendedor me lanzo a crear una empresa de cursos y rodadas junto con unos amigos/socios, justo en 2011. ¡Con un par! Éramos cuatro socios. Dos de nosotros aguantamos  4 años, y otros dos aún siguen. Dejamos la sociedad por dos motivos; el primero porque habíamos decidido emprender otros proyectos fuera de la motos, y el segundo es porque después de cuatro años, echamos las cuentas, y después de mucha ilusión y mucho trabajo, en ese momento de salir, estábamos “comidos por servidos” económicamente hablando (y gracias…).

 

Es cierto que lo habíamos pasado muy bien, pero también es cierto que pasamos momentos bastante duros con algún accidente muy grave. Otra de las cosas que peor llevábamos era cuando se aproximaba una fecha de una rodada, y a lo mejor a menos de una semana, tenías 20 inscritos y se vaticinaba un batacazo de impresión. Y todo porque el iPhone decía que iba a llover ese día -y que luego resultaba que no se cumplía el pronóstico de lluvia casi nunca-.

A lo mejor encadenabas dos rodadas que habían sido todo un éxito (eso podía significar un beneficio de 2000€-3000€ cada una), pero luego se te daba mal una en Motorland o Cheste que son circuitos muy caros, y perdías 6.000€. Antes los circuitos, si tenías dificultades en cubrir gastos por tener pocos inscritos, podían echarte un capote de alguna manera. Ahora es casi imposible. Tampoco es fácil lidiar con la variedad de clientes que acuden a las rodadas. Los hay educados y respetuosos con los demás pilotos, que van a divertirse con seguridad y hasta con humildad; y los hay macarras a más no poder que van casi que a montarla. Por suerte, parece que se está erradicando una feísima costumbre que, por extraño que parezca era habitual: gente que entre tanda y tanda se tomaba sus “birritas”, y hasta se fumaban sus “cositas”. Y aunque ya es raro de ver, alguno queda, y los organizadores -y el resto de pilotos- deben estar muy atentos para que si se detecta, se les expulse de inmediato.

Luego los hay con las motos impolutas, o con las motos hechas un desastre de mecánica, o neumáticos en las lonas. También hay que estar atento para que no comprometan su seguridad y la de todos. Hay mil anécdotas surrealistas que he vivido en las rodadas; desde un tío que se cae en una curva y se queda al borde de la pista sentado fumando un cigarro mientras vienen las asistencias a recogerle, hasta otros que pierden una rodillera, paran su moto en medio de la pista, le pone la pata de cabra y se va a buscar la rodillera… También recuerdo en Albacete mientras instalábamos el día antes del evento. De repente oímos una moto en pista, y vemos a un tío que se había colado en la pista en pantalón corto y camiseta (por lo menos llevaba casco) para hacerle el rodaje a su Moto2. Era un conocido piloto por entonces en el mundial… Y todavía se ofendió cuando tuve que saltar en medio de la recta para que parase.

 

Pero lo mas gracioso que me ha pasado fue hace un par de años (porque aun de vez en cuando organizo con mis amigos de www.wpb.es alguna rodada con ellos), que estando ya en el Circuito de Jerez, el día de antes me llama un fulano, y… Mejor reproduzco las conversación. Y si no fue tal cual, fue muy parecida (versión resumida):

Fulanito: Hola, ¿Eres Ismael y organizas mañana unas tandas en Jerez?

Ismael: Hola, sí.

F: ¿Y me puedo apuntar mañana en el circuito?

I: Si claro, no hay problema porque la rodada no está llena.

F: ¿Y tú me puedes dar un curso?

I: Si claro, vente y mañana lo organizamos.

F: Verás, es que quiero que me des un curso porque yo tengo una CBR del noventa y pico, y siento que voy muy rápido, y aunque ya soy un poco mayor (estaría cerca de los 30…), yo creo que con tu ayuda puedo cumplir mi sueño que es ser campeón del mundo de MotoGP. (Todo esto dicho, con un tono gaditano ‘cerrado’)

I: Si claro, no hay problema, vente por aquí mañana y yo te ayudo a ser campeón del mundo de MotoGP.

F: ¿Me estás vacilando o me lo parece a mí?

I: Has empezado tú.

F: Yo te estoy hablando muy en serio…

I: Vale vale, discúlpame por dudar de ti. Vente mañana y empezamos la tarea.

Al día siguiente, ‘fulanito’ apareció. Estaba diluviando. Con una CBR que era para cogerla con pinzas en una furgoneta destartalada, y unas pintas de cualquier cosa menos de piloto…. Y sin equipación. Tuvo que alquilar el equipo completo. En condiciones normales, no le hubiera dejado salir a pista pero como estaba diluviando, la pista estaba vacía, e insistió en salir para demostrarme lo “bueno que era”. Según salió a la pista, una comitiva subimos corriendo a la terraza para ver la caída que seguro que iba a tener ¡Pues el tío no se cayó! Hizo 2 o 3 tandas hasta que su moto murió y se largó. Cada domingo de GP espero ansioso verle como wild card en MotoGP, pero hasta ahora no ha habido suerte…

Por concluir diré que, si alguna vez te ha pasado por la cabeza dedicarte a organizar rodadas, piénsatelo muy bien. No es un dinero tan fácil como algunos se piensan. Lleva detrás un sinfín de organización y trabajo, cientos de llamadas de clientes pidiendo descuentos, con muchas preguntas absurdas (y otras no). Con una gran incertidumbre cuando los inscritos no llegan, con seguros de lluvia que no quieren pagar cuando llueve, con accidentes y algunos de ellos serios… Algunos clientes que cuando se caen, buscan las culpas en el organizador, cuando ha sido culpa de su mala cabeza o del estado de su moto. En fin, un mundillo complicado, que se puede ganar dinero, sí, pero es muy difícil y hay que ser muy constante y profesional. Tienes que dedicarte de pleno y ofrecer muchos más servicios además de la propia rodada para que salgan los números (alquiler de motos, equipación, cursos, transporte, venta/montaje de neumáticos…). Es por esto que cada año aparecen, al mismo ritmo que desaparecen, unos cuantos organizadores. Pero si que persisten 7-8 organizadores fijos desde hace ya muchos años…

Nos vemos en los circuitos.

¿Quieres ser organizador de rodadas de motos en circuito?
Valoración 5
4 voto[s]

Compartir noticia
  • 116
    Shares