Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Honda en MotoGP está en manos de Marc Márquez

30 Jun. 19 | 22:30
Márquez Honda
Foto Michelin
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Jesús Sánchez Santos Administrator
«Cuando veo a Dios, llega el momento de frenar«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

Intenso día de carreras el que hemos tenido en Assen. Tras nueve carreras de sequía, Yamaha ha vuelto a ganar con Maverick Viñales, mientras que Márquez ha «salvado los muebles» igualando su peor resultado en sus carreras acabadas en 2019, con una segunda posición.

Mucho se habla de que con la llegada de Jorge Lorenzo a Honda, el objetivo común de ambos era hacer una moto más cómoda y manejable, no tan crítica especialmente en la rueda delantera, como es la actual RC213V. Crutchlow también lo ha mencionado y hasta Marc Márquez ha reconocido ese carácter de su moto. No hay más que ver sus innumerables salvadas, sin ir más lejos tuvo otra en la QP ayer sábado.

Lo cierto es que las lesiones y los problemas de adaptación, han impedido que hasta ahora Jorge Lorenzo demuestre en Honda todo lo que puede aportar en este sentido. La Honda es una moto hecha para Marc Márquez, opinaba recientemente. No en vano, es el número 1 de la marca y ha ganado 5 de los 6 últimos títulos de MotoGP.

¿Gana Marc Márquez o la Honda?

Hay una leyenda urbana en MotoGP que dice que Honda siempre tiene la mejor moto. Una verdad que me ha enseñado la experiencia, es que la mayoría de las frases que incluyen la palabra «siempre» o «nunca» suelen estar equivocadas. Cuando Marc Márquez aterrizó en el Honda Repsol allá por 2013, sí se encontró una moto superior al resto, algo que se afianzó en 2014 con el cambio «seamless». Yamaha no lo introdujo hasta pasada media temporada.

Desde entonces hasta ahora, Honda nunca ha tenido claramente la mejor moto. En 2015 introdujeron un motor tan potente, que ni Marc Márquez, ni la avanzada electrónica propia de Honda, pudieron controlar para puntuar regularmente pese a ganar 5 carreras. Aquel fue el título que se jugaron Lorenzo y Rossi en Valencia. En 2016, con la llegada de los neumáticos Michelin y la electrónica única, Marc Márquez se encontró una Honda con graves carencias de aceleración. En Mugello vimos por primera vez como una Yamaha, con Lorenzo, ganaba la carrera a una Honda por rebufo.

Márquez
Foto MICHELIN

La situación fue mejorando lentamente en 2017 y en 2018, mientras que el de Cervera arriesgaba una y otra vez en uno de sus puntos fuertes, la apurada de frenada. Durante estos tres últimos años nos ha deleitado con las más increíbles salvadas de la rueda delantera, combinado con caídas y más caídas. Nunca en la historia un campeón de MotoGP de este calibre se ha caído tantas veces… ¡Mientras ganaba los títulos! Este 2019 Honda al fin le ha dado a Marc Márquez una moto con la velocidad punta casi al mismo nivel que la potente Ducati, así que ahora ya no tiene que arriesgar tanto en apuradas de frenada y puede gestionar mejor las carreras. Ya incluso puede usar el neumático blando Michelin. El resultado salta a la vista, tras 8 carreras líder por 44 puntos sobre Dovizioso y eso que se cayó mientras iba escapado en «su jardín», el COTA. Con esa victoria estaría líder por 71 puntos.

Con la categoría de MotoGP más igualada de la historia en el apartado técnico, menos importancia tiene la moto y más el piloto. Algunas opiniones populares dicen que hasta que Marc Márquez no cambie de marca, no será tan grande como otros pilotos, léase Valentino Rossi o Giacomo Agostini, pero lo cierto es que Marc Márquez lleva ganando el título desde 2016 sobre una moto que no es la mejor. Él la hace ganar.

Donde estaría Honda sin Marc Márquez

Vamos a tirar un poco de datos, partiendo de 2018. Cal Crutchlow fue séptimo en el Mundial, mientras que Dani Pedrosa fue 11º antes de su retirada. Marc Márquez se hacía con la corona a falta de disputar las 3 últimas pruebas. Lo acontecido este 2019 en Honda, con Jorge Lorenzo y pese a sus lesiones, pone en valor el trabajo realizado por Pedrosa con una moto tan complicada. Sólo Marc Márquez es capaz de «domar a la bestia» como Stoner hizo con la Ducati Desmosedici desde 2007 a 2010.

Honda tendría un problema muy serio sin Marc Márquez. Las demoledoras cifras del piloto de Cervera en 2019 hablan por sí mismas:

  • Ha encabezado 112 vueltas. Ningún otro piloto de Honda ha liderado.
  • Ha hecho 4 poles en 8 carreras, acabando siempre por delante de su compañero de equipo.
  • Líder con 160 puntos. El segundo piloto Honda, Crutchlow, marcha en 10ª posición con 51. Entre medias 3 Ducati (Dovizioso, Petrucci y Miller), 3 Yamaha (Viñales, Rossi y Quartararo), 1 Suzuki (Rins) y 1 KTM (Pol Espargaró)
  • Saca 141 puntos a su compañero, Lorenzo, siendo la mayor diferencia entre compañeros de MotoGP.
  • Lleva el 87,5% de los podios de Honda (7 de 8), podio de Crutchlow en Losail.
  • Ha sido el mejor piloto Honda en el 87,5% de las carreras (7 de 8), por su caída en el Circuito de las Américas mientras iba primero escapado.
  • Honda lleva 8 podios, por 8 de Ducati, 6 de Yamaha y 2 de Suzuki.
  • A sus 26 años lleva 48 victorias con Honda, sólo a 6 de Doohan el piloto de la marca con más victorias en MotoGP.

La realidad es que en un campeonato con motos tan igualadas, el piloto está marcando la diferencia. Mientras que las carreras están tan apretadas, Marc Márquez está escapado en puntos y sobre todo en la mente de todos sus rivales, que saben que ahora mismo sólo podrían ser campeones si el de Cervera fallase.

Honda sin Marc Márquez tendría problemas

Honda tiene en sus filas a uno de los mejores pilotos de la historia y con ello más ventajas que problemas. Entre la lectura negativa está que su moto está totalmente adaptada al piloto número 1 de la marca, con un pilotaje único que otros no pueden clonar. Las directrices técnicas a seguir las marca él y su equipo. Honda sabe que debe atenderle con todos sus recursos, porque en cualquier momento tendría un cheque en blanco de la competencia. KTM está desarrollando la moto con Pedrosa y con el patrocinio de Red Bull, común con Marc, suspira por el campeón de Cervera. Ducati combina potencia y manejabilidad, colocando a Dovizioso y Petrucci segundo y tercero en el campeonato pese a no tener nombres rimbombantes, Suzuki también saca la cabeza con un chasis espectacular. Cualquiera de ellos haría lo que fuese por contar con Márquez en sus filas.

Foto Repsol Media

Honda debe gestionar a su campeón con mucho mimo, nadie puede hacerle sombra y no pueden volver a perder al gran talento de la época, como les pasó con Rossi a finales de 2003 para cambiar de acera a Yamaha. Sin Marc Márquez, Honda tendría problemas serios para tener resultados, seguramente tendrían varios años en blanco hasta volver a ganar el título. Desde 1994 hasta 2003, Honda ganó 9 de 10 títulos con Doohan, Crivillé y Rossi. Con la salida del genio italiano desde 2004 hasta 2012 sólo se llevaron 2, con Hayden y Stoner. Ducati también tuvo una crisis importante cuando el australiano salió en 2010. Incluso Yamaha ha notado la salida de Jorge Lorenzo en 2016, con 5 victorias en tres temporadas… ni hablar de títulos. Es normal que cuando un piloto tan grande sale del equipo, haya un gran vacío difícil de cubrir, sobre todo cuando tiene un pilotaje diferente tan marcado.

La realidad es que Honda sin Marc Márquez no sería nada actualmente en MotoGP y eso es algo que en Japón duele, donde siempre han sacado pecho de tener la mejor moto. Sólo el dulce sabor de las victorias, los títulos y la mala experiencia previa con Valentino Rossi, hace que tengan claro que la máxima prioridad es retener a Marc Márquez. Darle la moto que él quiere, respetar el entorno que él necesita para ser feliz y rendir al máximo nivel. Mientras que todo siga igual, él no va a cambiar de aires y ambos seguirán ganando juntos aún mucho tiempo.

Más MOTOS cada día en MOTOSAN.ES 🏁, ¿Te SUSCRIBISTE ya en la CAMPANITA 🔔? ¡Es GRATIS!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!