Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Marc Márquez no tiene que cambiar de moto para demostrar ser el mejor

29 Jun. 20 | 14:30
Márquez
Foto Michelin
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
Jesús Sánchez Santos Administrator
«Cuando veo a Dios, llega el momento de frenar«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

¿Debe cambiar de marca Márquez para que pueda decir ser uno de los más grandes de la historia? Ante su dominio actual, es el debate en la afición y parte del paddock. Vamos a analizar los detalles y sacar conclusiones.

Marc Márquez no tiene actualmente rival en pista pese a compartirla con grandes rivales, algunos leyenda como Valentino Rossi o Jorge Lorenzo. Su competición es contra la historia y contra los más grandes de MotoGP desde que en 1949 empezase este campeonato Mundial, por aquel entonces conocido con otro nombre.

Agostini, Hailwood, Rossi, los considerados mejores pilotos de la historia por la mayoría ya empiezan a hacer un hueco entre ellos a Marc Márquez. Se da la curiosidad que contra Valentino compite a la vez en pista y en la historia. El dominio de Márquez en pista es tan incontestable que el debate entre la afición (y parte del paddock) se centra en la pregunta: ¿Ganaría de la misma forma con otra moto?

Si echamos la mirada atrás, a los mejores pilotos de la historia vemos como Hailwood, Agostini y Rossi cambiaron de marca a lo largo de su carrera deportiva en la categoría reina. Hay otros casos que no fue así, como Roberts, Rainey (Yamaha) o Doohan (Honda), que nunca cambiaron de marca en toda su carrera deportiva en el Mundial.

Doohan
Foto Repsol Media

¿Qué camino debería seguir Marc Márquez para convertirse en el mejor piloto de la historia de MotoGP? De momento él lo tiene claro, ganar, ganar y ganar. Tiene su objetivo en 2020 muy claro, conseguir su 9º Mundial para igualar a Valentino Rossi. Aunque en títulos, Giacomo Agostini es el rey indiscutible con 15, también está Ángel Nieto con 12+1.

¿Qué tienen en común los otros tres pilotos considerados como los más grandes de la historia? Hablamos de Hailwood, Agostini y Rossi. Pues que cambiaron de marca en algún momento de sus carreras deportivas. ¿El motivo? Que no se sentían a gusto en casa, algo que a Marc Márquez no le sucede.

En 1965 MV Agusta fichó al joven talento italiano Agostini, para compartir box con Hailwood. El británico oliéndose que los italianos «le harían la cama», se fue a Honda en 1966. Tras dominar 500cc desde 1966 hasta 1972, Agostini vio como MV Agusta fichaba a Phil Read para hacerle compañía. Aquel box «echó humo» aquel año y el 15 veces campeón del mundo (entonces 14) decidió salir camino a Yamaha.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Crutchlow, muy cerca de dejar Honda: "Podría quedarme, pero las posibilidades son remotas"

Por último, el más conocido como reciente, Valentino Rossi. Se fue de Honda a finales de 2003 por una razón: choque de egos. La fábrica más poderosa contra el mejor piloto, con diferencia, en aquel momento. HRC consideraba que su moto era tan superior, que montando a cualquier piloto de buen nivel se harían con el título.

De ahí que no valorasen lo suficiente el talento del 46, que defendía que él era clave para ganar año tras año. Juntos habían ganado el último campeonato de 500cc en 2001 y los dos primeros de MotoGP en 2002 y 2003. El tiempo dio la razón al piloto y es que afortunadamente en MotoGP, la parte clave que marca la diferencia es la humana, pese a la influencia importante de la máquina en el binomio.

Rossi Biaggi
Foto Yamaha

Rossi salió de Yamaha para en 2011 recalar en Ducati, con la intención de repetir la hazaña de 2004 al dejar Honda, pero se estrelló de lleno: ninguna victoria en dos temporadas y sólo tres podios. Había decidido dejar a su amada marca de los Diapasones por el mismo motivo por el que Agostini y Hailwood decidieron salir antes, un compañero de equipo que le molestaba en su casa y que le competía en la pista, Jorge Lorenzo concretamente.

Marc Márquez está feliz en Honda y los responsables de la marca saben que tienen un talento inimitable actualmente en el planeta tierra para hacer ganar su moto. No en vano han firmado el contrato más largo que se recuerda, cuatro años, que alargará su relación hasta finales de 2024. La Honda RC213V no es la mejor de la parrilla, grandes pilotos como Pedrosa o Lorenzo antes y ahora Crutchlow, sufren para hacerla llegar a la meta.

Cuando entró Jorge el año se hablaba de «Dream Team» pero pronto se olió que sería algo efímero. Dos campeones con tanta ambición y carácter no suelen aguantar mucho juntos y si Lorenzo hubiese empezado a ganar, habría puesto a Márquez en una situación incómoda con Honda.

Podría haberse dado la situación que antes vivieron otros grandes ya nombrados y hubiésemos visto al de Cervera, hacer las maletas rumbo a otro fabricante. La situación real que vivimos lo que ha hecho es confirmar que actualmente HRC depende totalmente de Márquez y que deben cuidarlo lo mejor posible.

Tanto a él como a su hermano, Álex Márquez. La familia y el entorno son dos factores muy importantes para el actual campeón de MotoGP, puede que incluso más que el nivel técnico o económico. Seguramente la experiencia vivida con Valentino Rossi en 2004, sea el punto de apoyo que les falta a los orgullosos japoneses de Honda, para saber que por nada pueden permitir que un piloto así se vaya a la competencia.

ARTÍCULO RELACIONADO:  ¿Cuánto cuesta ser patrocinador de un equipo de MotoGP?

Otro detalle a tener en cuenta es el momento de hacer los contratos de renovación. Cuando Valentino Rossi dejó Honda por Yamaha lo anunció tras la última carrera del año, justo cuando acababa contrato. Ahora que se hacen con años de antelación incluso, ¿Os imagináis a Marc Márquez aceptando antes de empezar 2020 una oferta millonaria con KTM para correr con ellos en 2021? A ver con qué cara sigue entrando en su box durante un año completo, cuando además se siente como en casa. No tiene motivo alguno para dejar HRC.

Márquez
Foto Repsol Media

¿Necesita cambiar de entorno o de marca cuando está dominando y se siente feliz? La respuesta es que no, nadie lo haría. Si otros campeones buscaron «fuera de casa» era porque no tenían dentro lo que necesitaban. Rossi dejó Honda porque no se sintió valorado, después dejó Yamaha porque no podía aceptar que confiaran tanto en Lorenzo con lo mucho que él había dado a la marca de los Diapasones.

El reto del cambio es apasionante y te ayuda a demostrar muchas cosas, pero sólo se empieza el camino cuando algo te empuja a hacerlo. Como ser humano no tendría sentido para Márquez cambiar ahora cuando todo es perfecto para él, tanto por el equipo que le acompaña como en su relación con Honda, donde es el número 1 indiscutible.

¿Cambiar de moto? Tal vez cuando tu moto es superior al resto puede ayudarte a demostrar cosas, pero vivimos la época de mayor igualdad en MotoGP. Ya no estamos a principios de siglo cuando Michelin daba los mejores neumáticos a algunos elegidos, unos a medida para el domingo tras los entrenamientos del fin de semana. Justo por ese motivo Valentino Rossi seguramente perdió el título de 2006 como os contamos.

Además, con la centralita única, todo se ha apretado un poco más. Ahora, aunque las diferencias sean décimas, centésimas e incluso milésimas, las manos del piloto marca el factor clave y justo ahí en estos momentos, Marc Márquez está siendo inigualable. Podrán ser más rápido a una vuelta, en un circuito, ganarle carreras, pero si no hay lesión o falla por si mismo (como en 2015), ganarle el Mundial es misión casi imposible. Lo peor de todo es que hasta sus rivales lo saben.

Agostini Rossi
Foto motogp.com

¿Por qué la gente duda de Giacomo Agostini como «el mejor piloto de la historia» cuando tiene 8 títulos de 500cc y 15 en total? Porque su moto era muy superior, era como si Marc Márquez saliese con su MotoGP y se enfrentase a los chicos de Moto2. En 1968 Agostini ganó todo y le «metió» una media de 3 minutos y 26 segundos por carrera a su rival inmediato durante aquel año.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Chicho Lorenzo, sobre su hijo: "Estuvo a punto de quedarse en una silla de ruedas, ahí es cuando cambia todo"

No son épocas comparables y por eso el valor de los 7 títulos en MotoGP de Rossi sean posiblemente aún mayor que los 8 de su compatriota Agostini. Y por supuesto, ahora que vivimos la mayor igualdad mecánica de la historia, los 6 de Marc Márquez en MotoGP tienen un valor incalculable. El propio Giacomo Agostini reconoció recientemente.

«Márquez no tiene nada que demostrar, no necesita cambiar de marca. No necesita ganar con otra marca para demostrar su valía. Nadie puede decir que Marc gana porque está en Honda, es su muñeca la que le hace ganar. Todos sabemos que también podría ganar con otras motos, no tiene nada que demostrar. Yamaha, por lo que pudimos ver en los test de invierno, estaba mas preparada»

Su situación personal en Honda, roza lo ideal con el gente que le rodea, incluso ahora más con su hermano también en la marca. Sin nada que le hostigue al cambio, unido a la mayor época de igualdad mecánica entre fábricas, hace que no necesite cambiar de moto para demostrar lo que ya es: uno de los pilotos más grandes de la historia. Con 27 años nadie ha tenido mejores números que él. Si sigue en esta línea, será considerado por muchos como el más grande, aunque nunca deje HRC.

Al fin y al cabo, la definición del «mejor piloto de la historia» no está definido, siendo un concepto subjetivo. Agostini es por números el que más títulos y victorias acumula, pero para la mayoría el mejor es otro: para los más mayores, Hailwood, para los más jóvenes, Rossi. Algunos ya empiezan a valorar a Marc Márquez, como candidato a ese lugar.

Aún es joven, que cambie o no de moto, el tiempo lo dirá. Dependerá mucho de su relación con las personas responsables de Honda, que actualmente es más fuerte que nunca con cuatro años más de contrato recién firmado. Los títulos, las victorias y récords son objetivos, no discutibles. Ser «el mejor de la historia» siempre dependerá de una opinión: dará igual que Marc gane más títulos que Agostini, que cambie de marca y gane con otra moto, siempre habrá alguien que diga que no es el mejor… y en el fondo a él le dará igual.

¿Te SUSCRIBISTE GRATIS a Motosan.es en la campana? ¡DEJA TU OPINIÓN debajo en los comentarios!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!