Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Valentino Rossi: “Me gusta ser un piloto que puede conducir cualquier vehículo”

19 Abr. 24 | 18:00
Foto: RRSS Valentino Rossi

El piloto italiano ha cruzado fronteras, de las motos a los autos; una pasión que trasciende velocidades.

Existe un icono que desafía los límites del tiempo y la velocidad: Valentino Rossi, el legendario piloto italiano conocido como “El Doctor”. Mientras muchos asocian su nombre con las motocicletas y sus hazañas en el campeonato de MotoGP, Rossi ha estado tejiendo discretamente una nueva narrativa en el escenario del automovilismo, un terreno que él mismo describe como su “segunda vida deportiva”.

Para Rossi, el amor por la velocidad trasciende las barreras entre dos y cuatro ruedas. Como él mismo declara: “Vivo para correr, ganar en MotoGP o en coche, da la misma emoción. Esta pasión intrépida lo ha llevado a embarcarse en una nueva odisea en el mundo de la resistencia automovilística, compitiendo en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) con el equipo WRT de BMW.

Rossi comparte su fascinación por la versatilidad del automovilismo, en GPOne, expresando su deseo de ser un piloto capaz de dominar cualquier vehículo: “Me gusta ser un piloto que puede conducir cualquier vehículo, es mi ambición”. Este desafío lo ha llevado a explorar diversas disciplinas, desde el mundo de las motos hasta las competiciones de GT3, donde encuentra similitudes sorprendentes entre ambos mundos: “Todo era nuevo para mí y tuve que entender con qué equipo correr… Creo que mi talento en las motos es el mismo en los coches“.

“Cuando corro en Italia siempre es difícil”

El paso de Rossi del mundo de las motos al de los autos no ha sido solo un cambio de vehículo, sino también un cambio de mentalidad. Mientras que en MotoGP el enfoque es más individualista, en las carreras de resistencia automovilística el trabajo en equipo es fundamental: “En los coche tienes muchas reuniones, con las motos muchas menos”. Esta transición también implica un ajuste en la estrategia de carrera, donde la gestión de neumáticos, el tráfico y la adaptabilidad son elementos cruciales.

TE INTERESA VER:
Jorge Martín: "Me merezco un sitio en el que me quieran y peleen por mi"

Sin embargo, el desafío de Rossi va más allá de simplemente competir en una nueva disciplina; se trata de perseguir la victoria en un nuevo escenario. Como él mismo afirma: “El objetivo es ganar… El año pasado gané una carrera en Misano y las sensaciones fueron idénticas a las de una carrera de MotoGP“. Esta búsqueda de la victoria lo impulsa a enfrentarse a desafíos aún mayores, como su participación en las legendarias 24 Horas de Le Mans.

Con su mirada puesta en el futuro, Rossi se prepara para enfrentar su próximo desafío en casa, la 6 Horas de Imola. Con humildad y determinación, se enfrenta a las dificultades que conlleva competir en Italia: “Cuando corro en Italia siempre es difícil, porque es más difícil manejar a la gente”. A pesar de los obstáculos, Rossi se muestra optimista y ansioso por disfrutar de la experiencia, consciente de que cada carrera es una oportunidad para crecer y aprender.

La incursión de Valentino Rossi en el mundo de las carreras de resistencia automovilística no solo representa un nuevo capítulo en su carrera deportiva, sino también un testimonio de su inquebrantable pasión por la velocidad y la competición. A medida que continúa desafiando los límites del automovilismo, Rossi demuestra que el verdadero espíritu de un piloto no conoce fronteras, sino que se alimenta de la determinación y la búsqueda constante de la excelencia.

¿Te SUSCRIBES GRATIS a Motosan.es en la campana 🔔? ¡SIGUE HACIA ABAJO para ver las ÚLTIMAS NOTICIAS!