Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

Indian Scout Bobber, hechas para durar

22 Abr. 19 | 22:00
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Pilotar una moto es la cosa más excitante que se puede hacer con la ropa puesta«. KS34
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

La marca de motos americanas por antonomasia es Indian. Probamos esta vez para vosotros una de sus más emblemáticas motos, la Scout Bobber.

 

La marca fue fundada en 1902 por George M.hendee y Carl Oscar Hedstrom. Rápidamente, su nombre se identificó con el mundo de la competición. En 1907 desarrollaron su mítico motor en V a 42º y solo a los 9 años de su creación ya ocupaban los tres peldaños del pódium del Isle of Man Senior Tourist, convirtiéndose en el referente americano.


Tras un parón en su producción allá por los años cincuenta, Indian se unión con las mundialmente conocidas, Royal Enfield, ha sido desde hace poco, 2011, cuando la empresa Polaris se hizo con sus mandos y ahora mismo está en pleno proceso de crecimiento.


En este caso probamos la que puede ser la moto más icónica de la marca: la Scout Bobber, una moto muy peculiar y muy reconocible, un solo asiento, sin apenas nada que cubra sus chasis, rueda delantera casi del mismo grosor que la trasera y muy baja.

indian
Lo primero que nos llama atención es su tamaño, es una moto que aun siendo muy baja es larga, y el protagonismo del motor es indiscutible en su diseño. Guarda la línea original fielmente, así como los escapes, dos muy largos, pintados de negro mate y con unas tapara con estrías para refrigerarlos, colocados muy bajos, todo ello acentúa su estilo Bobber.

escapes
El motor de la Scout Bobber sigue siendo un motor en V, de 1130 cc y un rendimiento en cuanto a C.V. entorno a los 95, cifra más que suficiente para este tipo de moto.

Motor potente

Con un par de 98 Nm a 5.900 rpm, además ambos cilindros vienen pintados de negro con un perfilado cromado así como las culatas con el mismo color, que le hacen simplemente precioso, la transmisión es por correa dentada.


La amortiguación trasera llama la atención. Está compuesta por dos muelles a la vista, algo duros, pero era de esperar y una horquilla delantera de tipo cartucho, que junto a los neumáticos 130/90-16 hacen que su parte delantera sea espectacular.


En cuanto a estética la moto tiene algunos cambios respecto a sus hermanas, como el guardabarros delantero pequeño, y el trasero muy recortado, así como la careta delantera del faro, la cual es una pieza de metal. Esta es otra característica esta moto: todo lo que parece metal, lo es.


La tecnología ha llegado a este modelo en forma de ABS. Es la única ayuda a la conducción que tiene, realmente no necesita más, nada de control de tracción ni modo lluvia, esta moto es sin duda única.

Frenos a la altura

De la seguridad en la frenada se encarga en ambos trenes, tanto delante como detrás, unos discos de 298 mm. La diferencia es que el disco delantero es “mordido” por una pinza doble y el trasero por una simple.


El depósito de gasolina es otro de los protagonistas con la forma típica y una capacidad de casi 13 litros, cifras aceptable para un consumo que deberás controlar con el puño derecho, este enlaza perfectamente con el único asiento del que dispone esta moto, que es, todo hay que decirlo, muy cómodo.


El marcador de la moto es una única esfera redonda con una marte analógica y otra digital. La primera tiene los chivatos habituales de luces, punto muerto, intermitentes y en este caso añadimos uno, en rojo, que se encenderá cuando esté la pata de cabra extendida.


La parte digital en sencilla encontramos el cuenta km, tanto parcial como total, así como el nivel de carga de la batería, la temperatura y las RPM. No dispone de marcador de nivel de gasolina, así que deberás estar atento al chivato naranja que se enciende cuando esta entra.


Una vez en marcha todo fluye, con un peso que ronda los 250 Kg en lleno, pero no los notarás una vez rodando con ella, pudiendo circular por las calles de las ciudades de forma cómoda. Los pequeños retrovisores, además de bonitos son eficientes, ya que no tienen apenas vibraciones y una vez te acostumbras a su posición, son muy útiles.

Es sin duda una moto que enamora si entras en cualquier concesionarios de Indian. Verás que hay tantas opciones para personalizar tu moto como imaginación tengas y estos mismos accesorios los encontrarás para ti. Es una moto pensada para disfrutar de los km sin prisa y sin preocupaciones. Como decía la leyenda de su publicidad en 1920, “hecha para durar”.

Puedes seguir más pruebas en Motosan.es

Indian Scout Bobber, hechas para durar
Valoración 5
4 voto[s]
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!