Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

La mejor marca de motos

22 Oct. 19 | 22:00
motos marca
Imagen: Honda Motorcycles
¡COMPARTE EL ARTÍCULO!
«Kevin Schwantz y yo chocamos muchas veces, pero casi nunca sin querer« – WAYNE RAINEY
Editor de Motosan.es – Life is Racing
follow me

¿Cuál es la mejor marca de motos? ¿Por qué algunos usuarios defienden a pecho y espada a un fabricante como si fuera propio? Lo que la imagen de marca nos da, no siempre va ligado a la calidad o prestaciones que todos esperamos. Entonces ¿por qué a veces nos ligamos a una marca como si se nos fuera la vida en ello?

Marquismo

No sé cómo llamar a los adeptos a ciertas marcas de motos. Hablo de estos fieles seguidores de ciertos fabricantes, los cuales defienden a capa y espada su marca favorita, como si fueran accionistas de esta. Y si fuera así, o si fueras el hijo del dueño, no me parecería extraño tal defensa. Pero más allá de eso, hay algunos que se ligan a una marca bien por fiabilidad, bien por imagen, o simplemente por lidiar discusiones con los que siempre dicen, por ejemplo: Honda es Honda. Sí, eso está claro: un plato es un plato y Yamaha es Yamaha. Confieso que nunca me he sentido así.

A pesar de siempre haberme sentido muy atraído por Ducati, no puedo considerarme «ducatista». Nunca he tenido una. Cuando he tenido ocasión de cambiar de moto, ningún modelo de su gama se adaptaba a mis necesidades, o a mis posibilidades. Me gustaban mucho las Ducati de los años 90, cuando yo era adolescente. Quizás por ese aura de inaccesibilidad que tenían para mi. O quizás por lo poco común que era verlas en nuestras calles. Fuera como fuese, es una marca que me gusta, pero que no me ha dado motivo alguno para sentir sus colores de una forma especial.

Ducati: siempre bonitas
Imagen: Ducati

Apego al servicio oficial

Así que no. No me veréis defendiendo a muerte a una Ducati. Pero tampoco a una BMW. Los «BMWistas» son también una especie peculiar a la hora de hablar de sus máquinas. Yo hasta hace bien poco no lo sabía en primera persona. Solo había llevado BMW a modo de prueba, nunca de continuo, hasta hace un tiempo. Y he de decir que pese a su fama de bien acabadas y fiables, hasta ahora no me parece una diferencia reseñable respecto otras marcas. Además, si nos dejamos guiar por los comentarios leídos en redes sociales y foros, las BMW se rompen igualmente. Pero es quizás es el «BMWista» el usuario más propenso a mantener la longevidad y fiabilidad de sus motos. BMW es de los servicios oficiales con más trabajo. Y aunque nunca se puede generalizar, es posible que la vinculación a la marca bávara tenga relación con esto último. Si el mantenimiento de la moto es escrupuloso, lógicamente la fiabilidad de la moto se alarga. Y si también el usuario es más receptivo a la hora de pagar 1.000 € por un cambio de embrague, impensable en cualquier japonesa, puede ser que este no vea problemas serios donde otro usuario de otra marca si los vea. Es cierto, no se ven Yamaha GTS (por irnos a un modelo veterano y más turístico) con 250.000 km. No así con casi cualquier BMW bóxer o K de primeras generaciones, en las que su dueño pueda pretender alargarle la vida hasta el infinito. Pero, a pesar de haber tenido dos BMW en casa, tampoco me considero «BMWista».

BMW y su gran servicio técnico
Imagen: BMW Motorrad

Japón

¿Defender a cara de perro una BMW? Seguramente no me vea en esa tesitura, pero tampoco lo haré con una Honda. ¿Que son buenas? ¡Claro! Nada nuevo bajo el sol. Pero este dicho, como mencionaba antes de “Honda es Honda”, me resulta bastante gracioso. Quizás se escapa a mi conocimiento, pero al dueño de una Hayabusa no le veo diciendo: “es que Suzuki es Suzuki”. Creo que al igual que con BMW, la fama de calidad de Honda la precede allá donde va. Pero no nos engañemos: un mal mantenimiento, un usuario del tipo «corta encendido de concentración» o un tractorista, que solo mira el nivel del aceite en la aceitera del desayuno, romperá una Honda, una Aprilia y si Rolls Royce hiciera motos, las rompería también. O lo peor: no la romperá y la anunciará en venta diciendo: Honda es Honda. Y el pobre incauto que la compre bajo los clásicos chascarrillos de anuncio como: vendo por no usar, nunca circuito, urge por mili, se llevará un hierro que le dará mil y un problemas. No soy Hondista. Por generalizar, no soy japonesista, a pesar de haber tenido motos de las cuatro marcas japonesas, a lo largo de mi vida.

Grandes acabados en todas las japonesas
Imagen: Yamaha Motor Europe

Harley

Pero con la siguiente marca, no tengo argumentos. Hasta ahora me he pronunciado claramente a favor de no defender con mi vida ninguna marca de motos. Defendería el gusto y el placer que me provoca montar en moto. Pero soy un chico fácil. Me lo paso igual de bien encima de una Vespa que de viaje en BMW, o haciendo curvas con alguna deportiva.  Así que si hablamos de Harley Davidson todas mi conjeturas se van al traste. Respecto si son bonitas o no, no podemos opinar. A mí me gusta un tipo concreto de Harley. Pero los gustos son demasiado subjetivos para cada persona. En cambio, sí podemos opinar respecto sus niveles de acabado o fiabilidad. Y los propietarios de Harley son conscientes de ello, pero les da igual. Las sensaciones que transmiten las hacen únicas, aunque su uso cotidiano sea mucho más delicado. Respecto los acabados, recientemente un amigo cercano gastó una cantidad generosa en una Harley nueva y a la entrega presentaba dos faltas impensables cuando gastas tanto dinero en una moto nueva. He de suponer que el valor histórico de la marca y la autenticidad del producto es lo que hace al «Harlista» ligarse a la marca como si la fuera a heredar. Pero no sé si lo llegaré a sentir en algún momento de mi vida. 

marca motos
Imagen: Harley-Davidson

En definitiva, espero poder seguir montando en moto sin importarme en cual y, lo que creo más relevante: sin importarme en cual van mis compañeros de ruta. Lo importante es disfrutar.

 

Más motos en Motosan.es ? Suscríbete en la campana, ¡Es gratis!

¡COMPARTE EL ARTÍCULO!