Mucha suerte en tu nueva andadura y ves con cuidadado, que desde que el Dakar ya no es un Dakar verdadero, se ha vuelto descafeinado y mucho más peligroso.
Antes primaba la orientación, navegación y consistencia, ahora solo la velocidad a fondo, pero en pedregales y en pistas llenas de socabones y trampas.
Gracias por todo.

Responder