Saltar al contenido
MOTOSAN | MOTOGP, MOTOCICLISMO Y COMPETICIÓN. "Life is Racing"

10 años de Jorge Lorenzo en MotoGP: sus 5 mejores victorias

27 Feb. 18 | 18:00

Jorge Lorenzo cumple una década en MotoGP y en Motosan.es repasamos sus cinco mejores victorias en la categoría reina. ¿Con cuál te quedas?

Por Rubén Gómez (@_rubengomez)

Han pasado ya 10 años desde que un balear asombrara al mundo en la noche de Qatar. Era el estreno del circuito de Losail como carrera nocturna y el debut de Jorge Lorenzo en MotoGP. Lo hacía con la vitola de bicampeón del mundo de 250cc y como la esperanza de Yamaha de encontrar un relevo ganador a la era Valentino Rossi. Ese fin de semana, logró la pole en su primera sesión clasificatoria -emulando lo que lograra Max Biaggi en 1998- y sólo Casey Stoner, por entonces vigente campeón, le batió en carrera. (Foto: Yamaha)

10 años después, Jorge Lorenzo es un piloto y una persona completamente distinta. Dentro de las pistas, es mucho más sensato, fino y calculador que por entonces. Mantiene la mentalidad ganadora que le ha llevado a ganar tres Mundiales de la clase reina, pero tiene la tranquilidad de que poco o nada le queda por demostrar al mundo. Fuera de las pistas, ya no es aquel joven rebelde que se las tenía con Pedrosa -y eso que es difícil llevarse mal con Dani- y ahora incluso ha llegado a poner buena cara en las celebraciones de las victorias de Andrea Dovizioso en Ducati.

En esta década entre los mejores, Lorenzo ha conseguido tres títulos, 44 victorias y 39 poles. Pero de lo que más se enorgullece el mallorquín es de haberlos logrado compitiendo con la mejor generación de pilotos de la historia. Rossi, Stoner, Pedrosa e incluso Márquez han sucumbido en alguna temporada ante el esfuerzo, el trabajo, el talento y la fe del 99. Y claro, ahora que están a punto de cumplirse 10 años de su debut en Qatar’2008, es hora de repasar sus mejores triunfos. La selección, en un palmarés tan extenso, no es sencilla, pero allá va. Lorenzo, en cinco momentos.

TE INTERESA VER:
Dan Rossomondo lo tiene claro: "Un poco de picardía nunca viene mal"

Gran Premio de Portugal 2008

“La primera victoria siempre es la más especial”. Es un tópico más que extendido entre pilotos, jefes de equipo, periodistas y aficionados. Pero a veces es verdad. Y el caso de Lorenzo es uno de ellos. Había pasado ya un mes de su debut en Losail. Fue segundo allí, y tercero en Jerez. Pero la ‘traca’ iba a llegar en Estoril, uno de los circuitos que más victorias de Lorenzo ha presenciado. Allí logró su tercera pole en tres carreras, pero ese era su gran día.

lorenzo rossi portugal estoril yamaha 2008
Foto: Yamaha

Rodando en un terceto junto a Rossi y Pedrosa, el balear pasó al ataque a mitad de la carrera. Primero adelantó a Dani -por entonces, archienemigo- y dos vueltas más tarde, en la famosa chicane del circuito luso, a Rossi. El italiano no tuvo respuesta ni ante la maniobra de su compañero de equipo ni frente al posterior ritmo que mostró el mallorquín. No hubo emoción en las últimas vueltas. Era el gran día de Lorenzo y nadie se lo iba a estropear. Primera victoria y primera vez en el liderato del Mundial de MotoGP. Y era sólo su tercera carrera en la máxima cilindrada.

TE INTERESA VER:
Carmelo Ezpeleta: "Ducati es el mejor camino que ha podido tener Márquez"

Gran Premio de España 2010

Ya asentado en la categoría -había sido subcampeón en 2009-, Lorenzo buscaba su primer título de MotoGP. Yamaha pasaba por un extraordinario momento y Rossi veía cómo la oposición del 99 era cada vez más fuerte. Ambos fueron primero y segundo en la carrera inaugural, en Qatar, con victoria del italiano, pero llegó Jerez. El primer punto de inflexión de la temporada. Lorenzo salía segundo, tras un Pedrosa que, después de un invierno difícil y una carrera en Qatar desastrosa, quería reivindicarse en casa. Y así fue: el de Honda salió como un tiro a por la victoria, mientras que Jorge naufragó en la arrancada.

lorenzo pedrosa jerez 2010
Foto: MotoGP.com

Cumplido el primer tercio de carrera, Lorenzo rodaba cuarto (tras Pedrosa, Rossi y Hayden) a casi cuatro segundos del líder. Pero allí comenzó una remontada para el recuerdo: pasó a Hayden y comenzó a recortar décima a décima la diferencia con sus dos principales adversarios. A falta de seis giros, dejó atrás a Valentino en Dry Sack y desató el delirio en la grada. Faltaban muy pocas vueltas y Pedrosa, sólido, seguía a dos segundos de distancia. Pero Lorenzo no se rindió y se lanzó a por el barcelonés. Llegó a su rueda a falta de dos giros y Dani resistió como un jabato hasta que en el último giro el de Honda claudicó. Lorenzo asestó el golpe definitivo con un adelantamiento de nuevo en Dry Sack. Era su primera victoria en Jerez en la clase reina y se colocaba líder del campeonato. No soltaría dicho liderato y cinco meses después alzaría los brazos en Sepang como campeón del mundo.

TE INTERESA VER:
Alberto Puig y el regreso de Márquez: "Si la Honda funciona, la gente quiere venir al equipo"

Gran Premio de Francia 2012

Dos años después, Jorge Lorenzo era el indiscutible líder de Yamaha. Rossi había decidido marcharse a una aventura imposible en Ducati y Ben Spies, su nuevo compañero de equipo, no era rival para el español. Lorenzo sólo tenía que preocuparse de batir a las Honda de Stoner, campeón en 2011, y Pedrosa. Jorge inició la temporada con fuerza, ganando en Qatar y siendo segundo en Jerez y Estoril, ambas detrás de Stoner. Y llegó Le Mans. Y llovía. A Lorenzo nunca le había gustado el agua. De hecho, en 125 y 250 acostumbraba a sufrir en estas condiciones. Y también en sus dos primeros años en MotoGP. Cierto es que ganó en Jerez’2011 en mojado, pero fue por las caídas de varios de sus rivales (Simoncelli, Stoner y Rossi. En Francia’2012 no tuvo rival.

TE INTERESA VER:
Gigi Dall'Igna: "Que Marc Marquez mantenga un perfil bajo es de persona inteligente"
lorenzo yamaha le mans 2012
Foto: Yamaha

Partiendo desde la segunda fila de la parrilla, Lorenzo no tardó en colocarse primero. Pasó a Pedrosa, poleman el día anterior, en las primeras curvas, y se fue directo hacia una victoria incontestable. Mientras Dani sufría con las extremas condiciones y Stoner tenía que sucumbir ante el empuje de Rossi, que le ganó la batalla por el segundo puesto, Lorenzo se llevó un triunfo clave para lograr su segundo título: se colocaba líder, posición que no volvería a abandonar en el resto del año. Esa tarde de mayo, Lorenzo demostró ser un piloto más que preparado para ganar sobre mojado, circunstancia que cambiaría a partir de su accidente en Assen en 2013 y que parece haber recuperado a lomos de la Ducati.

Gran Premio de Gran Bretaña 2013

Un año después y con otro título bajo el bolsillo, los rivales cambiaron. Pedrosa seguía estando ahí, pero no Stoner. El australiano decidió colgar el mono a finales de 2012 y Honda le sustituyó con una joven estrella llamada Marc Márquez. La temporada arrancó como un mano a mano entre Dani y Jorge, pero las lesiones de ambos hicieron que Márquez se estableciera en el liderato en verano. Y comenzó a ganar carreras sin parar. Lorenzo llegó a Silverstone, uno de sus circuitos favoritos, a 44 puntos de Márquez. Si quería aspirar al revalidar la corona, sólo le valía la victoria.

TE INTERESA VER:
Marc Márquez necesita ser el mejor piloto de la historia para ser campeón
lorenzo marquez silverstone 2013
Foto: Yamaha

El mallorquín, que partía segundo tras Márquez, se puso en cabeza desde el inicio. Marcó un ritmo que sólo el de Honda pudo seguir hasta el final. Y Marc, de naturaleza competitiva como ningún otro, olvidó su ventaja en el campeonato y se lanzó a por el triunfo en la última vuelta. Márquez adelantó a Lorenzo en la penúltima curva, pero no cerró bien la trayectoria en el último viraje. Lorenzo, consciente de que una quinta victoria seguida de su rival le dejaba prácticamente sin opciones de Mundial, se tiró al interior. Tocándose ligeramente, Jorge se llevó un triunfo memorable que le hizo meterse en la pelea por el título. Obligó a Márquez a sudar hasta la última cita, en Valencia, pero el triunfo final fue para el joven debutante.

Gran Premio de Valencia 2015

En palabras de Jorge Lorenzo, la mejor victoria de su carrera deportiva. Y es que la situación, el contexto, y los rivales, elevan a un más allá este triunfo. Corría el año 2015 y, con Márquez viviendo su ‘vía crucis’ en una Honda poco dócil, Lorenzo y Rossi se jugaban el título durante toda la temporada. Hasta llegar a la última carrera, en la que el italiano partía con 7 puntos de ventaja sobre el español. Eso sí: el incidente con Márquez en Sepang obligaba a Rossi a salir último en Cheste. Lorenzo, por su parte, logró una pole incontestable el sábado y sólo las Honda de Márquez y Pedrosa podían evitar su tercer título de MotoGP.

TE INTERESA VER:
Gigi Dall'Igna: "Que Marc Marquez mantenga un perfil bajo es de persona inteligente"
lorenzo valencia yamaha 2015
Foto: Yamaha

Como estaba previsto, Rossi remontó, pero sólo hasta el cuarto puesto. Era imposible que hiciera más saliendo desde la última posición. El único obstáculo entre Lorenzo y el título eran las Honda. Durante la primera mitad de la carrera, Lorenzo marcó un ritmo que sólo Márquez podía seguir, aparentemente con comodidad. Pero en las últimas vueltas, los neumáticos de Jorge comenzaron a sufrir y Pedrosa, que había gestionado muy bien la prueba, se lanzó a por el triunfo. Fue entonces cuando el título de Lorenzo peligró, pues un tercer puesto del balear le daba el décimo Mundial a Rossi. Pero la historia -polémica para muchos- fue clara: Márquez no intentó, o no tuvo la oportunidad de ello, pasar a Lorenzo, pero sí se defendió del ataque de un encendido Pedrosa, que buscaba la victoria. Esto supuso una bocanada de aire para el 99, que llegó a la meta primero, alzó los brazos y se proclamó campeón del mundo por quinta vez, tercera en MotoGP.

¿Quieres conocer las últimas novedades sobre Marc Márquez?